Más de 20 policías dispararon en tiroteo en el que murió ecuatoriano chofer de UPS en Florida

El camión de Frank Ordóñez fue secuestrado por dos hombres que intentaron robar una joyería

Informes preliminares del Departamento de Aplicación de la Ley de Florida (FDLE, en inglés) refleja que 21 policías podrían haber abierto fuego durante el tiroteo en una autopista de Miami, en Florida, que dejó a principios de diciembre a cuatro muertos, entre ellos el repartidor de UPS de origen latino Frank Ordóñez, reportan medios locales.

Los hechos se produjeron después de que dos ladrones atracaran supuestamente una joyería en la localidad de Coral Glabes, y, tras enzarzarse en un enfrentamiento con la policía, secuestraron un camión de reparto de UPS, así como su conductor, para darse a la fuga por carreteras del área de Miami.

En un punto, a la altura de Miramar, el vehículo se quedó bloqueado en el tráfico y rodeado por decenas de agentes de la policía que se habían lanzado en una acción de persecución de los supuestos atracadores.

Las autoridades explicaron que los dos abrieron fuego, y que los agentes contestaron disparando a su vez. En esa trágica situación, Ordóñez murió presuntamente baleado; la misma suerte le tocó a un automovilista, Richard Cutshaw, que se encontraba por casualidad en el lugar.

Los dos ladrones Lamar Alexander y Ronnie Jerome Hill (indicados por NBC 6 como primos) también fueron abatidos.

Lo que ocurrió provocó indignación en la comunidad afectada por el tiroteo y la actuación de la policía fue cuestionada. Las autoridades todavía no han determinado oficialmente de quién procedían las balas que alcanzaron a las personas que perdieron la vida.

La familia de Ordóñez exigió tras el tiroteo que se hiciera justicia. “No le dieron la oportunidad de vivir”, dijo la madre, Luz Apolinario, a Noticias Telemundo. La mujer se interrogó sobre si los agentes no podrían haber actuado de forma diferente. “No le dieron la oportunidad de vivir”, dijo.

El director de la policía de Miami Dade, Juan Pérez, aseguró a esta cadena que no se pudo hacer de otra manera.

Troy Walkerm, un portavoz de FDLE, aseguró este miércoles que 21 oficiales pudieron haber abierto fuego y 195 casquillos de bala fueron recuperados de la escena del tiroteo.

Walker dijo que los informes de autopsia de Ordóñez y Cutshaw se han completado y ayudarán a determinar de quién fue el disparo que los mató.

“Hablé con las familias sobre las autopsias, pero no les proporcioné los detalles porque creo que sería prematuro de mi parte compartir información especulativa en lugar de informarles de los hechos”, dijo.

NBC 6 supo que algunos de los agentes que abrieron fuego eran parte del Equipo de Respuesta Prioritaria de la Policía de Miami-Dade. El grupo se formó a raíz del tiroteo de 2018 en la escuela secundaria Marjory Stoneman Douglas, en el que murieron 17 personas, para responder mejor a situaciones de tiradores activos.

Ordóñez, de 27 años, tenía dos hijas pequeñas, de 3 y 6 años. “Daba la vida por esas dos niñas”, recordó su madre. Cutshaw, de 70 años, fue recordado por un vecino como una persona “cálida”.

En esta nota

conductor de UPS Departamento de Aplicación de la Ley de Florida ecuatorianos Florida Frank Ordoñez Miami UPS

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain