Luis Rossi fue figura central de las publicaciones hispanas y el espectáculo latino de Chicago

Luis Rossi, un pionero de la prensa hispana, empresario en el campo del entretenimiento hispano y magnate de las relaciones publicas en esta ciudad, falleció el jueves 26 de diciembre en Chicago a causa de cáncer en el páncreas. Tenía 71 años.

De origen uruguayo, Luis Heber Rossi, su nombre completo, llegó a la ciudad en la década de 1970 y con el tiempo se convirtió en un exitoso emprendedor en las ramas de la prensa hispana y el entretenimiento, dos áreas fértiles en la década de 1980.

En 1983 Rossi compró el periódico La Raza, a César Dovalina, quien era propietario del exitoso restaurante La Margarita en el centro de la ciudad. La Raza, un semanario, era en ese entonces un periódico pequeño y con el paso de los años Rossi lo convirtió en el medio impreso en español más importante en Chicago y el Medio Oeste. Como su publisher, Rossi manejó a La Raza hasta el año 2002, cuando lo vendió a otro grupo de inversionistas.

Carlos Arango, un activista perene y director de Casa Aztlán, alabó la labor de Rossi al frente del periódico La Raza durante los años 80, época de un surgimiento de activismo en Pilsen.

“Esos fueron buenos momentos”, dijo Arango. “La Raza estuvo al frente de muchas cuestiones en la comunidad durante el tiempo de Rossi; por ejemplo, cubrieron todos los temas de inmigración”.

Arango afirmó que conoció a Rossi cuando visitaba en Pilsen a la también uruguaya Rita Bustos, una reconocida activista ya finada.

“Él a veces pasaba a la casa de Rita Bustos y pasábamos tiempo ahí platicando con Rita Bustos,” precisó Arango.

Con el surgimiento de más publicaciones hispanas en la ciudad y el Medio Oeste, Rossi llego a ser el presidente de la Asociación Nacional de Publicaciones Hispanos (NAHP en inglés), lo que fue de beneficio para los medios en español, los cuales desde entonces han sido receptores publicidad de las grandes cadenas comerciales.

Jesús Del Toro, el actual director general de La Raza, llamo a Rossi “un amigo entrañable de nuestro periódico y una de las personas decisivas en su historia”.

“Durante las más de dos décadas en que Luis fue el propietario de La Raza se dio la consolidación de nuestro periódico como un medio de comunicación de gran nivel y prestigio, tanto en lo editorial como en lo comercial, “afirmó Del Toro.

El señor Rossi, a través de su contacto con artistas de México y Puerto Rico que visitaban de vez en cuando a la ciudad, pesó primero a organizar bailes pequeños en la 26 y Kostner.

Luego fundó la empresa Viva Entertainment junto al empresario de origen cubano Ivan Fernández.

En la década de los 80 los grupos étnicos de la ciudad tenían sus bailes por separado, pero con la llegada de Fernández y Rossi, y también de Henry Cárdenas, un empresario colombiano, los espacios del entretenimiento en la ciudad se transformaron.

“Antes hacíamos los bailes mexicanos –lo regional– y los bailes puertorriqueños –salsa– y cada grupo iba al suyo, no se mezclaban, eran como agua y aceite. Luego las cosas cambiaron y ya no sólo había bailes de ese tipo, vinieron los sonideros, los de rocanrol. Diferentes gustos y géneros, más público y eso en cierta manera nos benefició”, dijo Rossi al diario Hoy en 2011.

Luego, en los comienzos de la década de 1990, Rossi, al lado deFernández, adquirió el Aragón Ballroom, en el lado norte de la ciudad, un espacio que convirtieron en la Meca del entretenimiento latino con la presentación de las estrellas más altas del firmamento hispanohablante.

“Como empresario del espectáculo en Chicago fue una persona igualmente relevante e influyente, socio de Aragón Ballroom y otros centros de entretenimiento en la ciudad. Su labor en ello permitió que muchos de los más grandes artistas latinos y grandes espectáculos visitaran Chicago a lo largo de muchos años,” dijo Del Toro.

Al señor Rossi le sobreviven su esposa Alma y su hijo adoptivo Brian Rossi. Los servicios fúnebres están pendientes.

“Desde nuestro periódico no podemos sino honrar la memoria de Don Luis Rossi, lamentar su fallecimiento y enviar sentidas condolencias a su familia. Gracias, Luis, tu legado y ejemplos son tremendos y fructíferos. Te recordaremos con respeto y cariño”, concluyo Del Toro, actual director de La Raza.