Bahamas y Florida se preparan para otra tormenta después del huracán Dorian

Se espera que la depresión se fortalezca y se convierta en la tormenta tropical Humberto
Bahamas y Florida se preparan para otra tormenta después del huracán Dorian
El rumbo futuro de esta depresión tropical todavía es incierto.
Foto: NOAA Environmental Visualization Laboratory

Doce días después de que la Isla Gran Bahama y los Abacos fueron destruidos en gran medida por el huracán Dorian, las Bahamas se están preparando para la posibilidad de fuertes lluvias de una posible tormenta tropical que se cierne al sureste de esas islas, informa weather.com.

El sistema, ahora conocido como Depresión Tropical Nueve, seguramente se convertirá en la tormenta tropical Humberto en las próximas 24 horas, dijo el Centro Nacional de Huracanes (NHC).

Las advertencias de tormenta tropical entraron en vigencia el viernes para varias islas en el noroeste de Bahamas, incluidas Gran Ábaco y Gran Bahama, así como New Providence, la isla donde se encuentra la capital, Nassau, y más de 2,000 sobrevivientes del huracán se encuentran en refugios gubernamentales.

Se espera que la tormenta actual al menos afecte temporalmente los esfuerzos de recuperación en Abacos y Gran Bahama.

En el Aviso Público #5A a las 800 PM EDT (0000 UTC), el Centro Nacional de Huracanes (NHC) sitúa el centro de la Depresión Tropical Nueve cerca de la latitud 25.6 norte, longitud 74.8 oeste. La depresión se esta moviendo hacia el noroeste cerca de 8 mph (13 km/h). Se espera un giro hacia el norte-noroeste para el sábado, con un movimiento mas lento hacia el norte pronosticado para el domingo.

En el pronóstico de trayectoria, se anticipa que el sistema se mueva muy cerca del noroeste de las Bahamas esta noche y el sábado, y cerca de la costa este de la Florida para este fin de semana.

Los vientos máximos sostenidos están cerca de 30 mph (45 km/h) con ráfagas mas altas. Se pronostica fortalecimiento gradual y se espera que la depresión se convierta en tormenta tropical para el sábado y en huracán en unos días.

“El sistema climático ralentizará la logística, pero tenemos planes de contingencia”, dijo Carl Smith, portavoz de la Agencia Nacional de Manejo de Emergencias del país, el viernes por la mañana, durante una conferencia de prensa.

Si bien la tormenta pronosticada no será tan peligrosa como Dorian, otro funcionario del gobierno de Bahamas advirtió que las personas deben estar preparadas.

“Como las tormentas anteriores nos han enseñado, las cosas cambian muy rápidamente. Queremos que los residentes se lo tomen en serio”, dijo el viernes Kwasi Thompson, ministro de Estado de Gran Bahama, según Associated Press.

Miles de sobrevivientes en las dos islas no tienen hogar, viven en hogares a los que les faltan techos o paredes, o en tiendas de campaña y otros refugios improvisados en sus propiedades.

La Guardia Costera de EEUU ayuda a Bahamas en la recuperación tras la tormenta. Seaman Mikaela McGee/US Coast Guard

En Florida

Hay una alerta de tormenta tropical a lo largo de la costa este de Florida desde la entrada de Júpiter hasta la línea de los condados de Flagler y Volusia. Los residentes también están siendo advertidos de posibles inundaciones repentinas a medida que se acerca la tormenta.

El gobernador Ron DeSantis le dijo a los residentes que se prepararan ahora.

“Independientemente de la ruta o el desarrollo exactos, los floridanos a lo largo de la costa este deben estar preparados para las fuertes lluvias y posibles inundaciones, tener los suministros listos y seguir a los medios locales para recibir actualizaciones”, escribió el gobernador el viernes por la tarde.