5 consejos para cocinar el puré de papa perfecto

Evita procesar demasiado el purpé o quedará chicloso, lo ideal es machacarlo de manera manual

Puré papa-Yelena Yemchuk-Canva

Crédito: Yelena Yemchuk/Canva | Cortesía

Preparar un puré de papa puede parecer algo tan sencillo y pensamos que nada puede salir mal, después de todo, es cocer las papas, machacar, sazonar, mantequilla y ya está. Nos confiamos y al final de lo que parecía más fácil que la tabla del uno nos queda una preparación chiclosa, grumosa, reseca o demasiado aguada.

Te vamos a dar 5 consejos para que tu puré sea perfecto

Elige las papas correctas

Lo primordial es que nuestro ingrediente principal sea el adecuado, hay una gran variedad de papas y no todas vienen bien al puré. Una papa con demasiada agua nos puede dar una preparación elástica.

Necesitamos papas harinosas, con poca agua, pocos azúcares, y gran contenido de almidón, lo que le dará más textura al puré. Puedes usar papas Idaho o Yukon.

Papas Idaho/Crédito; Pxhere

Cocción adecuada

Lo ideal es cocer las papas enteras y con piel. Si las pelas, las papas absorberán mucha más agua. Agrega las papas a tu olla desde que el agua está fría, así los almidones no se romperán con el choque térmico, evitaremos quede granuloso. No olvides agregar sal al agua.

Procura seleccionar papas con un tamaño similar para que tengan una cocción uniforme. Una vez que estén bien cocidas, retira el agua y deja enfriar tus papas antes de retirar la piel.

Machacado ideal

Si queremos un puré ligero y cremoso, lo aconsejable es usar herramientas manuales como un pasapuré o machacador para así no romper la fécula. Un exceso de procesado como el de las batidoras eléctricas podría ocasionar un puré elástico y grumoso.

Si no te queda de otra más que usar batidora, entonces maneja la velocidad baja y evita accesorios de cuchillas, puedes hacerlo con varillas de montar.

Añade una pizca de levadura química Royal para ayudar a la formación de burbujas de aire.

Agrega la mantequilla correctamente

No agregues la mantequilla fría, caliéntala en el microondas y mezcla bien antes de añadirla al puré, así tendrás una textura más cremosa y homogénea.

Por cada kilo de papas debes incorporar ¼ de mantequilla. Mientras la incorporas lentamente puedes añadir un toque de laurel, clavo o nuez moscada.

Crédito: Aline Ponce/Pixabay

Toque final

Puedes añadir queso parmesano rallado, cebollín, nuez o aceite de trufa.

Salvando un mal puré aguado

Si el mal ya está hecho, y te ha quedado un puré líquido, podemos salvarlo un poco. Devuelve el puré a la olla y remueve mientras se cocina a fuego lento.

Te puede interesar: ¿Amas los frijoles refritos? Tienes que probar esta receta de crema picante de frijoles para untar

En esta nota

almidón Cocinar mejor mantequilla patatas puré de papas Recetas Tips de cocina

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain