Los archivos secretos del asesinato de Kennedy que Trump no pudo revelar

El presidente tuvo que ceder a las presiones de la CIA y el FBI
Los archivos secretos del asesinato de Kennedy que Trump no pudo revelar
El presidente Trump cedió a no publicar por ahora decenas de archivos.
Foto: Getty Images

WASHINGTON – El presidente Donald Trump quería hacer públicos todos los documentos relacionados con la investigación sobre el asesinato de John F. Kennedy, pero tuvo una fuerte presión con las agencias de Inteligencia, especialmente con la CIA y el FBI, para dejar algunos como “clasificados”.

Lo único que lograron los expertos fue que el presidente Trump aceptara dar hasta el 28 de abril de 2018 para que se liberen todos los archivos.

El mandatario aceptó retener algunos de los registros que contenían referencias a fuentes y a métodos delicados utilizados por la comunidad de Inteligencia, así como datos que podrían podría dañar los intereses de la política exterior estadounidense, confirmaron fuentes de la Casa Blanca a The Telegraph.

Durante el periodo de gracia, las agencias deberán revisar exhaustivamente la información, tras lo cual determinarán qué se puede hacer público, es decir, aún cuando se liberen los archivos, no todo podría darse a conocer.

Este domingo, el presidente Trump prometió publicar “todos” los documentos restantes, para garantizar “la transparencia” y “acabar” con cualquier teoría de la conspiración sobre el suceso.

“Tras una estricta consulta con el general (y jefe de gabinete de la Casa Blanca, John) Kelly, la CIA y otras Agencias, publicaré TODOS los #ArchivosdeJFK exceptuando los nombres y direcciones de cualquier persona mencionada que aún esté viva”, tuiteó Trump.

“Hago esto por razones de divulgación completa, transparencia y para acabar con todas y cada una de las teorías de la conspiración” sobre quién mató a Kennedy, agregó.

Trump ya había tuiteado el viernes una imagen con el mismo texto que incluyó hoy en sus mensajes de Twitter, pero pareció querer aumentar la repercusión de su anuncio con nuevos tuits en su formato habitual.

El jueves, Trump autorizó que los Archivos Nacionales divulgaran 2,891 documentos hasta entonces inéditos sobre el hito histórico, pero decidió retener algunos de ellos debido a lo que fuentes oficiales describieron como presiones de la CIA y el FBI.

“No tengo otra opción, hoy, que aceptar esas censuras en lugar de permitir un daño potencialmente irreversible a la seguridad de nuestra nación”, afirmó Trump en un memorando el jueves.

Trump ha coqueteado desde hace años con teorías de la conspiración: fue él quien especuló con que el expresidente Barack Obama podía no haber nacido en Estados Unidos, y durante las primarias republicanas de 2016, llegó a sugerir que el padre del senador Ted Cruz tuvo algo que ver con Oswald.

Por eso, el mandatario no se quedó satisfecho con la insistencia de sus agencias en mantener algunos materiales secretos, y decidió darles más tiempo para revisarlos con la idea de publicar más documentos, aunque la Casa Blanca no ha dado un plazo de tiempo claro para la próxima divulgación.

Con información de EFE