Intentan detener la nueva veda de viajes antes que entre en vigor la próxima semana

Una coalición de estados, que incluye a California, presenta nueva demanda contra la tercera veda de viajes del gobierno de Trump a nacionales de ocho países y argumentan un daño irreparable a sus estados si esta se aplica.
Intentan detener la nueva veda de viajes antes que entre en vigor la próxima semana
El fiscal general del estado de California, Xavier Becerra, es parte de una demanda de estados contra la nueva veda (Foto archivo)

Esta semana, la Corte Suprema de Justicia anuló una de las demandas legales contra la veda de viajes impuesta por el gobierno de Donald Trump a visitantes de varios países musulmanes, impulsando a sus partidarios a cantar victoria.

No tan rápido, alertan los procuradores de justicia de California y otros cinco estados de la nación al presentar un nuevo desafío legal a la más reciente versión de la veda, el tercer intento del gobierno desde principios de este año para crear una política de “seguridad” que afectará principalmente a musulmanes.

Esta versión es la más peligrosa y dañina, alegan los procuradores, porque no es temporal como las otras dos, sino permanente, y afecta, potencialmente, a cientos cincuenta millones de personas, incluyendo estudiantes, turistas, y empresarios.

Este jueves, los seis procuradores pidieron a un tribunal que vuelva a prohibir su implementación, como lo hicieron con las dos anteriores, alegando que va contra la ley y la constitución.

A pesar que el gobierno de Trump agregó a dos países no musulmanes -Corea del Norte y Venezuela- a la lista de naciones afectadas, los demandantes siguen argumentando que la principal motivación de la medida no es la seguridad nacional, sino el odio hacia la religión musulmana.

“Las cortes han rechazado varias versiones de esta veda anti musulmana y discriminatoria”, dijo el procurador de California Xavier Becerra. “Aún así, este gobierno continúa jugando con las vidas de miles de personas que trabajan, van a la universidad aquí, siguen las reglas y han ayudado a nuestro estado a convertirse en la sexta economía del mundo”.

Becerra agregó que la veda no responde a medidas de seguridad sino está enraizada en “el temor y el prejuicio”y agrega que los países que los ciudadanos de los países que el gobierno de Trump ha señalado como “inseguros”, “no han cometido un ataque terrorista contra Estados Unidos en décadas”. 

Expertos apuntan que la inclusión de Norcorea y Venezuela tiene un alcance pírrico, ya que Estados Unidos apenas dio cien visas a Corea del Norte el pasado año y en el caso de Venezuela solo se aplica a personeros del gobierno y sus familiares.

La de los procuradores es la tercera demanda relativa a la más reciente versión de la veda de viajes contra nacionales de ciertos países, impuesta por el gobierno de Trump.

En este caso, los estados alegan que sus entidades sufrirán un daño directo, particularmente a sus economías, sus universidades y su industria turística, aparte de ser inconsecuentes con la ley y la constitución.

La versión anterior de la veda era temporal y afectaba a seis países de mayoría musulmana. La misma fue substituida por la proclama del pasado 24 de Septiembre, que anunció restricciones indefinidas a los viajeros de Irán, Libia, Somalia, Siria y Yemen, y añadió la inclusión de Chad, Corea del Norte y Venezuela a la lista. En el caso de Venezuela, se trata únicamente de prohibir los viajes a personeros del gobierno y sus familiares.

La nueva medida entra en vigor el 18 de este mes si las cortes no intervienen.

Otra demanda , presentada por la comunidad iraní, señala que las dos terceras partes de los afectados por las nuevas medidas serán iraníes, a pesar que ningún iraní ha acarreado un ataque terrorista contra Estados Unidos en los últimos cuarenta años.