Video viral: Una extraña criatura semejante al monstruo de ‘La mancha voraz’

Una de las especies más raras del planeta que produce un veneno que mata cangrejos y cucarachas

Un video que muestra a una extraña criatura se ha vuelto viral en las redes sociales luego de que un usuario de Twitter lo publicara el pasado 2 abril.

La grabación de apenas 14 segundos muestra una masa amorfa que se mueve y luce muy semejante al monstruo de la película “The Blob” (1958), un clásico del cine de horror que en países de Latinoamérica se tradujo como “La mancha voraz”.

En dos días, la grabación publicada por @Sunnnyarkade, tenía más de 16 millones de reproducciones.

Entre las reacciones al video hay quienes bromearon y lo llamaron “COVID-19”.

En su cuenta de Twitter, el usuario sólo se identifica como “Non Essential” y se ubica en la isla caribeña de Santa Lucía, quien al publicar el video escribió:

“¿Alguien sabe qué es esto?”

La mancha voraz

Pero no se trata de un ser extraterrestre ni de ningún monstruo de la ficción ni tampoco del coronavirus, en realidad es uno de los animales más raros del planeta cuyo nombre científico es Lineus longissimus.

Es el “gusano cordón de bota” o “bootlace worm”, aunque también se les conoce como “gusanos de probóscide” por tener un prolongado aparato bucal o nariz en forma de trompa para succionar y alimentarse, una característica de los animales proboscídeos, como el elefante.

Esta especie de gusano, cuando se extiende, suele medir entre 5 y 15 metros de largo (15-50 pies), pero puede llegar a crecer hasta los 55 metros (180 pies), aunque su ancho sólo alcanza de los 5 a los 10 milímetros.

Hay quienes lo califican como “el animal más largo del mundo”, es una especie que vive en las costas frías de Gran Bretaña, Noruega y Suecia, y como mecanismo de defensa libera grandes cantidades de moco espeso que es venenoso para los crustáceos.

  • El extraño animal muerto que un pasajero de avión llevaba en la maleta
  • Veneno mata cucarachas

    Un estudio reciente de la Universidad de Uppsala, en Suecia, descubrió que el veneno que produce el gusano “bootlace” es una neurotoxina capaz de paralizar y matar cangrejos y cucarachas.

    “Esta toxina peptídica, llamada nemertida α-1, es la sustancia más venenosa que se ha encontrado en el reino animal de Suecia y el hecho de que sea posible usarla hace que el descubrimiento sea aún más emocionante”, declaró el profesor Ulf Göransson a cargo de la investigación que se publicó en la revista Scientific Report.

    Neurotoxinas similares a las del gusano “bootlace” han sido encontradas en serpientes, arañas y conchas de mar, que son sustancias químicas que afectan el sistema nervioso, pero que se utilizan para elaborar productos farmacéuticos, en la biotecnología y como pesticidas agrícolas.

    “Creemos que las toxinas del gusano ‘bootlace’ también se pueden usar para desarrollar nuevos insecticidas”, refirió el investigador sueco. “El nemertide α-1 tiene un efecto muy poderoso sobre los crustáceos y las cucarachas, por lo que podría servir como un insecticida muy eficaz. Desde el punto de vista de la investigación, es emocionante haber descubierto una nueva toxina en nuestra propia fauna, en un grupo de animales que básicamente nunca se ha explorado”.