Potentes remedios naturales para evitar la inflamación y flatulencias

La alimentación es la clave para eliminar eficazmente los síntomas de la inflamación y gases; es altamente recomendable evitar el consumo de los siguientes alimentos: bebidas carbonatadas, alimentos flatulentos: legumbres y repollo, lácteos, azúcares, alcohol y tabaco
Potentes remedios naturales para evitar la inflamación y flatulencias
Los remedios naturales y las infusiones basadas en plantas medicinales resultan altamente efectivos para desinflamar el vientre y evitar flatulencias.
Foto: shutterstock

La distensión abdominal es una afección en la que el abdomen (vientre) se siente lleno y apretado, normalmente la característica principal es que la zona luce hinchada y distendida. Esto trae como consecuencia cólicos abdominales, dolor de espalda, gases, episodios de estreñimiento y diarrea e incomodidad en general. 

Existen diversas causas que influyen en la aparición de este padecimiento:

  • La primera y más común es comer en exceso, considerando comidas ricas en grasas saturadas, exceso de picante y condimentos, carnes grasosas, embutidos, harinas refinadas, comidas rápidas, entre otros.
  • Gases acumulados en el intestino por comer alimentos ricos en fibra, entre los que destacan frutas, verduras y leguminosas.
  • Deglución de aire, es conocido como un hábito nervioso.
  • Síndrome del intestino o colón irritable. 
  • Intolerancia a la lactosa. 
  • Padecimientos ginecológicos, como quistes ováricos, embarazo, miomas uterinos y síndrome premenstrual (SPM).
  • Acumulación de líquidos en el abdomen (esto puede ser un signo de un problema grave de salud)
  • Oclusiones intestinales (parciales).
  • Aumento de peso. 

En este contenido te presentamos la selección de los cuatro remedios naturales y caseros más eficaces para combatir los molestos síntomas causados por la inflamación abdominal y flatulencias:

1. Té de manzanilla

La maravillosa manzanilla es de los remedios más tradicionales para tratar todo tipo de padecimientos estomacales, sin embargo es uno de los más eficaces para tratar la distensión abdominal debido a sus propiedades anti-inflamatorias; esto se debe a que las flores de manzanilla contienen aceites volátiles como el alfa-bisabolol y flavonoides que actúan desinflamando, relajando y produciendo un efecto calmante en el intestino.

té de manzanillaTé de manzanilla. /Foto: Shutterstock

2. Shot de jugo de limón fresco

Uno de los remedios caseros más sencillos y eficaces para tratar los gases o flatulencias, es consumir un shot de limón recién exprimido después de las comidas. Esto se debe a que los ácidos que contiene el limón ayudan a descomponer los alimentos, el estómago esta lleno de ácidos y jugos gástricos, los componentes activos del limón nos ayudan a mantenerlos. Es ideal para tratar digestiones pesadas, acidez y para estimular los movimientos intestinales. 

Limón. /Foto: Agencia Reforma

3. Vinagre de manzana

Es potente para acelerar el proceso de digestión, contiene importantes vitaminas, minerales y ácidos grasos que influyen positivamente evitando padecimientos como: espasmos abdominales, acidez y disminuye los gases debido a sus componentes activos que ayudan a reducir el porcentaje de grasa de los alimentos, que normalmente provocan flatulencias. La recomendación es consumir un par de cucharadas previo a las comidas.

Vinagre de manzana./Foto: Getty images

4. Infusión de anís

Las propiedades de la semilla de anís destacan por sus propiedades carminativas, que son sustancias que favorecen la disminución de la generación de gases en el tubo digestivo, con ello disminuyen las flatulencias y cólicos y se favorecen la digestión. Esta variante de anís es un excelente aliado contra problemas digestivos corrientes, como la hinchazón abdominal, el reflujo gastroesofágico, el mal aliento, mal sabor de boca, diarrea y distensión abdominal. 

téInfusión de anís. /Foto: Pixabay

Adicionalmente recuerda la importancia de tener hábitos saludables:

  • Vive tranquilo y evita los estados de estrés: Esta comprobado que en muchas ocasiones el estrés influye directamente en este tipo de padecimientos.
  • Vigila tu alimentación: Una correcta alimentación es la clave para erradicar los episodios, procura elegir bien lo que comes priorizando el consumo de: frutas, verduras, cereales integrales, proteínas magras, smothies y muchos líquidos naturales.
  • Evita los alimentos que desatan episodios: Cada vez te irás conociendo más y sabrás qué alimentos influyen y desencadenan los síntomas, normalmente son producidos por: lácteos, grasas saturadas, comidas grasosas, picantes y condimentadas, harinas refinadas, legumbres, azúcares, bebidas carbonatadas, refrescos, alcohol y tabaco. 
  •  Realiza actividad física de manera habitual: Es lo mejor que puedes hacer para promover una correcta desinflamación y mantener saludable todo tu organismo. 
  • Toma mucha agua y bebidas naturales: Mantener los óptimos niveles de hidratación es vital, procura consumir 2 litros de agua natural al día e integra bebidas naturales como jugos, smothies e infusiones medicinales.