Cuidado con bañarte más de la cuenta

La Dra. Alicia Barba explica por qué hay que reducir el número de duchas que acostumbras darte
Cuidado con bañarte más de la cuenta
Nuestra cultura hace un énfasis en la higiene que resulta negativo para la salud de la piel./Shutterstock

El otoño, o más bien las bajas temperaturas que esta temporada trae, puede ser sinónimo de picazón en la piel. Y aún más, ese baño de agua caliente que se siente tan bien en los días fríos puede ser una de las causas principales de tal molestia.

“Me doy cuenta del cambio de la temporada porque me llegan muchos pacientes con picazón en la piel, especialmente en la parte lateral de la espalda. ¿Y sabes por qué?, porque allí es que les pega más el agua cuando se están bañando y es un área donde no se ponen crema”, explica la Dra. Alicia Barba., dermatóloga y vocera de Dove.

La dermatitis por resequedad es una constante tanto en hombres como en mujeres, explica la especialista, quien está de acuerdo con otros expertos quienes aseguran que el exceso de limpieza es una de las causantes.

“Tenemos una cultura de demasiada higiene y hay estudios que aseguran que por eso es que sufrimos de tantas dermatitis atópicas. En otras culturas donde el baño diario no es costumbre, se presentan menos casos porque no se están afectando el sistema inmunológico que reacciona diferente contra las bacterias de la piel”, acota la Dra. Barba.

El agua y los jabones no permiten reemplazar a tiempo todos los lípidos y proteínas que la piel necesita para mantener una barrera saludable, causando  resequedad que incluso puede abrir puertas a los gérmenes.

“En Miami hay una dermatóloga que le dice a sus pacientes que no se bañen, cuando tienen furúnculos, acné, dermatitis u otras enfermedades, porque ella tiene la teoría de que no le damos al sistema tiempo para regularse”, cuenta la vocera de Dove. “Pero la verdad es muy difícil pedirles a las personas que no se bañen, por nuestra cultura, sin embargo yo si les recomiendo reducir el tiempo debajo de la ducha”.

La rutina ideal, según Barba, consiste en ducharse muy rápido con productos limpiadores suaves, y tener contacto mínimo con el agua. Cuando te lavas el cabello, por ejemplo, es bueno cerrar el grifo mientras usas el champú y el acondicionador. El agua debe ser tibia en lugar de caliente, no importa cuán fríos sean los días.

“Hay que bañarse una vez al día máximo, e incluso cada dos días es aún mejor. Si vas al gimnasio o haces ejercicio, una ducha rápida o  el llamado “baño vaquero” es suficiente para limpiar las áreas que más nos sudan”, asegura.

Y no te olvides de aplicarte una buena crema humectacte, que puedes poner hasta dos veces al día en las zonas que tienden a resecarse,  desde los talones hasta las axilas, que son zonas que se ven igual de afectadas.

“Me gustan las cremas que tienen petrolato, que ahora las hacen con diferentes fórmulas para que no se sientan tan pesadas. También las que tienen ácidos glicólicos, hilaurónicos, lácticos, seramides o lípidos, que son muy buenas para humectar y crear una barrera para no perder la humedad natural”, agrega la dermatóloga.

La dermatóloga Alicia Barba, vocera de Dove, recomienda reducir la cantidad de duchas que se toman a la semana y humectar todo el cuerpo, desde los talones hasta las axilas./Cortesía

Trucos para cuidar tu piel durante los meses fríos

La Dra. Alicia Barba comparte además los siguientes consejos:

 Ten cuidado con la exfoliación intensa.

Exfoliación intensa o áspera puede eliminar los aceites esenciales de la piel, causando brotes o acné en los meses más fríos y secos. Una idea equivocada es que el restregar diariamente las células muertas de la piel la va a mejorar, porque en realidad la está deshidratando.

Invierte en un limpiador hidratante.

La piel seca no es solamente incomoda, pero también puede causar problemas como el eczema, la psoriasis o picazón fuerte. Una exfoliación suave siempre debe ser acompañada de una buena hidratación. Usa un limpiador que hidrata las células de la piel que han sido removidas para evitar estas condiciones.

Cuida tus axilas.

La piel debajo de los brazos es sensible y es un área que no se puede olvidar. La textura y tipo de tela en chaquetas, ropa interior y camisetas pueden irritar la piel. Por debajo de todas esas capas, se necesita un producto que te hidrate y a la misma vez te proteja. Dove Advanced Care Antiperspirant esta formulado con NutriumMoisture, diseñado para ayudar a que la piel retenga su equilibrio de humedad.

Vete a dormir sintiendo un poco de grasa en la piel

La hora de dormir es el mejor momento para hidratar tu piel. Si estás tratando de disminuir la descomposición del colágeno, te invito a que consideres estos tres pasos antes de dormir: 1. Lava tu cara. 2. Aplica un retinol 3. Hidrata.

Usa protector solar 

Ya se fue la temporada de los bikinis y trajes de baño, pero no dejes de usar tu protector solar inmediatamente después de tu hidratante. Considera cambiarte a un protector solar con un humectacte incorporado, que es un poco más rico que el que usas durante el verano. Los rayos del sol que son peligrosos no se desparecen en el clima frío.

Comienza a reparar tu pigmentación con un peeling facial suave

Muchas mujeres se preocupan por problemas de pigmentación después del verano porque han notado manchas por estar expuestas al sol. De hecho, el otoño no es el tiempo para un peel químico áspero el cual te puede dejar la piel vulnerable y expuesta a los elementos, es preferible uno suave para remover esas manchas oscuras y exfoliar la piel suavemente.