Muerte de Alan García: qué es el escándalo de corrupción de Odebrecht por el que se suicidó

El expresidente peruano fue uno de los políticos latinoamericanos involucrados en el caso Odebrecht, pero no fue el único. El escándalo es considerado uno de los mayores casos de entrega de sobornos en Latinoamérica
Muerte de Alan García: qué es el escándalo de corrupción de Odebrecht por el que se suicidó
Alan García fue uno de los políticos más apoyados en Perú en los últimos años.
Foto: Getty Images

Este miércoles se vivió el episodio más dramático del llamado caso Odebrecht.

El expresidente de Perú Alan García decidió terminar con su vida con un disparo en la cabeza y nada pudieron hacer los médicos que lo atendieron para salvarlo.

La Policía se encontraba rumbo a su vivienda para detenerlo cuando el exmandatario tomó la drástica decisión.

Sin embargo, no es el único capítulo de la política latinoamericana que está relacionado con lo que llaman “la mayor red de sobornos extranjeros en la historia”.

Los dineros ilegales que se atribuyen a la empresa constructora brasileña Odebrecht ocasionaron terremotos políticos en países como Argentina, Brasil, Colombia, Ecuador, México, Venezuela y Perú.

Letrero de Odebrecht

AFP
El escándalo de Odebrecht se extiende por toda Latinoamérica.

Generaron escándalos que alcanzaron muy altas esferas de la política latinoamericana y por ello existen expresidentes, exministros y otras exautoridades en prisión.

La red de sobornos más grande

El Departamento de Estado de Estados Unidos denunció que la firma Odebrecht protagonizó la mayor “red de sobornos en la historia“.

Sucedió después de que un juez brasileño destapara el escándalo en 2014 señalando millonarias cifras de lavado de dinero.

El caso en Brasil fue bautizado en un principio como Lava jato (lavado de auto, en español) debido a que se detectó un centro de limpieza de vehículos donde se realizaban enormes transferencias de dinero ilegal.

Protesta en Colombia

Getty Images
En Colombia se generaron protestas por las acusaciones contra el fiscal general y el caso Odebrecht.

Las investigaciones del caso Lava jato en Brasil se centraban en la supuesta concesión fraudulenta de contratos públicos de la petrolera Petrobras a empresas interesadas, a cambio del pago de sobornos a políticos y funcionarios.

Una de las principales empresas brasileñas implicadas en el Lava jato es la constructora Odebrecht, de ahí la conexión entre ambos escándalos de corrupción y sobornos.

Ejecutivos de Odebrecht llegaron a reconocer que la firma había cometido actos de corrupción incluyendo el pago de cerca de  $788 millones de dólares en sobornos.

El objetivo: facilitar la consecución de contratos para más de 100 proyectos en distintas naciones de la región.

Los pagos ilícitos, según el Departamento de Justicia estadounidense, incluyen $349 millones de dólares en Brasil, $98 millones en Venezuela y $10 millones en México; sin embargo, estos no son todos los países involucrados.

El poder de Odebrecht

Es difícil encontrar otra empresa en América Latina, o incluso en el mundo, que haya tenido tantas conexiones políticas de alto nivel en tantos países durante un período tan largo de tiempo, señala el corresponsal de economía para Sudamérica de la BBC, Daniel Gallas.

Fundada en el noreste de Brasil en la década de 1940, Odebrecht fue por largo tiempo una de las empresas de construcción más competitivas de ese país,

Ganó numerosos contratos y fue elegida como una de las mejores compañías para trabajar en su momento.

Sin embargo, el arresto de su director, Marcelo Odebrecht, en 2015 destrozó la imagen de la firma.

Inicialmente, el empresario negó todas las acusaciones de vínculos corruptos con políticos, pero dos años más tarde, en una declaración concertada con la justicia, realizó confesiones que aún hoy están sacudiendo la política latinoamericana.

