Coronavirus: cinco cosas que debe saber si no puede pagar la renta por la crisis

Estar bien orientado es clave antes de hablar con su casero
Coronavirus: cinco cosas que debe saber si no puede pagar la renta por la crisis
Debido a la crisis por coronavirus, muchos residentes en la Gran Manza se verán imposibilitados de pagar la renta.
Foto: Drew Angerer / Getty Images

A Guadalupe la desalojaron de su apartamento hace dos meses. Su renta fue subiendo hasta los $1,700 dólares y, tras dos meses sin poder pagar, la policía de Miami le llevó una orden de expulsión. Esta mexicana encontró una habitación para rentar por $600 dólares, lo que le permitió pagar su tratamiento de diálisis y la medicación para el riñón. No tiene seguro médico y trabaja cocinando en casas particulares. Pero llegó el coronavirus.

Todas las casas le cerraron las puertas y ahora no tiene ningún ingreso. La renta se ha convertido en la gran preocupación de Guadalupe, como le pasa a millones de personas en Estados Unidos. En esos casos, hay cinco cosas que pueden ayudarle:

1 – No hay ayudas directas para pagar la renta, pero sí indirectas

Pese a la confusión entre algunos usuarios en redes sociales que preguntan “¿cómo aplico a la ayuda para la renta?”, ni el gobierno federal ni la gran mayoría de estados y municipios ofrecen subsidios directamente destinados a pagar la renta de abril. Tampoco se perdonará el alquiler del mes, como piden grupos de activistas este martes 31 de marzo en una protesta en línea.

En Delaware, donde uno de cada 10 habitantes es latino, sí hay una ayuda directa de hasta $1,500 dólares que se enviará a los caseros o a las empresas de electricidad, agua y gas sin intermediarios. Para el resto, no hay ayudas directas.

Sin embargo, la administración Trump y el Congreso sí han aprobado medidas que indirectamente ayudarán a pagar la renta.

Por un lado, el desempleo durante la crisis del coronavirus va a ser más largo (trece semanas más del tiempo de subsidio que ofrece habitualmente su estado) y también para más gente (como contratistas independientes, freelancers, trabajadores a tiempo parcial y empleados con una historia laboral corta). Los trabajadores indocumentados, en cambio, no reciben ayudas de desempleo de ningún tipo, y usar un número de seguro social falso los puede exponer todavía más ante las autoridades.

Por otro lado, el gobierno federal mandará un cheque a decenas de millones de ciudadanos o residentes en Estados Unidos. Si presentó sus impuestos de manera individual y ganó menos de $75,000 dólares en 2019, le enviarán $1,200 a su cuenta o a su casa. Si lo presentó en pareja y ganaron menos de $150,000, recibirán $2,400. Por cada hijo, se darán $500 más. Los que ingresaron más de $99,000 no recibirán dinero público.

Pero, cuidado, el cheque llegará después del 1 de abril. Si el Servicio de Rentas Internas (IRS, en inglés) tiene su número de cuenta en su expediente, recibirá el dinero algo más pronto que el resto. Si usted espera el cheque en el buzón de casa, tendrá que esperar todavía más.

2 – El inquilino puede negociar el pago con su casero

Negociar con su casero, condominio o empresa arrendataria es legal y recomendado por los expertos. “Es muy importante que uno sea directo y honesto con el casero sobre lo que está pasando con el coronavirus”, dijo a Noticias Telemundo Lupe Arreola, directora ejecutiva del una asociación en defensa de los inquilinos, Tenants Together.

La mejor manera de comunicarlo es por escrito, y explicar que el impago se debe a la crisis económica vinculada al coronavirus. Puede hacerlo por email, carta o mensaje de texto, idealmente con una comprobación de recibido.

Hay modelos de carta online y en inglés para comunicar a su casero la imposibilidad de pagar el monto total o parcial de la renta.

Una opción es pagar una parte. Según Arreola, “si la gente puede pagar una parte de su renta, vale la pena pagar lo que uno pueda, como muestra de buena fe”. Pero el alquiler que no se paga en abril queda pendiente de pagar al casero en los próximos meses.

3 – Hay decenas de lugares donde se prohibió sacarle de casa por impago

Sí hubo estados y ciudades que aprobaron medidas especiales para los inquilinos durante la crisis del coronavirus. “Hay unos 15 estados y unas 24 ciudades que ya han anunciado moratorias contra el desalojo y/o los embargos hipotecarios”, explicó a Noticias Telemundo Paul Kealey, de National Low Income Housing Coalition, un grupo que aboga para lograr más ayudas a la vivienda para la población con ingresos bajos.

En California el gobernador prohibió los desalojos por impago. Estados como Nueva York, Massachusetts, Oregon y Kentucky tomaron medidas similares para detener los desahucios, así como ciudades como Baltimore, Boston, Miami, San Francisco, Sacramento, San José y Seattle.

En estos lugares de Estados Unidos, durante la crisis del coronavirus, las autoridades no pueden desalojar a ningún inquilino por dejar de pagar su renta. En algunos casos, como Seattle, Phoenix o Salinas, también prohíben que las empresas de electricidad, agua o gas corten el servicio por impago.

¿Y qué pasa con quienes no viven en esos estados o ciudades? A escala federal no hay ninguna moratoria para los inquilinos, salvo en dos importantes excepciones.

No pueden ser desalojados los inquilinos de vivienda pública, y eso incluye personas que viven en edificios propiedad del gobierno federal (public housing, en inglés), edificios con ayuda federal (project based rental assistance) o reciben cupones para los inquilinos (housing choice vouchers). El teléfono (800) 955-2232, que da servicio en inglés y en español, provee información a quien reside en vivienda pública.

Tampoco pueden ser desalojados durante la crisis del coronavirus aquellos inquilinos cuyo casero posee el hogar a través de una hipoteca garantizada por el gobierno federal. Esta ayuda puede beneficiar a unas 27,000 propiedades, según la empresa pública Fannie Mae.

4 – Solo una corte puede sacarlo de casa

Activistas como Lupe Arreola destacan que el propietario de la casa no puede echarlo del hogar de manera unilateral.

“Antes de desalojar, los caseros tienen que poner el caso en una corte. Un juez es el que tiene que decidir sobre eso al final del día”, destaca. Y quien ejecuta ese desalojo es “‘el sheriff o la policía local, quien regularmente tiene la responsabilidad de físicamente sacar a alguien de su hogar”.

Además, cientos de cortes están cerradas estas semanas por el peligro a la salud que el coronavirus representa, lo que debería frenar las peticiones y órdenes de desalojo. En el número (800) 569-4287, el gobierno ofrece asesoría bilingüe en temas de vivienda.

5 – Hay millones de propietarios de casa protegidos del embargo

Los que no pagan renta pero pagan hipoteca están más protegidos a escala federal. El gobierno de Donald Trump puso en marcha una medida que beneficia a unos 28 millones de propietarios de hogares.

Creó una moratoria que congela cualquier embargo para aquellas personas que tienen una hipoteca asegurada por el gobierno federal (en inglés, FHA-insured mortgages). Es decir, durante 60 días, el banco no puede quitarles la casa a estos propietarios aunque dejen de pagar su hipoteca.

El teléfono de información (800) 225-5342 ofrece información en inglés y en español a los propietarios de casas con hipotecas aseguradas por la administración pública, y la dirección electrónica de contacto es Answers@hud.gov.

El Departamento de Vivienda tiene un website en español sobre medidas durante la crisis del coronavirus.

(Por Damià Bonmatí)