6 consejos para evitar el dolor de cuello mientras conduces

Si sufres de dolor de cuello, lo mejor es que no conduzcas para así reducir al máximo la posibilidad de accidentes
6 consejos para evitar el dolor de cuello mientras conduces
Foto: shutterstock

Conducir  puede conllevar a molestias físicas dada la postura que tomamos por varias horas frente al volante. Por eso hoy vamos a repasar el problema del dolor de cuello a causa de la conducción.

6 Consejos para evitar el dolor de cuello

El tortícolis espasmódico es una de las molestias más frecuentes que puede sufrir una persona que conduce, imposibilitándole dicha actividad o hacerla muy difícil de hacer. En orden de que estés libre del dolor de cuello, aquí te presentamos 6 consejos de nuestra parte.

1. No conducir sintiendo molestias

El dolor de cuello impide que la persona se concentre plenamente en lo que está haciendo dado que tiene que minimizar el dolor que está recibiendo.

Si te duele el cuello, abstente de conducir porque no estarás plenamente concentrado y aumentarás más el dolor.

2. Sigue los medicamentos recetados

Consumir los medicamentos que se recetan para quienes sufren del dolor de cuello producen efectos secundarios que comprometen la seguridad del conductor y de los peatones. Si sigues un tratamiento, no conduzcas.

3. Ajustes del asiento

Parte de los movimientos innecesarios que ejecuta un conductor se deben a la posición del asiento del puesto de conductor. En la medida de lo posible, este asiento debe ser alto, cómodo, con un respaldo recto y buen apoyo del salvacuellos.

Dolor de cuello
Foto: Pixabay

4. Ajustar los espejos retrovisores

En orden de evitar los movimientos forzados es necesario también revisar y ajustar  los espejos retrovisores. Así aliviarás tu cuello y los hombros.

5. Recuperación después de cirugía

En el caso en que se requiera una intervención quirúrgica, conducir no es una opción para nada viable. Tienes que esperar a que el proceso de recuperación concluya para posteriormente esperar la autorización del especialista.

6. Ansiedad y estrés

Si te duele el cuello de manera mínima, este dolor puede aumentar o volverse más intenso si experimentas un episodio de ansiedad o de estrés.

Por lo tanto, te recomendamos que te relajes lo más que puedas para así disminuir el dolor de cuello y poder volver nuevamente al volante.