Julián Gil: ¿Podrá ver a su hijo este sábado?

Te contamos qué está sucediendo
Julián Gil: ¿Podrá ver a su hijo este sábado?
Julián Gil junto a Matías
Foto: Instagram

Según lo que dictaminó el juez que tiene a cargo la causa de la manutención y custodia de Matías, a Julián  Gil le tocaría ver a su hijo este próximo sábado fuera del juzgado, durante 4 horas… Pero, ¿podrá esta vez compartir con el bebé que tuvo junto a Marjorie de Sousa?

La respuesta es “NO”. Recordemos que hace dos sábados Julián se quedó esperando a su hijo, que nunca llegó, pues la abogada de Marjorie sorpresivamente interpuso un amparo para suspender la visita, alegando que no se presentaron a tiempo los nombres de las dos enfermeras que pidieron para Matías, y que un perito dictaminó que el bebé no puede pasar tanto tiempo lejos de su mamá, pues necesita estar cerca para lactar.

Según pudimos investigar, el juez aún no se pronunció con respecto al amparo presentado por de Sousa por lo tanto, aun siguen en suspenso las visitas y Julián no podrá ver tampoco este sábado a su hijo. Lo que llama poderosamente la atención es que este viernes la madre de Marjorie llevó al juzgado a Matías.

Recordemos que antes de que el juez dictaminara que ahora las visitas serían sábado por medio, Julián tenía derecho a ver a Matías los viernes una hora en el juzgado, pero eso quedó caducado con la nueva decisión del magistrado. Sin embargo, Marjorie envió a su madre con el niño a la corte en la que, por supuesto, no estaba Gil pues no estaba supuesto a verlo ni ese día, ni en ese lugar.

Mientras se espera la decisión del juez de si acepta o no el amparo de Marjorie, pudimos saber que esta o la próxima semana Julián Gil cumplirá con lo que prometió hace unos días, al llegar al aeropuerto de México, de tomar acciones. “Que se abrochen los cinturones que estoy hay que pararlo”, dijo en esa oportunidad.

¿De qué se trataría? De una serie de denuncias de lo que aún el actor y empresario no habría revelado hasta ahora. Habrá que esperar cómo sigue esta historia que parece ponerse cada día peor.