A la caza de Caro Quintero por ocupar el lugar de “El Chapo”

El legendario narcotráficante se encuentra prófugo de la justicia desde 2015
A la caza de Caro Quintero por ocupar el lugar de “El Chapo”
Rafael Caro Quintero. Foto Arcivo
Foto: Archivo

MEXICO – El gobierno mexicano volteo a ver nuevamente al afamado y veterano capo de la droga, Rafael Caro Quintero, luego de que la Agencia Antidroga de Estados Unidos, lo ubicara en su más reciente informe como uno de los pilares del cártel de Sinaloa resuelto a pelear por la frontera frente organizaciones que crecieron en el presente sexenio como el cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

“Estamos trabajando en él como uno de los objetivos’’, declaró Manelich Castilla, comisionado de la Policía Federal, luego de algunas críticas sobre el hecho de que Caro Quintero, prófugo de la justicia desde 2015, no se encuentra oficialmente en la lista de los 122 objetivos prioritarios  de la corporación. 

“Cuando se hizo la lista  él estaba todavía en prisión’’, dijo.

De acuerdo con el informe de la DEA, el narcotraficante que estuvo 28 años preso por el asesinato de su agente, Enrique Camarena, quien se infiltró en los años 80 en la organización hasta descubrir y delatar uno de los más grandes plantíos de marihuana de la historia donde trabajaban miles de campesinos, volvió a las andadas.

“La DEA jamás ha olvidado el asesinato de Camarena ni perdonará a Caro Quintero por ese crimen, como tampoco jamás ha dejado de insistir en que Caro debe ser extraditado a los Estados Unidos, más aún cuando el narcotraficante fue dejado sorpresivamente en libertad en el 2013“, observó el analista Jorge Fernández.

Según la DEA, después de salir del penal de Puente Grande, Jalisco, a hurtadillas, por la noche, gracias a una cuestionada decisión de un juez,  ahora Caro Quintero estaría encabezando operaciones de tráfico de estupefacientes junto con Ismael Zambada por la frontera entre Sonora y Arizona y buscaría abrirse un camino entre Ciudad Juárez y Texas, donde el CJNG opera a sus anchas a la par del Cartel de Juárez.

El año pasado, el fiscal general de Chihuahua advirtió sobre sospechas de que Caro Quintero, quien inició su carrera delictiva hace décadas como fundador del extinto cartel de Guadalajara, estaría operando en la zona a favor del Cartel de Sinaloa. “Pretende venir para acá“, dijo.

En una entrevista  con la revista Proceso desde su escondite, el capo negó todas las acusaciones en su contra -incluso la del Departamento del Tesoro que puso a su ex pareja Diana Espinoza en la lista negra por lavado de dinero- y dijo que ahora en libertad, solo aspiraba “a tener paz“.