Lo que debes saber sobre los niveles saludables de presión arterial

Lo que debes saber sobre los niveles saludables de presión arterial

En los últimos dos años más o menos, muchos estadounidenses se encontraron de repente con hipertensión. Para unos 31 millones de ellos, no fue un aumento abrupto de la presión arterial lo que los puso en esa categoría. Fue el resultado de una  nueva definición de presión arterial alta de la American Heart Association (AHA) y el American College of Cardiology (ACC) en 2017.

Antes de eso, la presión arterial se consideraba a un nivel muy alto en 140/90. (El número sistólico es el superior; el diastólico, el inferior). Actualmente, una medición tan baja como 130/80 se considera hipertensión de etapa 1.

Algunos expertos dicen que redefinir la hipertensión ofrece beneficios significativos. “Hay mucha inercia terapéutica en la medicina, lo que significa que muchos médicos simplemente se encogían de hombros cuando los pacientes llegaban con lecturas de presión arterial de 138/85 en lugar de sentarlos y aconsejarlos sobres sus niveles”, dice Luke Laffin, MD, cardiólogo preventivo en la Clínica Cleveland. “Cuando se le denomina hipertensión, tanto los médicos como los pacientes son más propensos a darse cuenta y actuar en consecuencia”.

Un estudio realizado en 2019 en la revista Circulation estimó que si todos los adultos en los Estados Unidos de 45 años o más que cumplieran con los criterios para tomar medicamentos para la presión arterial mantuvieran sus niveles por debajo de 130/80, veríamos 3 millones menos de apoplejías, ataques cardíacos y episodios de insuficiencia cardíaca en una década.

Pero en este momento, más de la mitad de los estadounidenses que toman medicamentos para la hipertensión todavía tienen una presión arterial demasiado alta por encima de 130/80, dice el doctor Paul Munter, profesor de epidemiología de la Universidad de Alabama en Birmingham.

Una posible razón es que no todos los proveedores de atención médica han adoptado los lineamientos de 2017, aunque la AHA y el ACC publicaron recientemente 22 “medidas de rendimiento y calidad clínica” en parte para ayudar a fomentar eso. Y existe un debate continuo entre los cardiólogos y los médicos de atención primaria sobre cuándo se deben recetar medicamentos y si debe haber más margen de maniobra para establecer los niveles de presión arterial para los adultos mayores.

Aquí encontraras lo que debes saber sobre los mejores niveles para ti y cómo alcanzarlos. 

Conoce tus números reales

Los 5 rangos de presión arterial definidos en los lineamientos de 2017 son:

Normal: Un número superior (sistólico) de menos de 120 y un número inferior (diastólico) de menos de 80.

Elevado: Un número superior entre 120 y 129 y un número inferior menor de 80.

Estapa 1: Un número superior entre 130 y 139 o un número inferior entre 80 y 89.

Estapa 2: Un número superior de 140 o más o un número inferior de 90 o más.

Crisis hipertensiva: Un número superior de más de 180 y/o un número inferior de más de 120.

Es importante saber en qué lugar del espectro de la hipertensión te encuentras, por lo que es razonable que tu médico verifique tu presión arterial en cada visita al consultorio. Pero si no te han diagnosticado hipertensión, una lectura alta no significa necesariamente que la tengas, dice la doctora Rita Redberg, cardióloga de la Universidad de California en San Francisco. 

Algunas personas experimentan “hipertensión de bata blanca” o niveles de presión arterial que son más altos en el consultorio de un médico que en otros lugares.

De hecho, una investigación publicada el año pasado en la revista Hypertension dice que la mayoría de los adultos en los Estados Unidos (casi el 93%) con presión arterial alta deberían  ser examinados para detectar hipertensión de bata blanca.

Un monitor de presión arterial en el hogar te permite verificar tus niveles durante días para confirmar o descartar la hipertensión. Y si ya tomas medicamentos para eso, el monitoreo diario en el hogar puede ayudarte a controlarla más rápidamente. 

Comprende tu objetivo

Los lineamientos de la AHA/ACC y las nuevas medidas dicen que la mayoría de las personas sanas deben aspirar a una presión arterial por debajo de 120/80. Pero no todos los grupos están de acuerdo. “No estamos convencidos de que haya suficiente evidencia para empujar a las personas de 60 años o más por debajo de 140/90”, dice Robert McLean, MD, presidente del Colegio Americano de Médicos y director médico del grupo Northeast Medical Group de Yale New Haven Health.

De hecho, para muchas personas mayores de 60 años, un poco menos de 140/90 está bien, dice Michael Hochman, MD, director del Centro Familiar Gehr para la Ciencia e Innovación de los Sistemas de Salud en la Escuela de Medicina Keck de la USC. Y señala que para los adultos mayores que tienen múltiples problemas de salud, son frágiles o corren el riesgo de caídas, mantenerla por debajo de 150/90 también es aceptable.

