La obsesión de Trump que no lo deja dormir en el Air Force One

Funcionarios afirman que sufren viajar como parte de la comitiva presidencial
La obsesión de Trump que no lo deja dormir en el Air Force One
Al presidente tampoco le encanta viajar al extranjero.
Foto: MANDEL NGAN/AFP/Getty Images

El presidente Donald Trump no es un viajero entusiasta a otros países, porque no la pasa nada bien y vive obsesionado con la cobertura sobre su persona, lo que –literalmente– le quita el sueño.

Funcionarios actuales y anteriores de la Administración federal han descrito los viajes como esfuerzos agotadores, acompañados de largas horas de sueño, ya que el mandatario regularmente busca obtener respuestas a sus dudas tras ver televisión y leer periódicos sobre él.

Un reporte de CNN indica que el republicano puede permanecer sin dormir y con la televisión prendida en Fox News y a la única persona que no molesta es a su esposa, la primera dama Melania Trump.

Durante los vuelos internacionales, el presidente Trump normalmente permanece en la cabina delantera, indica la televisora.

Él hace cuatro cosas: come, mira televisión o lee periódicos, habla con el personal y llama a amigos y aliados a su casa mientras se aleja a otros países.

Los funcionarios reconocen que laborar en la Casa Blanca es un trabajo pesado, de largas horas, pero aquellos que deben ser parte de la comitiva presidencial son quienes más padecen la obsesión del presidente con las noticias sobre él y estar listos para responer cualquier duda.