Pintada contra Odebrecht

Getty Images
El escándalo provocó manifestaciones y acciones de repudio en diferentes ciudades de Perú.

Procesos judiciales en marcha

Perú es uno de los países en los que el caso Odebrecht generó mayores consecuencias.

Además de lo sucedido con García, los expresidentes Ollanta Humala y Pedro Pablo Kuczynski tienen procesos judiciales abiertos.

Lo mismo que el exfiscal general de ese país Pedro Chavarry, quien dimitió en enero de este año acosado por las protestas en su contra.

Además, el expresidente Alejandro Toledo, que está fuera de Perú, es requerido por las autoridades de su país para que responda a las acusaciones de haber recibido dinero de Odebrecht.

En países como Brasil o Colombia también existen indicios de culpabilidad sobre autoridades por presuntas recepciones de sobornos.

Lula da Silva, expresidente de Brasil

Reuters
El expresidente de Brasil Lula da Silva está detenido desde abril de 2018 y cumple una condena de 12 años de prisión.

De acuerdo a un documento judicial difundido por Estados Unidos con datos de 2009, Odebrecht pagó aproximadamente $349 millones a partidos políticos, funcionarios extranjeros y sus representantes en territorio brasileño.

Washington menciona específicamente situaciones relacionadas con contratos con la petrolera estatal Petrobras que ahora son investigados y por los que el exmandatario Lula da Silva fue condenado a 12 años de prisión señalado de recibir sobornos en el marco del caso Lava jato.

América Latina

En Colombia, se produjeron arrestos por el caso Odebrecht, pero todavía no fueron enjuiciados los principales acusados.

El último escándalo generado por esta situación fue la misteriosa muerte del principal testigo del proceso en el país, Jorge Enrique Pizano.

Por si fuera poco, tres días después de ese fallecimiento también perdió la vida su hijo, Alejandro Pizano, quien había llegado hasta Colombia para el funeral de su padre.

La Fiscalía de este país confirmó que el deceso se debió a la ingesta de cianuro encontrado en una botella sobre el escritorio de Jorge Enrique Pizano.

Odebrecht realizó múltiples alianzas con poderosas firmas colombianas para realizar diferentes obras. El año pasado un juzgado en ese país determinó que la empresa no podrá realizar ningún trabajo más en Colombia por un periodo de 10 años.

En Argentina, según los fiscales estadounidenses, aproximadamente entre 2007 y 2014, Odebrecht realizó pago de sobornos por valor de $35 millones “en el entendido que esos se trasladarían, en parte, a funcionarios gubernamentales”.

Alan García

Getty Images
Alan García siempre rechazó las acusaciones en su contra.

Ecuador vive un caso similar ante la denuncia de que, entre 2007 y 2016, la firma brasileña estuvo involucrada en pagos por $33.5 millones.

En el informe del Departamento de Estado de EEUU se reporta que Odebrecht tuvo problemas con un contrato de construcción y que, mediante un intermediario, realizó pagos en efectivo “para resolver” los mismos con autoridades ecuatorianas.

En Venezuela, de acuerdo a la entidad judicial estadounidense, la empresa “efectuó o hizo que se efectuaran pagos corruptos a funcionarios gubernamentales y sus intermediarios por aproximadamente $98 millones para ganar o retener contratos de obra publica”.

En México, las pesquisas apuntan a la empresa productiva del estado Petróleos Mexicanos (Pemex), donde algunos de sus exfuncionarios son señalados de recibir dinero de la compañía brasileña a cambio de asignar contratos.

La cantidad entregada en sobornos fue de $10.5 millones, de los cuales seis millones fueron para un empleado de una empresa estatal, según la causa del Departamento de Justicia de Estados Unidos.

Similares denuncias todavía se analizan en países como Guatemala, Panamá o República Dominicana.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=mfGm5vf86M8

https://www.youtube.com/watch?v=p7ZPoLzIEsw