Secretos infalibles para preparar un buen café

El café es un tesoro cotidiano que representa una gran tradición, dependiendo las costumbres de cada cultura existen diferentes maneras de prepararlo. Si eres amante está popular bebida no te pierdas los tips para prepararlo con casa como un profesional
Secretos infalibles para preparar un buen café
El café es una de las bebidas más populares, tanto que se consumen 400 000 millones de tazas diariamente en todo el mundo.
Foto: shutterstock

El aromático e inigualable café es una de las bebidas más consumidas en todo el mundo que no sólo es reconocido por su delicioso sabor, se ha vuelto una maravillosa tradición en muchos lugares del mundo. Reunirse a tomar un café es una actividad con un importante tenor social y por ello se ha vuelto una de las costumbres más arraigadas de diversas culturas. 

El café es la bebida que se obtiene de los granos molidos y tostados que se obtienen de los frutos de la planta del café, sus tiempos son perfectos ya que sus pequeñas bayas verdes tardan entre 6 y 9 meses en madurar y cambian de color verde a amarillo, para finalizar con un tono rojo hasta que alcanzan un color oscuro casi negro. Un dato increíble sobre el proceso de recolección es que se hace a mano, ya que presentan maduraciones diferentes, cuando las bayas están listas se les elimina la pulpa para dejar sólo el grano, se finaliza con la selección y clasificación manual de los granos verdes para que sean tostados. Te presentamos algunos consejos básicos para prepararlo y degustarlo en la comodidad del hogar, como se merece.

Tips para preparar el mejor café:

1. Compra un buen café

Saber elegir un café de calidad es determinante en el resultado, saber sobre las principales variantes de café es un aspecto importante en este campo. Existen dos: arábica y robusta; el café arábica se caracteriza por contener menos cafeína y proporciona un café más suave con aromas afrutados, por su parte el café robusto tiene más cuerpo, es de sabor más amargo y contiene más cafeína. Una buena recomendación para realizar una compra de calidad, es evitar las variantes de café que pasaron por un proceso de torrefacción; este tipo de café se destaca por contener un mayor aporte en azúcar, ya que se mezcla con azúcar que cuando se calienta se carameliza y quema lo que destroza sus cualidades originales.

2. Arriésgate a comprar el café en grano

Utilizar café fresco y en grano es un punto básico y fundamental en la calidad de la bebida, lo que sucede es que entre más procesado sea el café pierde más propiedades en cuestiones como el aroma y sabor. Lo mejor que puedes hacer es comprar el café en grano y orgánico (sus granos están libres de pesticidas), este paso es maravilloso y de los favoritos de los amantes de un buen café ya que se liberan los aromas y cualidades que se conservan en la bebida final; eso si deberás molerlo justo en el momento que lo vas a preparar. A la vez es indispensable que compres las variantes de café más fresco, el mejor parámetro es revisar las fechas de producción y elegir aquellos con buenos procesos de tostado. 

3. Especial atención en la temperatura del agua

El agua es el segundo ingrediente primordial para preparar café y es un aspecto que no debemos tomar a la ligera. Es de suma importancia debido a que es la base de la infusión, por lo que habremos de elegir agua de calidad y vigilar mucho la temperatura de la misma, deberás calentarla de forma gradual y deberás de agregarla al café minutos antes de la ebullición. Un buen consejo es que utilices agua alcalina.

4. Vigila la correcta proporción entre el café y agua

En este aspecto intervienen mucho los gustos personales y las tradiciones de cada cultura, sin embargo es un aspecto importante en el lugar que sea del mundo. Este paso puede variar dependiendo la variante de café y por supuesto la cafetera que se utilice, entre más agua más claro será. Un buen parámetro para calcular los gramos es considerar que un expreso suele tener 8 gramos de café, por lo que un café americano normal contiene aproximadamente contiene 5-7 gramos por taza.

5. Sirve el café al momento

Si ya cuidaste todos los pasos para preparar un café de calidad, lo peor que puedes hacer es dejarlo enfriar y luego calentarlo para servir de nuevo. Es importante consumirlo fresco y al momento, no lo reutilices es mejor preparar una menor cantidad a tener mucho y estarlo recalentando, en este segundo proceso se pierden aromas, cuerpo y sabor. 

Café. /Foto: Cortesía-JC Penney