Senado confirma a Lee Francis Cissna como nuevo director de USCIS

Cissna atacó que los “Dreamers” y también se opuso a que los niños centroamericanos no acompañados pudiesen obtener protección en EEUU
Senado confirma a Lee Francis Cissna como nuevo director de USCIS
El nuevo director de USCIS quiere deportar a todos

WASHINGTON.- El Senado confirmó este jueves a Lee Francis Cissna como próximo director de la Oficina de Servicios de Inmigración y Ciudadanía (USCIS), pese a la oposición de buena parte de los  líderes demócratas y grupos pro-inmigrantes en el país.

La votación en el pleno del Senado fue de 54 a favor y 43 en contra. USCIS no ha precisado fecha para cuándo Cissna prestará juramento al cargo.

Cuatro senadores demócratas, en peligro de perder la reelección en 2018, votaron a favor de Cissna: Joe Manchin, de Virginia Occidental; Heidi Heitkamp, de Dakota del Norte; Claire McCaskill, de Missouri, y Joe Donelly, de Indiana.

Cissna, considerado un “halcón” respecto a la aplicación de “mano dura” contra los inmigrantes indocumentados, fue nominado al cargo por el presidente Donald Trump en abril pasado, generando elogios de grupos conservadores y “anti-inmigrantes”, y el rechazo de grupos cívicos y progresistas en todo el país.

Durante su audiencia de confirmación ante el Comité Judicial del Senado en mayo pasado, Cissna se comprometió a hacer cumplir las polémicas órdenes ejecutivas que emitió Trump en enero pasado contra la población inmigrante, incluyendo la veda de inmigrantes de países musulmanes.

Pese a las numerosas preguntas de los senadores de ambos partidos, Cissna ofreció pocos detalles sobre sus posiciones en torno a polémicos programas de visas temporales, como “H-1B”, “H-2B” o “EB5”, y tampoco explicó su plan para liderar reformas en la administración de los servicios migratorios.

Dos meses después, el senador republicano por Carolina del Norte, Thom Tillis, había amenazado con frenar el voto de Cissna si el Departamento de Seguridad Nacional no elevaba el límite anual de visas no agrícolas “H-2B” para “trabajadores huéspedes” en el año fiscal en curso.

Cediendo a las presiones, el entonces secretario de Seguridad Nacional, John Kelly, autorizó 15,000 visas “H-2B” adicionales, por encima del tope anual de 66,000 para el año fiscal 2017.

En junio pasado, el Comité Judicial aprobó de forma preliminar la confirmación de Cissna, pero entonces UnidosUS (antes NCLR) expresó una “profunda preocupación”  por que Cissna carece de experiencia gerencial y ayudaría a moldear políticas que “perjudican a millones de familias estadounidenses”.

Más de 300 grupos cívicos firmaron una carta instando al Senado a que no confirmara a Cissna.

Cissna dio “asistencia técnica” en septiembre de 2016 al equipo de transición de Trump, ayudando a elaborar las políticas migratorias extremas que ahora están en marcha, según la agrupación.

Según un informe reciente de ProPublica, Cissna prestó servicio como asesor del senador republicano por Iowa, Chuck Grassley, desde donde atacó constantemente a USCIS, la agencia que ahora debe liderar.

En concreto, Cissna atacó que los “Dreamers” amparados al programa de “acción diferida” (DACA) de 2012 pudiesen obtener permisos de viaje fuera del país, y también se opuso a que los niños centroamericanos no acompañados pudiesen obtener protección en EEUU.

Pero el presidente del Comité Judicial de la Cámara de Representantes, el republicano Bob Goodlatte, afirmó que Cissna es “particularmente calificado” para dirigir USCIS, agencia encargada de administrar el sistema de visas, los alivios migratorios y los trámites de ciudadanía.

“El sr. Cissna ha dedicado su carrera a mejorar las leyes de inmigración de nuestra nación y resguardar nuestras fronteras, y confío en que su liderazgo en USCIS preservará nuestra historia como nación de inmigración, y ayudará a restaurar la integridad de nuestro sistema migratorio”, aseguró Goodlatte.