Pese a pandemia de coronavirus aumentan en Chicago remesas de mexicanos

Temores ante la pandemia de Covid-19 y la devaluación del peso mexicano frente al dólar han contribuido al alza en el envío de remesas a México, según analistas
Pese a pandemia de coronavirus aumentan en Chicago remesas de mexicanos
Ignacio Pérez, residente del Barrio de Las Empacadoras, realizó un envío de dinero a Michoacán, México. (Belhú Sanabria / La Raza)
Foto: Getty Images

Vanessa Olguín trabaja en la tienda Sigue Envíos Latinos en el Barrio de Las Empacadoras. Ella dice que, aunque con menor frecuencia, la clientela continúa realizando envíos de dinero pese a la pandemia del coronavirus.

“La clientela respeta el distanciamiento social, hacen línea afuera del negocio, usan mascarillas al ingresar para realizar su envío de dinero”, explica Olguín a La Raza.

A trabajadores migrantes establecidos en Chicago que envían dinero a sus países de origen les preocupa que debido a la pandemia sus ingresos no sean suficientes para ayudar a sus familias en México.

Hay familias al otro lado de la frontera esperando por el envío de dinero para comprar comida, pagar la renta y solventar la educación de sus hijos. El no recibirlo podría desestabilizar la economía familiar.

Algunos migrantes por laborar en trabajos considerados esenciales siguen trabajando y enviando remesas a México, como es el caso de Ignacio Pérez, quien es carnicero en un supermercado de Chicago. Pérez estuvo preocupado porque no tuvo trabajo por tres semanas. Ahora dice que ya trabaja su jornada laboral como de costumbre: “Yo mando dinero cada mes a mi familia, gracias a Dios hasta ahora sigo trabajando”.

“Ven en la pandemia una amenaza”

Funcionarios del Banco Mundial pronosticaron que las remesas mundiales se desplomarían en un 20% en 2020 a raíz de la recesión económica provocada por la Covid-19.

En ese contexto, una importante fuente de ingresos para millones de personas como son las remesas mexicanas pueden caer hasta un 17% en 2020 debido a la pandemia, estimó el banco BBVA.

Los envíos disminuirán de $77 mil millones a $75 mil millones y los más afectados serían México y Centroamérica, según el Centro de investigaciones sobre Política Exterior Hemisférica, Diálogo Interamericano con sede en Washington DC.

Las remesas mexicanas son la segunda mayor fuente de divisas extranjeras de México y representan alrededor del 3% del PIB del país, el cual también es el tercer receptor a escala mundial solo por detrás de India y China.

Contra todo pronóstico y conforme a datos publicados por el Banco de México el pasado lunes, los mexicanos radicados en Estados Unidos enviaron en marzo del presente año $4,016 millones de dólares, un incremento del 35.7% con respecto al mismo mes de 2019 cuando enviaron $2,957 millones de dólares.

La subida en las remesas se dio pese a la suspensión de actividades laborales o pérdida de empleo debido a la pandemia.

Carlos Arango, activista pro inmigrante, dijo que a primera vista esas cifras le causaron sorpresa pero al mismo tiempo cree que las personas están mandando su dinero a México “porque a lo mejor piensan que se van a tener que ir después del país cuando entre la crisis económica”.

“No sabemos qué tan fuerte va estar la recesión, se espera que sea muy estruendosa, muchos analistas dicen eso y yo creo que eso es en parte la razón por la que están urgiendo a la gente a regresar a trabajar en muchos lugares”, mencionó Arango.

Aunque los negocios no esenciales permanecen cerrados y algunos inmigrantes no tienen trabajo “aún así los migrantes están haciendo el esfuerzo para seguir apoyando a nuestra gente en México porque esto de la pandemia está afectando a todo el mundo”, dijo Salvador Pedroza, director honorario de la Cámara de Comercio de La Villita. “Nosotros vamos a seguir viendo por nuestra familia, vamos a seguir mandando nuestras remesas”.

El analista Óscar Chacón, director ejecutivo de Alianza Américas, dijo que la explicación más probable del incremento en el monto de envío de remesas a México es que esto tiene mucho que ver con el sentido de inseguridad que tienen ahora muchas personas. “Porque aunque tengan empleo sigue muy vigente la campaña antiinmigrante que impulsa el presidente Donald Trump. Entonces creo que mucha gente ve en la pandemia una amenaza, que si bien le permite hasta hoy mantener en un grado similar el patrón de empleo, temen que la consecuencia de esta pandemia sea de que se endurezca el patrón de deportaciones”.

Chacón también dijo que hay un segundo factor importante: la devaluación constante del peso mexicano con relación al dólar. “El dólar que enviaban hace un año vale mucho más hoy que el año pasado, entonces maximizan el beneficio de enviar remesas en este caso a México”.

El analista destacó que lo que ha pasado en México en cuestión de aumento en las remesas en tiempos de pandemia no tiene paralelo con El Salvador, Honduras y Guatemala.

Manuel Orozco, autor del estudio ‘Migrantes y el efecto de la pandemia en las remesas” de la del Programa de Migraciones Remesas y Desarrollo de Diálogo Interamericano, señaló que los países del Triángulo Norte (Honduras, El Salvador y Guatemala) y México serán los más afectados. El análisis explica entre otras cosas que en 2019 las remesas enviadas a México sumaron $36,000 millones de dólares, un aumento de un 7% en comparación al 2018.

Una situación similar a lo que está pasando con el alza en las remesas mexicanas en tiempos de pandemia ocurrió en la crisis económica del 2008, la cual trajo consigo un aumento en los envíos de dinero en la comunidad inmigrante.

“En la crisis económica de 2008, en aquel entonces contrario a todo lo que los economistas pensaban, los mexicanos, salvadoreños, dominicanos, guatemaltecos, hondureños resulta que enviaron más plata de lo que habían estado enviando antes de la crisis económica del 2008 y la explicación esencialmente era que la gente temía quedarse sin empleo y eventualmente tener que regresar a sus países y peor aún quedarse sin empleo y verse literalmente bajo una cacería de brujas a manos en aquel entonces del gobierno del presidente Barack Obama, que como se sabe termino deportando más gente que cualquier otro presidente”, explicó Chacón.

****

La cobertura editorial de La Raza es posible en parte gracias al apoyo de la Field Foundation of Illinois y el Fondo Covid-19 de Periodismo de la Fundación Robert R. McCormick. Agradecemos su apoyo a nuestro trabajo periodístico.