Los 10 errores más peligrosos en la cocina que llevan a una intoxicación alimentaria

Existen errores simples y cotidianos que cometemos en la manera de lavar, conservar y preparar los alimentos, son la principal causa de intoxicaciones alimentarias. Conoce la lista de los más populares y cuida tu salud
Los 10 errores más peligrosos en la cocina que llevan a una intoxicación alimentaria
Las correctas medidas de higiene son indispensables para evitar intoxicaciones alimentarias.
Foto: Shutterstock

Una de las grandes preocupaciones del hogar es mantener a nuestras familias seguras y saludables, evitando todo tipo de intoxicaciones alimentarias. Una de las principales causas de estas enfermedades radica en la forma que conservamos, almacenamos y preparamos los alimentos.

Algunos gérmenes como la salmonella se propagan fácilmente en alimentos poco cocidos y esto se deriva en intoxicaciones alimentarias severas. Uno de los casos más graves es la intoxicación por alimentos contaminados con tóxinas botulínicas que puede llegar a causar parálisis e incluso la muerte. Existen algunos errores que cometemos cotidianamente que aumentar el riesgo de padecer este tipo de intoxicaciones, entre los 10 principales se encuentran:

1. Comer alimentos riesgosos

Todos somos propensos a contraer una infección estomacal por intoxicación alimentaria, sin embargo existen grupos de riesgo que corren un mayor peligro. Esto incluye: Adultos mayores de 65 años, mujeres embarazadas, niños menores de 5 años y las personas con un sistema inmunológico debilitado. Este grupo de personas deberán de evitar el consumo de alimentos crudos o poco cocidos (sobretodo en el caso de carnes y mariscos), productos no pasteurizados y quesos blancos. 

2. No lavarse las manos

Normalmente los gérmenes que se encuentran en las manos son un riesgo que puede contaminar fácilmente los alimentos y volverlos inseguros. Por ello es una medida de vital importancia lavarse las manos correctamente, deberás hacerlo con jabón abundante, durante 20 segundos y con el agua corriendo. Contempla realizarlo antes, durante y después de preparar alimentos y por supuesto después de ir al baño.

3. Lavar la carne cruda (pollo, carne o pavo)

Este es uno de los errores más comunes y riesgosos, nunca deberás lavar las carnes con el agua directa del fregadero, esto se debe principalmente al riesgo de contagio que se encuentra en las superficies cercanas. Recuerda que al cocinarlos bien la temperatura matará la presencia de posibles gérmenes. 

4. Pelar frutas y verduras sin lavarlas previamente 

Es muy normal que las frutas y verduras contengan gérmenes en su piel o cáscara, cuando las pelas o picas sin antes lavarlas es mucho más fácil que los agentes dañinos se transfieran en su interior. Siempre antes de usar cualquier fruta o verdura deberás lavarlos con jabón y agua, también una buena recomendación es usar cepillos especiales para lavar frutas y verduras.

5. Colocar las carnes ya cocidas, en el mismo plato que contenía la carne en crudo 

Este error es muy común y su explicación es muy sencilla, colocar la carne cocida en el mismo plato en el que estaba cruda puede causar que los posibles gérmenes se contagien. Siempre deberás de utilizar platos separados. Eso aplica para todo tipo de carne, aves, pollo, pescados y mariscos. 

6. No cocinar completamente las proteínas y carnes

Las principales proteínas como son las carnes, el cerdo, la res, los pescados, los mariscos y el huevo deberán tener un proceso de cocción completo, las temperaturas altas son la única manera de garantizar la ausencia de gérmenes. Una buena solución para tener el control de la correcta cocción es el uso de termómetros para medir la temperatura interior de cada tipo de carne.

7. Comer masa cruda

Es muy normal cuando preparamos pan, galletas, empanadas o tartas probar la masa cruda, este es un grave error. La mayoría de las masas para este tipo de productos contienen en su elaboración huevo crudo y es muy normal que porte bacterias como la Salmonella y E. Coli. Recuerda que para que un alimento de este tipo sea seguro deberá estar completamente cocido.

8. Probar u oler comida para verificar si esta en buen estado

Los gérmenes dañinos son incoloros, inoloros e invisibles, probar aunque sea la más mínima cantidad de un alimento riesgoso podrá causar graves intoxicaciones. Si tienes dudas sobre su estado es preferible, tirarlo ¡No te arriesgues!

9. Descongelar o marinar alimentos en el mostrador 

Este error es riesgoso por que los gérmenes dañinos pueden multiplicarse demasiado rápido a temperatura ambiente. Esto también puede provocar contaminaciones cruzadas, siempre deberás descongelar de manera correcta y en recipientes independientes, los alimentos marinados siempre deberán de ir en el refrigerador. 

10. Reposar a temperatura ambiente demasiado tiempo antes de ser refrigerada

Sobretodo en los productos perecederos los gérmenes pueden crecer de manera muy ágil en los alimentos que se encuentran a temperatura ambiente, sobretodo en las carnes y los guisados caldosos. Esto sucede cuando se dejan en el exterior por más de dos horas posteriores a su preparación.