‘Los únicos culpables de un cierre del gobierno serían los republicanos’, dice fiscal general de California, Xavier Becerra

Lo que ocurra en California, pasa en la nación, aunque a veces tome un poquito de tiempo

Guía de Regalos

‘Los únicos culpables de un cierre del gobierno serían los republicanos’, dice fiscal general de California, Xavier Becerra
El fiscal general de California, Xavier Becerra, advierte sobre posible cierre de gobierno por culpa de republicanos. Foto: María Peña/Impremedia

WASHINGTON— El fiscal general de California, Xavier Becerra, afirmó este miércoles en Washington que los “Dreamers” tienen “agallas” para luchar por su futuro y que los únicos responsables de un posible cierre del gobierno no son los demócratas, como insiste el presidente Donald Trump, si no los republicanos que controlan el Congreso.

Durante una presentación en el Club Nacional de Prensa (NPC),  Becerra ofreció un balance de sus 10 meses en el cargo que estuvo dominada por asuntos como la lucha por los “Dreamers”, las protecciones ambientales, y las diversas demandas del estado de California contra la Administración Trump.

Respecto a las presiones de los “Dreamers” por la aprobación de un “Dream Act” sin ataduras que les permita la legalización,  Becerra rechazó enérgicamente que éstos carguen con la culpa de un posible cierre del gobierno si no se incluye la medida en la ley de gastos que el Congreso debe aprobar a más tardar el próximo viernes.

“Los únicos que tienen culpa de un cierre del gobierno son los congresistas que no consiguen los votos necesarios (para la ley de gastos),  y los únicos que pueden conseguir los votos son la mayoría, porque cuando uno está en la minoría, por definición no tiene los votos necesarios”, explicó Becerra a los periodistas al concluir su presentación.

“Poner la culpa en los que no tienen los votos para pasar (aprobar) un proyecto de ley es no entender la democracia”, y si un político dice defender a una población en particular, “que lo enseñe con su voto, con sus acciones”, enfatizó.

Momentos después de sus declaraciones, Trump dijo a los periodistas en la Casa Blanca que podría haber un cierre del gobierno el próximo sábado, y de nuevo culpó a los demócratas de querer provocar un cierre del gobierno.

“Podría ocurrir. Los demócratas en realidad están viendo algo que es muy peligroso para nuestro país. Están viendo cómo cerrar” el gobierno, afirmó Trump, quien criticó la exigencia demócrata de que la ley de gastos incluya el “Dream Act”.

Trump prevé reunirse con los principales líderes demócratas y repubilcanos de ambas cámaras del Congreso mañana para continuar negociando una solución consensuada.

El Congreso tiene hasta la medianoche del próximo viernes para aprobar una ley de gastos que mantenga en pie las operaciones de la burocracia federal, pero ambos partidos no se ponen de acuerdo sobre el alcance de la medida.

Los republicanos controlan ambas cámaras del Congreso pero necesitarán apoyo de la oposición para aprobar la ley: en la Cámara de Representantes se requieren 218 votos, y en el Senado, al menos 51.

Al respecto, Becerra señaló que los “Dreamers” tienen “agallas” por luchar por su futuro y están haciendo lo que otros segmentos de la población hacen en una democracia: “abogando por sus posiciones” y ejerciendo presión ante la clase política.

Becerra ha presentado una demanda  contra la Administración Trump para restablecer el programa de “acción diferida” (DACA) de 2012, que ha amparado de la deportación a cerca de 800,000 jóvenes indocumentados, de los cuales más de 200,000 viven en California.

Trump ordenó la eliminación gradual de “DACA” en septiembre pasado, y ha dado plazo al Congreso hasta el 5 de marzo de 2018 para encontrar una solución legislativa permanente.

Sin una solución a la vista, los “Dreamers” volverán a la clandestinidad una vez que venzan sus permisos.

Becerra nuevamente criticó las acciones de la Administración Trump contra los inmigrantes, ante el continuo desmantelamiento del programa de “Estatus de Protección Temporal” (TPS).

Si los más de 320,000 “tepesianos” son eventualmente deportados, como amenaza la Administración,  tendría que cargar con sus hijos –unos 273,000 según cifras oficiales-, o dejarlos huérfanos en este país, advierten activistas.

Preguntado sobre qué pasos tomará California para prevenir eso, Becerra fue contundente: “buscaremos  cualquier medio para tratar de defender a la gente de nuestro estado, (porque) quedar huérfano de repente simplemente porque tenemos una Administración que no sopesa cómo debe ser la realidad, no significa que tengamos que consentirlo”.

Por lo demás, Becerra describió como una “montaña rusa” sus 10 meses como fiscal general pero defendió las demandas de California contra la Administración porque, a su juicio, tienen el propósito de ser “incluyentes”, mientras el gobierno federal toma medidas de “exclusión”.

Agregó que, respecto a las luchas por los inmigrantes, California “ya vio esa película” con la “Propuesta 187”, y ha demostrado ser uno de los estados más progresistas del país.

“Lo que ocurra en California, pasa en la nación, aunque a veces tome un poquito de tiempo”, argumentó el fiscal general.