El Canal de Panamá se está quedando sin agua

El Canal de Panamá ajusta tarifas y operaciones para lidiar con los bajos niveles de agua por la sequía que amenazan sus operaciones

Vista aérea que muestra la nueva expansión del Canal de Panamá en el Esclusas de Gatún en Colón, Panamá.

Vista aérea que muestra la nueva expansión del Canal de Panamá en el Esclusas de Gatún en Colón, Panamá.

Durante más de 100 años, el Canal de Panamá ha sido un elemento básico del comercio mundial, permitiendo que los buques de carga eviten la ruta larga y complicada alrededor del extremo sur de América del Sur. Ahora las cosas pueden tener que cambiar, reporta Wired.

Desde su apertura en 1914, el canal ha apoyado la transferencia aparentemente imparable de bienes en todo el mundo. En 1916, 800 barcos emprendieron el atajo de ocho a diez horas entre los océanos Pacífico y Atlántico. En 2018, alrededor de 15,000 hicieron el viaje, eso es alrededor de 40 por día.

Pero el canal está en problemas: se está quedando sin agua

“En los últimos cuatro o cinco años, ha habido una disminución significativa en la cantidad de agua que ha recibido la cuenca”, dijo Hugo Contreras, director de seguridad del agua para América Latina en Nature Conservancy.

La semana pasada, la autoridad administradora del canal publicó un análisis que muestra que 2019 fue el quinto año más seco durante 70 años para el área, con precipitaciones un 20% por debajo del promedio histórico.

“Históricamente, los meses de octubre y noviembre son los más lluviosos”, dijo Ricaurte Vásquez, administrador del canal, en una conferencia de prensa. Pero el año pasado la lluvia en la Cuenca del Canal fue 34 % y 27 % inferior a su promedio histórico en octubre y noviembre respectivamente, dijo. Al mismo tiempo, el aumento de la temperatura ha llevado a un aumento del diez % en la evaporación de los depósitos que abastecen el canal.

Todo esto significa problemas para el sistema de canales y depósitos artificiales que se han desarrollado para soportar el mecanismo de bloqueo del canal, que requiere que millones de galones de agua dulce se viertan en él para transferir los barcos.

Un buque de carga cruza bajo el Puente de América cerca del Canal de Panamá el 23 de junio de 2016. RODRIGO ARANGUA/AFP/Getty Images

La preocupación es que el cercano embalse de Gatún ahora tiene una reserva de agua demasiado baja para enfrentar la estación seca, que recién comienza y, en el peor de los casos, podría durar hasta julio.

El embalse comenzó en 2020 con una profundidad de 84 pies, un 10 % menos que la cantidad necesaria para operar sin restricciones durante una estación seca típica, dijo la autoridad del canal.

América Central es una de las áreas más expuestas al cambio climático a nivel mundial, y Panamá no es una excepción.

Partes del país, como las islas de San Blas, ya están amenazadas por el aumento del nivel del mar, dijo a Wired Gustavo Cárdenas, un geógrafo panameño que ahora estudia los impactos del cambio climático en el agua, en Praga.

Las precipitaciones extremas también están provocando inundaciones, agrega Cárdenas.

A pesar de la sequía observada en la estación seca del año pasado, la ciudad de Panamá aún se vio afectada por las inundaciones unos meses después, cuando llegó la temporada de lluvias. Las inundaciones incluso provocaron que el canal se cerrara por un día en 2010.

El buque Cosco Shipping Panamá realiza el tránsito inaugural por la esclusa de Agua Clara en el Canal de Panamá. EFE

En respuesta a los bajos niveles de agua, Ricaurte Vásquez, administrador del canal, estableció varias medidas nuevas, incluida una nueva tarifa de agua dulce que los barcos que pasen por el canal deberán pagar. También ha reducido el número disponible de franjas horarias pre-reservadas para barcos de 32 a 27.

La esperanza es que estas medidas conduzcan a una reducción temporal en el número de barcos que llegan al canal, así como a recaudar el efectivo muy necesario para manejar la situación de bajos niveles de agua en el Canal de Panamá.

Desde que Estados Unidos entregó el control del canal a Panamá hace 20 años, se ha convertido en el mayor generador de dinero del país, y gran parte del resto de la economía está vinculado a él de una forma u otra.

Pero incluso si se construyen un nuevo embalse de agua, es probable que Panamá y su canal enfrenten más desafíos por los crecientes impactos climáticos en las próximas décadas.


En esta nota

calentamiento global Cambio climático Canal de Panamá Clima Economía medio ambiente Panamá Sequia

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain