¿Puede una tormenta magnética afectar a la salud?

El Centro Meteorológico de Rusia registró actividad de una tormenta que afectaría a la Tierra hasta el domingo
¿Puede una tormenta magnética afectar a la salud?
Una tormenta magnética causa una aurora boreal en Noruega. Wikimedia Commons

El Centro Meteorológico de Rusia pronosticó hoy que una tormenta magnética podría producir alteraciones en el campo magnético terrestre hasta el domingo.

El fenómeno podría provocar fallas en dispositivos electrónicos, incluidos equipos de navegación y de telecomunicaciones. Pero ¿podría afectar también a la salud?

Los sonidos que se producen con las auroras forman parte de la cultura oral de los pobladores del ártico. OLIVIER MORIN/AFP

Según investigadores de la universidad de Tomsk, Rusia, las tormentas magnéticas afectan los sentidos. Los científicos estudiaron el impacto de las tormentas en la audición y la vista de 60 individuos de varias edades y concluyeron que, en períodos de tormentas magnéticas fuertes, las dos capacidades se ven negativamente afectadas.

“Lo que quedó claro en la investigación es que, durante tormentas magnéticas de intensidad alta, el tiempo de reacción en los casos estudiados se alargaba. Es decir, las reacciones de las personas ante estímulos sonoros o visuales se retardaban”, dijo la especialista en Física Yulia Afanasyeva, una de los investigadores del estudio, que se publicó el año pasado.

Según investigadores de la universidad de Tomsk, Rusia, las tormentas magnéticas afectan los sentidos. Los científicos estudiaron el impacto de las tormentas en la audición y la vista de 60 individuos de varias edades y concluyeron que, en períodos de tormentas magnéticas fuertes, las dos capacidades se ven negativamente afectadas.

“Lo que quedó claro en la investigación es que, durante tormentas magnéticas de intensidad alta, el tiempo de reacción en los casos estudiados se alargaba. Es decir, las reacciones de las personas ante estímulos sonoros o visuales se retardaban”, dijo la especialista en Física Yulia Afanasyeva, una de los investigadores del estudio, que se publicó el año pasado.

La aurora boreal es uno de efectos de las tormentas solares. Getty Images

La manera en que la tormenta afectaba a los individuos que participaron de la investigación variaba de acuerdo a la edad: a mayor edad, mayor incidencia.

Según los investigadores, este “retardo del tiempo de reacción” puede impactar en cuestiones como un aumento en los accidentes de tránsito, por ejemplo.

Según el estudio, las tormentas magnéticas afectan la actividad bioeléctrica del cerebro. Las personas no perciben estos cambios, pero los impulsos eléctricos que transmiten señales en el cerebro entre las neuronas se ven afectados.

Además, otro estudio, publicado en 2014 en Estados Unidos, concluyó que las tormentas magnéticas están relacionadas con un aumento en el riesgo de padecer un ataque cardíaco.

“Más ataques cardíacos son registrados cuando hay tormentas magnéticas en actividad”, indicó un estudio de científicos de Nueva Zelanda. El aumento es de hasta un 20%.

El estudio se basó en 11 mil casos de personas que viven en países de Europa, Australia y Nueva Zelanda.

“Los resultados nos sorprendieron”, dijo a Reuters Valery L. Feigin, uno de los autores de la investigación. Los investigadores, sin embargo, no están seguros de cómo es que las tormentas están relacionadas con el aumento en paros cardíacos.

¿Qué es una tormenta magnética?

La National Aeronautics and Space Agency de Estados Unidos (Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio, NASA) explica que el “clima espacial” está determinado por los eventos y fenómenos que ocurren en torno al Sol, como el “viento” que desprende, los flujos de plasma y las cargas magnéticas, que tienen impacto en la Tierra (y en el resto del sistema).

“Nuestro Sol nos da más que un flujo constante de calor y luz. El Sol baña regularmente la Tierra y el resto de nuestro sistema solar con energía en forma de luz y partículas con carga eléctrica y los campos magnéticos”, explica la NASA.

Muchas veces el “clima espacial” (cualquier tipo de impacto en la Tierra y en los sistemas y dispositivos humanos) viene de una “llamarada solar”, que es un estallido intenso de radiación que se origina de la liberación de energía magnética, normalmente asociada a las manchas solares.

Una tormenta solar afecta a la Tierra. Gráfico: NASA

Una tormenta solar tiene la capacidad de interrumpir las comunicaciones satelitales, lo que puede afectar las señales telefónicas, de televisión, de internet, los sistemas de posicionamiento global (GPS) y la señal de radio de alta frecuencia.

Es en los polos donde se concentra la mayor parte de estas partículas, donde pueden tener efectos vistosos: las auroras boreales que se pueden apreciar en algunos puntos cercanos al Polo Norte y las raras auroras australes que llegan a ocurrir en el sur.