Fuertes caídas en las Bolsas

El Dow Jones se deja más de 830 puntos en su sesión del miércoles
Fuertes caídas en las Bolsas
Desde febrero no se vivía un día de tan grandes pérdidas en las Bolsas./Archivo
Foto: Getty Images

Las Bolsas volvieron a teñirse el miércoles del color rojo de las pérdidas. El muy temperamental Dow Jones (que recoge las valoraciones de 30 empresas y fluctúa mucho) cerró la sesión con más de 830 puntos de caída, es decir un 3.15% menos que el día anterior.

El S&P 500, que se mueve más lentamente también se dejó 94.6 puntos lo que supone una caída del 3.29%. El Nasdaq con más de un 4% en pérdidas registró el peor día desde que en 2016 los británicos decidieran separarse de la UE en referendum.

A las caídas de mitad de semana se añaden las de días precedentes que eliminan, en su conjunto, las ganancias de los últimos tres meses. Mientras el llamado índice del miedo, el VIX, llega a sus niveles más altos desde la primavera. Las cotizaciones que más están sufriendo son las de las empresas de tecnología, que colectivamente se conocen como FANG (Facebook, Amazon, Netflix y Google-Alphabet) y retroceden de cotizaciones máximas.

En la balanza de lo que pesa en contra de los mercados no solo se encuentran argumentos para la corrección tras una larga tendencia a la subida. Además hay que contar con el hecho de que recientemente el FMI ha recortado sus estimaciones de crecimiento mundial de la economía y singularizado no solo la inestabilidad de los países emergentes sino también el daño que la guerra comercial abierta por Donald Trump puede hacer a la economía. Buena parte de las empresas que cotizan en los mayores índices son multinacionales.

Pero la mayor preocupación es el ajuste que se está produciendo en las tasas de interés. La Reserva Federal ha aumentado el precio del dinero por octava vez consecutiva hace dos semanas e indicó que volvería a hacerlo antes de que acabara el año y en 2019. Eso ha dado lugar a una subida de la rentabilidad de los bonos o emisión de deuda que asusta a los mercados porque significa que los costos de pedir prestado serán más caros para unas empresas e inversores que llevan años operando en un ambiente de dinero barato.

Adicionalmente si la rentabilidad de los bonos sube, parte del dinero que normalmente se va a acciones se irá a esta otra inversión.

La subida de tasas estaba más que adelantada y telegrafiada por una Reserva Federal que ha aumentado su transparencia en los últimos años y la subida de la rentabilidad de la deuda es algo natural en una economía tan fuerte como la estadounidense.

El dólar se ha resentido frente a divisas como el euro y la libra inglesa pero no frente al peso mexicano.