Esto se debe a que, según Hochman, los efectos secundarios de los medicamentos, como los mareos, que pueden aumentar los riesgos de caídas, son más comunes con la edad.

Además, “a medida que las personas envejecen, sus niveles sistólicos tienden a aumentar, mientras que los niveles diastólicos tienden a disminuir después de los 55 años”, dice Laffin.

El tratamiento con medicamentos puede exacerbar la brecha entre estos dos números, y las investigaciones han encontrado que una diferencia de 60 puntos o más aumenta los riesgos cardiovasculares. “Así que, puedes tener a alguien cuya presión arterial sea 160/100, pero la única forma de mantenerla por debajo de 130/80 (con medicamentos) es si su nivel diastólico baja a 40 o 50”, dice Laffin. “Eso es inaceptable”.

Habla sobre tu tratamiento

Si te dicen que tienes hipertensión etapa 1, los cambios en el estilo de vida como perder peso, llevar una dieta saludable baja en sal y hacer ejercicio regularmente puede ser suficientes, dice McLean. También son apropiados si tu presión arterial se considera elevada.

Sin embargo, no hay un enfoque único para todos, dice Laffin. Y la terapia con medicamentos se asocia con un riesgo reducido de enfermedad cardiovascular solo para personas con un número sistólico de 140 o más que no hayan tenido un evento cardiovascular previo, según una revisión de 2018 de 74 estudios en JAMA Internal Medicine.

“Es importante hablar con tu médico sobre tu edad, el riesgo general de enfermedad cardíaca, otros problemas de salud que estés manejando y la posibilidad de efectos secundarios para determinar el mejor objetivo para ti y cómo llegar a él”, dice Laffin.

Tu médico también puede calcular tu riesgo de sufrir un ataque cardíaco o un derrame cerebral en 10 años, lo que puede ayudarte a tomar una decisión.

Si estás empezando un medicamento, tu médico podría considerar un diurético tiazídico, como clorotiazida (Diuril y genérico) o hidroclorotiazida (Esidriz, Hydrodiuril, Microzida o genérico), dice el doctor Harlan Krumholz, cardiólogo de la Universidad de Yale. Estos parecen ser  más seguros y más eficaces para reducir los riesgos de ataque cardíaco, insuficiencia cardíaca y riesgos cerebrovasculares que los medicamentos llamados inhibidores ACE, según un estudio de 2019 del que él fue coautor.

Pero si tu presión arterial sistólica está 20 puntos o más por encima de tu objetivo, es posible que necesites más de un medicamento, dice Laffin. Las investigaciones sugieren que pequeñas dosis de tres o cuatro medicamentos pueden ser bastante efectivas sin aumentar la probabilidad de efectos secundarios. Si experimentas efectos desagradables, tu médico puede ajustar las dosis.

5 consejos para un mejor monitoreo en el hogar

Si tienes hipertensión, el monitoreo de la presión arterial en el hogar, junto con la retroalimentación de un proveedor de atención médica o farmacéutico, pueden ayudarte a controlarla, dice el doctor Paul Muntner de la Universidad de Alabama en Birmingham. Cómo hacerlo correctamente: 

Opta por un brazalete en la parte superior del brazo. Tienden a ser más precisos, dice el doctor Luke Laffin, de la Clínica Cleveland. Haz que tu médico revise cualquier monitor nuevo que compres.

Prepárate adecuadamente. No fumes, no consumas cafeína ni hagas ejercicio en los 30 minutos posteriores a la revisión de tu presión arterial. Orina antes si es necesario

Mantén una postura adecuada. Siéntate en una silla con la espalda apoyada,  los pies planos en el suelo y las piernas sin cruzar. La parte inferior de tu brazo debe estar en una superficie plana, la parte superior, al nivel del corazón.

Quédate quieto y en silencio. Hablar puede agregar de 10 a 15 puntos, según la Asociación Médica Americana.

Se consistente. Revisa tu presión a la misma hora, dos veces al día.

_____________

Echa un vistazo a dos de nuestros mejores monitores de presión arterial. Probamos estos productos para determinar su precisión, comodidad y facilidad de uso. 

Nota del editor: Este artículo también apareció en la edición de marzo de 2020 de Consumer Reports On Health

Inscríbete para recibir Salud y Bienestar, el nuevo boletín mensual que te ofrece todo sobre salud, nutrición, condición física ¡y mucho más!  Recibe contenido nuevo entregado directamente a tu correo electrónico.

Consumer Reports no tiene ninguna relación financiera con los anunciantes en este sitio. Consumer Reports es una organización independiente sin fines de lucro que trabaja junto a los consumidores para crear un mundo justo, seguro y saludable. CR no apoya productos o servicios y no acepta publicidad. Copyright © 2020, Consumer Reports, Inc.