El gobernador de Illinois esboza reapertura ante coronavirus pero no ve cercana la normalidad

El gobernador de Illinois esboza reapertura ante coronavirus pero no ve cercana la normalidad
El gobernador de Illinois JB Pritzker recorre el centro especial de atención médica contra el COVID-19 en el Centro de Convenciones McCormick Place en Chicago.
Foto: Getty Images

El gobernador de Illinois, JB Pritzker, presentó este martes un plan para reabrir en cinco etapas la economía del estado, impactada por la pandemia del coronavirus, aunque aclaró que la opción de volver a la normalidad no existe todavía.

El plan divide a Illinois en cuatro regiones, que podrían entrar en diferentes fases escalonadas de reapertura a medida que se avance en el control del virus.

Según declaró el gobernador en conferencia de prensa, la quinta y última fase, “Illinois restaurado”, no llegará hasta que una vacuna o un tratamiento altamente efectivo estén ampliamente disponibles.

“Hasta que tengamos una vacuna o un tratamiento efectivo, o suficiente inmunidad generalizada para que los nuevos casos no se materialicen, la opción de volver a la normalidad no existe”, enfatizó.

Pritzker dijo que todo el estado ya pasó por la fase 1 del contagio de la enfermedad, distanciamiento social y cuarentena que se mantiene hasta el fin de este mes.

En diversos grados, Illinois se encontraría en la Fase 2 de “aplanamiento” de la curva de contagio y lo más pronto que alguna de las cuatro regiones podría pasar a la tercera fase sería a fines de mayo, dijo Pritzker.

En esa etapa, llamada “recuperación”, la cantidad de pacientes con COVID-19 ingresados en hospitales, y de camas necesarias en unidades de cuidados intensivos, sería estable o estaría disminuyendo.

Las fábricas, oficinas, comercios minoristas, peluquerías y salones podrían reabrir, con límites de capacidad y otras restricciones. Además, todavía se requeriría el uso de tapabocas o barbijos.

En la cuarta fase, de “revitalización”, se permitirían las reuniones de 50 o más personas, la reapertura de restaurantes, bares, centros de cuidado infantil y escuelas, para avanzar luego a actividades recreativas como espectáculos deportivos y festivales.

Todavía sería necesario cubrirse la cara, al igual que las medidas de distanciamiento social, aunque para llegar a esta fase se requeriría una disminución continua en la tasa de nuevas infecciones y de hospitalizaciones.

El gobernador instó a ser pacientes con las restricciones, en momentos en que se registran algunas protestas minoritarias de grupos que reclaman el fin de la cuarentena y la vuelta a la normalidad económica.

“Tenemos que resolver primero cómo convivir con la COVID-19 hasta poder vencerla, de una forma en la que cuidemos de la salud de nuestra gente y salvemos vidas con un sistema sanitario fuerte”, dijo Pritzker.

El Departamento de Salud Pública del estado realizará un seguimiento de las cuatro regiones en función de una serie de métricas, que estarán disponibles en línea para que el público esté enterado de los avances, agregó.

Según las cifras oficiales de personas afectadas por la COVID-19, en Illinois se han confirmado hasta hoy 65,962 casos con 2,838 muertes.