Vergonzosos ataques a los derechos y la autonomía de la mujer

Reproductive Rights Activists Protest Outside Romney DC Fundraiser

En palabras simples, el derecho al aborto seguro y legal está en riesgo. La oleada de leyes estatales que busca restringir el derecho de una mujer a decidir sobre su cuerpo y limita severamente el acceso a un aborto, es un ataque a los derechos esenciales de la mujer.

En mi trabajo como vicepresidente de servicios al paciente de Planned Parenthood del Sudeste, de los cuales forman parte los estados de Alabama, Georgia y Mississippi, y donde hay una creciente comunidad latina, veo como los políticos buscan formas para restringir el acceso al aborto en vez de buscar soluciones para aliviar problemas que afectan la salud de las personas, como, por ejemplo, la falta de seguro de salud. Como médico de sala de emergencias, en muchas ocasiones, fui testigo de como muchos latinos van a las salas de emergencias por aflicciones que no son realmente graves, por no tener seguro médico deben depender de emergencias como primer recurso. Eso sí es un problema de salud pública.

Esta semana vimos que el gobernador de Georgia firmó una peligrosa prohibición del aborto después de las seis semanas de gestación cuando muchas veces las mujeres no saben que están embarazadas. La próxima semana se espera que el senado de Alabama avance una de las medidas más extrema en todo el país, la cual prohibiría el aborto a partir de la fecundación y criminalizaría al personal médico con hasta 99 años de prisión.

Con Trump en la Casa Blanca y Kavanaugh en la Corte Suprema, los políticos estatales ven esto como su oportunidad de desmantelar nuestros derechos y libertades, incluido nuestro derecho a acceder a un aborto seguro y legal.

Cuando los estados atacan la atención de la salud reproductiva, las mujeres de color a menudo son las más afectadas por el impacto. En Alabama, la tasa de mortalidad por cáncer cervical en mujeres de la raza negra es el doble de la tasa de mujeres blancas. Georgia ya posee una de las peores tasas de mortalidad materna del país y ésta es una iniciativa conjunta para atacar la salud de las mujeres.

¿Por qué las legislaturas se están enfocando en una política de aborto que no mejora los resultados de salud de sus residentes?

No es una coincidencia que el cambio en la Corte Suprema con la confirmación de Kavanaugh haya animado a los políticos estatales a promover las prohibiciones de aborto a un ritmo rápido.
Pero lo que se consideró demasiado extremo para los políticos estatales hace unos años, ahora está pasando a ser ley en los mismos estados.

El aborto es atención médica y la atención médica es un derecho humano. Es por eso que Planned Parenthood demandará al Estado de Georgia. Lucharemos contra estos peligros y espantosos proyectos leyes ya que la vida y los derechos de nuestros pacientes está en juego.

En esta nota

Aborto Mujer Opinión Planned Parenthood Salud Reproductiva

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain