Autoridades mexicanas detienen a tres autobuses con 195 migrantes abordo

Los involucrados fueron trasladados a instalaciones del Instituto Nacional de Migración
Autoridades mexicanas detienen a tres autobuses con 195 migrantes abordo
Esta foto de archivo muestra a la Guardia Nacional de México en el ejercicio de sus funciones.
Foto: Agencia Reforma

México.- Las autoridades mexicanas continúan colaborando para tratar de detener el flujo de migrantes indocumentados. El miércoles 18 de septiembre, elementos de la Guardia Nacional de México y de la Secretaría de Seguridad Pública interceptaron tres autobuses en los que viajaban 195 inmigrantes. 

Los cuerpos de seguridad detectaron a los tres autobuses con los migrantes cuando transitaban por la carretera Transístmica-Acayucan-Catemaco, a la altura de la localidad de Vista Hermosa, señalaron las autoridades en un comunicado.

En los autobuses fueron encontrados 195 personas de nacionalidad extranjera, 115 hombres y 80 mujeres, de las cuales 83 son menores de edad, precisaron las autoridades mexicanas.

Las autoridades identificaron a 171 personas de Guatemala, a 20 de Honduras y a 4 de El Salvador, entre los 195 migrantes rescatados.

Durante el operativo fueron aprehendidos ocho hombres y dos mujeres como presuntos responsables del delito de tráfico de migrantes

Los migrantes fueron trasladados a instalaciones del Instituto Nacional de Migración y los 10 sospechosos del delito de tráfico de migrantes y los tres autobuses fueron presentados ante las autoridades ministeriales para que se investiguen los hechos.

Al marcarles el alto a los autobuses, sus conductores intentaron escapar de los efectivos de la Guardia Nacional y la Secretaría de Seguridad Pública, pero sin haberlo conseguido.

La migración aumentó en México desde octubre de 2018, cuando caravanas con miles de migrantes, en su mayoría centroamericanos, comenzaron a ingresar al país para llegar a Estados Unidos.

A inicios de junio de este año, los gobiernos de Estados Unidos y de México llegaron a un acuerdo migratorio que evitó que el primer país impusiera aranceles a todos los productos provenientes del segundo.

A raíz de ello, México envió a las fronteras norte y sur a la Guardia Nacional -el nuevo cuerpo de seguridad impulsado por el Ejecutivo- y se contrató a más personal migratorio, para controlar el ingreso por la frontera sur y regular su estadía en el país.

En un balance de esta política migratoria de México, el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, dijo que en octubre el número de migrantes que buscan llegar a Estados Unidos se verá reducido a los niveles promedios habituales previos a la crisis migratoria iniciada a finales del año pasado.