Cómo y cuándo debes recargar la batería de tu auto

Una batería que tiene carga baja no es sinónimo de batería inservible, quizá bastará con una recarga para devolverle su funcionalidad, sin embargo, deberás saber si es buena opción realizarlo
Cómo y cuándo debes recargar la batería de tu auto
La batería de un auto también necesita de mantenimiento para optimizar su vuda útil.
Foto: Pixabay

Cuando pensamos en las baterías de los autos de inmediato salta a nuestra mente la idea de que en algún momento nuestro auto podría quedarse sin batería y no encender, es aquí cuando pensamos que la batería ya no sirve, sin embargo, esto no es así.

La batería de un coche, al igual que la de un teléfono o la de una laptop, se puede recargar, de hecho, éstas están constantemente recargando energía gracias al alternador. Sin embargo, existen factores que propician que la energía de la batería disminuya y no sea suficiente para encender el vehículo.

¿Cómo saber si puedo recargar mi batería o es mejor comprar una nueva?

Recargar una batería es una buena opción siempre y cuando ésta no sea muy vieja, si tiene unos dos o tres años, o si la causa de haberla agotado se encuentra en un despiste como dejar las luces encendidas. Una recarga hará que recupere su funcionalidad de manera normal.

Por el contrario, y según indican algunos fabricantes, si la tensión de la batería ha bajado más del 35 % o el voltaje es inferior a 7,8 V habrá alcanzado un nivel de sulfatación que no hace posible ni efectiva una recarga.

De acuerdo con el portal Diariomotor, si partimos de un coche que hemos puesto en marcha usando alguna de las indicaciones del punto anterior, con dar una vuelta de unos 30 o 40 minutos por carretera, y a ser posible con el mínimo número de consumibles eléctricos encendidos, bastará para alcanzar un nivel de carga adecuado.

Por otro lado, existen unos aparatos llamados cargadores de batería, que como su propio nombre indica carga esa batería. Su uso es muy similar al de un arrancador, conectas el cargador a la red eléctrica y a la batería por medio de unas pinzas, salvo que no se recomienda cargar la batería en el interior del vano motor o maletero, ya que en este proceso existe la posibilidad de que emanen algunos vapores de su interior.

Cabe señalar que no es lo mismo un cargador que un mantenedor, aunque pueda parecerlo. La diferencia radica en su capacidad y velocidad de carga, mientras que un cargador es capaz de recuperar la tensión adecuada en un periodo de tiempo relativamente bajo y partiendo de un voltaje inferior, el objetivo del mantenedor es proporcionar una pequeña corriente eléctrica (1-3 A por los 6-12 A del cargador) para impedir que descienda el voltaje de la batería

********** 

Te puede interesar.