Guía de buenos propósitos financieros para el nuevo año

Rebajar la deuda ahora que suben las tasas y ahorrar de forma automática son estrategias a poner en la agenda de 2018
Guía de buenos propósitos financieros para el nuevo año
Cuando prepare objetivos para el año, no olvide los financieros. /Shutterstock
Foto: Shutterstock

La entrada del año se celebra en muy buena medida para dejarse llevar por un sentimiento de refrescante renovación. Hay quien se plantea buscar un trabajo nuevo, empezar a ir al gimnasio, hacer dieta, ir a la biblioteca más a menudo, cocinar más en casa, no fumar más, dejar de pagar el gimnasio al que no se ha ido desde el año pasado…. Las listas de buenos propósitos pueden llegar por muchos lados pero en estas páginas les proponemos aquellos que afectan a su bolsillo.

Hemos preguntado a varios asesores financieros por dónde empezar a planificarse mejor para 2018 y esto es lo que nos han dicho.

Deudas

Elaine King, sugiere que es un buen momento para plantearse pagar las deudas que cuestan más dinero porque tienen una elevada tasa de interés. Las deudas más caras suelen ser las de las tarjetas de crédito. Esta Planificadora Financiera Certificada (CFA) coincide con Matt Schulz, analista senior de CreditCards.com, para recomendar que se eliminen los balances de las deudas en estas tarjetas, “más aún ahora que las tasas de interés están subiedo”. “Céntrese en rebajar la deuda, 2018 es un gran momento para hacerlo y puede ser tan simple como pagar algo más cada vez que se puede”.

Brittany Castro, embajadora de educación financiera de Chase, está de acuerdo. “La mejor manera de salir de deuda es enfrentarla de una vez”. Castro sugiere hacer una lista de lo que se debe en las tarjetas de crédito, el interés que tiene cada una (si tiene balance en varias) y el pago mínimo. Ella sugiere hacer el esfuerzo y pagar algo más que el mínimo “cada mes a la tarjeta que tenga el interés más alto”.

Schulz y Castro también recomiendan estudiar la posibilidad de transferir balances a tarjetas con tasas introductorias de 0% para ayudar a pagar la deuda más rápidamente y de una forma más barata. Castro sugiere Chase Slate con una tarifa de 0% cuando se transfiere un balance durante los primeros 60 días de la apertura de una cuenta nueva y puede encontrar más ofertas que contemplar en CreditCards.com.

“Cualquier estrategia que se elija, hay que asegurarse de comprometer una fecha límite para hacer seguimiento del proceso y pagar las deudas pronto”, aconseja Castro.

Crédito

La quiebra de seguridad que se produjo este año en el bureau de crédito Equifax y que compromete información financiera y personal de más de la mitad de la población adulta del país ha hecho sonar todas las alarmas. Y seguirán sonando porque esta información no siempre se usa inmediatamente y conviene estar alerta durante mucho tiempo.

“Chequee su reporte crediticio regularmente porque fraudes, mala información o cualquier otra incidencia puede costarle una fortuna”, sugiere Schulz quien recomienda revisar no solo el informe de crédito (que se puede hacer gratis varias veces al año en http://www.freecreditreport.com) sino también las cuentas del banco o las tarjetas. Se trata de buscar pagos que no son necesariamente elevados pero que pueden no ser suyos.

Castro recuerda que el crédito tiene un gran papel en el futuro de cada uno de nosotros y “un tremendo impacto” en la capacidad de lograr ciertas metas de la vida. Desde pedir un crédito, hasta obtener una línea de celular o incluso poder cerrar un contrato de alquiler de vivienda asequible.

Muchos bancos y tarjetas están ofreciendo las gráficas y detalles de la puntuación FICO a sus clientes aunque algunas de ellas llegan con cierto retraso.

Ahorro

“El índice de ahorros por hogar en los EE.UU es alrededor de 3.1%. Esa no es una buena noticia considerando que lo ideal es ahorrar del 15–20% de los ingresos para lograr las metas financieras”, explica Castro. Otro problema es que muchas familias no tienen casi dinero en sus fondos de contingencia para el caso de que tengan que hacer un gasto inesperado.

Esta experta recomienda empezar poco a poco. “Empiece ahorrando el 1% de sus ingresos este año. Si ya esta ahorrando, aumente sus ahorros un 1% hasta que se llegue a 15%–20% de los ingresos”. Tanto ella como Schulz sugieren “hacer ahorros automáticos”. “Se puede acordar con el banco que tome una cierta cantidad de dinero de la cuenta de forma regular para que se desvíe parte del cheque a una cuenta de ahorros y así se evita pensar en ello y en breve se ajusta el gasto al dinero que queda”, explica este experto de CreditCards.com.

La mayor parte de los expertos recuerdan que no se debe ahorrar “lo que sobra” sino destinar una parte de lo que se ingresa al ahorro, como si fuera una factura más a pagar.

King propone poner ese ahorro a trabajar en cuentas que tengan un beneficio doble como “pagar por la educación y ahorrar impuestos en cuentas 529”.

Uno de los ahorros más conveniente es los de ese fondo de contingencia que idealmente debería cubrir los gastos normales de tres a cuatro meses.

Presupuesto

“Es el primer paso que hay que dar”, explica Schultz, si no se sabe cuánto se ingresa y cuánto se gasta “es imposible reducir las deudas o planificar los ahorros y costos”. Hay que saber qué se necesita y como dice Schultz, saber cuánto dinero entra cada mes, por ejemplo, y dónde se va, “te deja los ojos muy abiertos”.

Castro recomienda que cada año se revisen los gastos “y se eliminen los que sobran”. Para quienes viven con lo justo es muy difícil hacer esto pero incluso más importante porque aunque no sobre mucho se sigue teniendo la necesidad de saber dónde van los gastos.

Ingresos

El aumento de salarios ha sido para la mayoría de los trabajadores lo que falta para considerar la recuperación económica un hecho. Los salarios están estancados o, en el mejor de los casos, creciendo apenas al ritmo de la inflación (o subida de precios).

King recomienda invertir algo de tiempo en “generar un ingreso pasivo, un negocio de algo que guste y se pueda rentabilizar”. Si es usted una persona que tiene buena mano con la artesanía considere montar una tienda en Etsy, por ejemplo. En estos momentos, tener una segunda ocupación es algo que la tecnología está permitiendo y que la situación salarial está empujando.

Por otro lado, Castro recomienda no ser tímido/a y pedir un aumento salarial, “un bono o un aumento en tus tarifas año por año”. “Los ingresos son un factor enorme en la creación de la riqueza y se debe aprender a pedir más.

¿Un último consejo? Si tiene más ingresos, ahorre o termine de pagar la deuda.