La mentira sobre Melania Trump en la Casa Blanca

Esta decisión de la Primera Dama generó mucha polémica
La mentira sobre Melania Trump en la Casa Blanca
Melania Trump tuvo que tomar una decisión basada en estudio de expertos.
Foto: ALAIN JOCARD/AFP/Getty Images

La revista Newsweek publicó un artículo en el que afirmó que un histórico árbol de la Casa Blanca sería retirado tras una deliberada decisión tomada por la primera dama Melania Trump.

“Melania Trump ordena la eliminación del árbol de casi 200 años de la Casa Blanca”, tuiteó la revista en referencia al especimen cuya plantación fue ordenada por el presidente Andrew Jackson en 1835, en memoria de su esposa, Rachel, quien murió a los pocos días en que arribó a la residencia oficial.

La realidad es que la Primera Dama ordenó la poda del árbol, después de que especialistas determinaron que era un gran riesgo de seguridad, debido a su edad y al daño que tenían algunas de sus ramas.

Los especialistas del Arboreto Nacional de los Estados Unidos evaluaron, como se demostró con documentos obtenidos por CNN, donde se indica que a pesar de los esfuerzos para preservarlo durante varias décadas, parte el árbol debía ser elimidado.

“La arquitectura general y la estructura del árbol están muy comprometidas y el árbol depende completamente del soporte artificial”, afirma el reporte. “Sin el extenso sistema de cableado, el árbol habría caído hace años. Actualmente, y muy preocupante, el sistema de cableado falla… Es difícil predecir cuándo y cuántos fallarán más”.

Tras el reporte de Newsweek, la portavoz de Melania Trump confirmó que se eliminaría una parte del árbol, no todo.

“La señora Trump revisó personalmente los informes del Arboreto Nacional y habló largamente con su personal sobre explorar cada opción antes de tomar la decisión de eliminar una parte del árbol de magnolia”, dijo Stephanie Grisham. “Después de revisar los informes, ella confió en que se había hecho todo lo posible por preservar el árbol histórico y estaba preocupada por la seguridad de los visitantes y miembros de la prensa, que a menudo están parados frente al árbol durante los ascensos de Marine One”.

La Primera Dama incluso solicitó que se conservara la madera del árbol y se dispusiera si en el futuro existe la posibilidad de plantar una nueva Magnolia en el mismo lugar.