Trump planea acelerar deportaciones de jóvenes indocumentados

Miles de menores centroamericanos serían afectados
Trump planea acelerar deportaciones de jóvenes indocumentados
Tras la llegada del presidente Trump, más personas han participado en protestas a favor de inmigrantes.

Según un nuevo reporte de McClatchy DC, la administración de Donald Trump está considerando la posibilidad de una nueva política que aceleraría la deportación de miles de adolescentes centroamericanos que llegaron a la frontera sur de Estados Unidos sin la compañía de adultos.

Bajo la propuesta que está barajando el gobierno los adolescentes que llegaron a EEUU después de huir de Centroamérica serían deportados al cumplir los 18 años.

El proceso de vía rápida o deportación express les permitiría a las autoridades migratorias deportar a los jóvenes indocumentados sin la necesidad de llevarlos ante un juez de inmigración.

Según reportes oficiales en los últimos cinco años más de 100,000 menores sin compañía han llegado a los EEUU provenientes de Centroamérica, escapando de la violencia y la pobreza de la región.

De acuerdo con el informe de McClatchy DC la mayoría de los menores de edad, estaban entre los 15 y 17 cuando llegaron a los Estados Unidos. Muchos de esos adolescentes ya tienen o pronto cumplirán los 18 años, lo que significa que se verían afectados por la política que el gobierno de Donald Trump está barajando.

Según los informes, la propuesta se está elaborando entre el departamento de Seguridad Nacional y el Departamento de Justicia.

El Departamento de Justicia está tratando de evitar la creación de un nuevo estado de protección para otro grupo de inmigrantes como sucedió con  DACA, el cual fue eliminado gradualmente por el presidente Trump hace una semana.

De acuerdo con una medida de 2008, los menores de Canadá y México que llegan a la frontera con Estados Unidos son deportados de inmediato y enviados de regreso a su país de origen. Pero una política similar no está en curso para hacer frente a los menores provenientes de Centroamérica.

Por su parte el Departamento de Seguridad Nacional se negó a comentar sobre este proyecto.