Por venganza, pareja de lesbianas castran y asesinan a su propio hijo

La madre del menor y su pareja ya habían cometido aberraciones en contra del menor y todo aparentemente en venganza contra el padre del pequeño
Por venganza, pareja de lesbianas castran y asesinan a su propio hijo
El pequeño se había convertido en "una carga" para la pareja.
Foto: Captura de video

Un terrible crimen ha sacudido a la sociedad brasileña y en general, a la comunidad internacional, en donde las personas no dan crédito como algunas pueden llegar a ser tan crueles con sus hijos, sin importarles que sean sangre de su sangre.

Este fin de semana, la Policía Civil del Distrito Federal brasileño reveló que el pasado 31 de mayo encontraron el cuerpo de un niño de 9 años identificado como Rhuan Maycon, el cual había sido castrado, acuchillado, descuartizado y decapitado.

Luego de una exhaustiva investigación se pudo dar con el culpable de este crimen, cuya autora intelectual fue, nada más y nada menos, que la propia madre del niño, en complicidad con su pareja, otra mujer.

Según la información divulgada por la policía, Rosana Auri da Silva Cândido, de 27 años, esperó a que su hijo Rhuan se durmiera para así propinarle más de una docena de cuchilladas, mientras que su pareja, Kacyla Priscila, lo sujetaba. Posteriormente, Rosana cometió la decapitación del menor, a pesar de que este aún presentaba signos vitales.

Para tratar de borrar la evidencia del crimen, la pareja de lesbianas descuartizaron el cuerpo del niño y posteriormente, intentaron quemar las diferentes partes del cuerpo en una parrilla para que así la piel se desprendiera de los huesos y no pudiera ser identificada; pero no llegaron a quemarlas del todo y colocaron los restos en dos mochilas escolares y en una maleta que trataron de esconder al interior de una alcantarilla.

También, las autoridades comprobaron que un año antes al niño le habían mutilado el pene y los testículos, al parecer como un acto de venganza contra el padre biológico y abuelos paternos del menor. Además trascendió que ambas mujeres le hicieron un tipo cirugía de “cambio de sexo” y que tras mutilarle los genitales, le cosieron dicha zona e improvisaron una versión de un órgano genital femenino, haciendo un corte en la ingle.

Finalmente, ambas mujeres fueron detenidas el pasado 1 de junio y podrían ser castigadas con una condena de hasta 57 años en prisión.