Luis Rossi, hombre extraordinario por su talento y generosidad

Luis Rossi, hombre extraordinario por su talento y generosidad
Luis H. Rossi fue publisher de La Raza por más de dos décadas, socio del Aragon Ballroom y una de las figuras clave de la comunicación y el espectáculo en Chicago. Gracias Luis por tu legado y tu amistad.
Foto: La Raza

La historia de Luis Rossi es la de una persona que salió de su país a los 17 años, como mochilero, haciendo “dedo”, como decimos en Sudamérica. Había crecido en un barrio obrero y lleno de fútbol, Sayago, en el extremo noroeste de Montevideo, Uruguay.

Tras cruzar toda América del Sur, tomó un avión hacia Estados Unidos. Casi como por azar, terminó en Chicago. Vendió flores, condujo un taxi. Y finalmente, junto a su gran amigo, el periodista uruguayo Jorge Ramos, incursionaron en el comentario deportivo, radial primero y televisivo luego. El deporte fue su gran pasión, especialmente nuestro fútbol, pero también el básquetbol, el béisbol y el football americano.

El periódico La Raza había sido fundado en los años 70 por Alfredo Torres de Jesús. En 1983 su segundo propietario, César Dovalina, anunció su interés en vender la publicación y Luis Rossi aceptó el desafío. Fue así que en 20 años de publisher, Rossi llevó a ese periódico de ser una pequeña publicación local a erigirse como el semanario en español más importante y premiado de Estados Unidos.

Trabajador incansable que iba a la redacción de La Raza hasta incluso los domingos, Rossi fue también un promotor y un vendedor intuitivo y genial. De esa manera, combinando sabiamente las áreas de promoción y ventas con un contenido fuertemente dirigido a la comunidad latina en general, cultivando las relaciones con organizaciones de toda índole, sociales, comerciales, educativas, deportivas, Rossi fue creando una red basada tanto en la seriedad, eficiencia y compromiso del periódico con la comunidad, como en el prestigio personal y el carisma de su propietario.

A Luis Rossi le gustaba decir que el grupo más grande entre los latinos de Chicago era el de los exempleados de La Raza. Cientos de personas recibieron su primera oportunidad profesional en el semanario, inmigrantes recién arribados en busca de un trabajo y también jóvenes latinos nacidos en territorio estadounidense que encaraban su primer compromiso laboral. Ayudar al prójimo fue otra pasión, quizás la más grande, de este ser humano extraordinario.

Cualquiera que haya leído La Raza de Luis Rossi sabe que cada país latinoamericano tenía su espacio semanal de noticias. Lo mismo con las diferentes asociaciones comunitarias, “casas” y cámaras de comercio.

Bajo la batuta de Rossi, La Raza llegó a tener más de 120 páginas, suplementos comunitarios, deportivos y culturales e incontables inserts profesionales. Para el año 2001 hacíamos una edición principal y cuatro para los suburbios. Más un excelente y dinámico sitio web actualizado a diario.

Rossi ponía un énfasis enorme en el hecho que el trabajo de los periodistas y vendedores de La Raza no acababa con escribir artículos o vender avisos. Exigía que participáramos, que estuviéramos presentes en cuando evento comunitario, cultural, político, educativo se produjera en la ciudad. La comunidad se acostumbró a vernos siempre presentes, un evento comunitario no estaba completo sin la presencia de un representante y un fotógrafo de La Raza.

Las fiestas de aniversario de La Raza y las de fin de año se volvieron infaltables y memorables, nadie quería perderse unos de esos eventos donde Rossi ponía todo su talento para la promoción y las relaciones públicas.

Hay que contar a Luis Rossi en el grupo más importante de líderes de la comunidad latina en Chicago. Su lugar en nuestra historia está asegurado.

Elbio Barilari es un escritor, periodista y músico uruguayo. Fue editor en jefe de La Raza entre 1998 y 2006. Actualmente es profesor en la Univerisidad de Illinois en Chicago y director artístico del sello discográfico Delmark Records.