Trump visitó Kenosha para respaldar a la policía, no a la familia de Jacob Blake

El presidente fue a Kenosha, no para calmar a una comunidad lastimada por el racismo y el abuso policial tras el ataque a Jacob Blake, sino para exaltar a la policía

Trump recorre una zona afectada por las protestas contra la violencia policial en Kenosha.
Trump recorre una zona afectada por las protestas contra la violencia policial en Kenosha.
Foto: MANDEL NGAN / AFP / Getty Images

El presidente Donald Trump reclamó que le dieran crédito el martes por traer la calma a Kenosha, Wisconsin, durante una visita a la ciudad donde el tiroteo que realizó la policía contra un hombre negro desarmado desató días de protestas violentas.

Pero Trump no visitó al afroamericano Jacob Blake, quien quedó paralizado de la cintura para abajo después de que un policía blanco le disparara por la espalda siete veces el 23 de agosto.

Tampoco se reunió con la familia de Blake, solamente dos pastores de la iglesia de la madre de Blake pudieron asistir a uno de los eventos con el presidente.

  • Qué hay de cierto en que aumentó la violencia en algunas ciudades de EE.UU. como dice Trump
  • Familia de Blake critica a Trump por alimentar la división; el presidente niega violencia contra negros en Kenosha
  • En cambio, prometió reconstruir Kenosha y proporcionar más gastos federales a Wisconsin.

    “Para detener la violencia política, también debemos enfrentar la ideología radical… Tenemos que condenar la peligrosa retórica anti-policial”, dijo Trump, y agregó que sin su ayuda Kenosha se habría” quemado hasta los cimientos”.

    Aunque Trump sugirió que ayudó a sofocar la violencia enviando la Guardia Nacional, fue Tony Evers, el gobernador de Wisconsin, quien activó la Guardia Nacional del estado y pidió ayuda a Arizona, Michigan y Alabama, que enviaron tropas  a la ciudad.

    El presidente viajó a Wisconsin para examinar los daños causados ​​por las protestas civiles que ocurrieron en la ciudad durante días, tras el tiroteo de policías contra Jacob Blake, que permanece paralizado y hospitalizado.

    Sin embargo, Trump se atribuyó el mérito de ordenar en la Guardia Nacional.

    En una discusión con la presentadora de Fox News, Laura Ingraham, el lunes, Trump criticó al oficial de Kenosha involucrado en el tiroteo de Blake. “Dispararle a un tipo por la espalda muchas veces, quiero decir, ¿no podrías haber hecho algo diferente?” También defendió al oficial, diciendo que la víctima “podría haber estado buscando un arma”.

    Trump dijo: “Pero se ahogan, como en un torneo de golf: fallan un putt de 3 pies”.

    Anthony Davis, jefe de Kenosha NAACP, hablando en MSNBC, criticó el comentario de Trump.

    “Juego al golf”, dijo Davis. “Sé sobre la asfixia. Esa es la vida de un hombre… No se puede comparar el golf con la vida de un hombre”.

    Un partidario de Trump de 17 años fue acusado de matar a dos personas e herir a otra con un rifle semiautomático en Kenosha. Trump defendió al adolescente blanco, que enfrenta seis cargos criminales, y se negó a condenar la violencia de sus partidarios.

    “Es un trabajo peligroso”, dijo Trump a varios agentes del orden y políticos republicanos en una escuela secundaria en Kenosha. “Pero tengo que decirle esto a la policía: la gente de nuestro país te ama”.

    El candidato presidencial demócrata Joe Biden dijo que Trump simplemente busca votos en un estado que es importante para decidir el resultado de las próximas elecciones y reúne a sus partidarios en torno a su mensaje de “ley y orden”, mientras distrae a los estadounidenses de lo que está ocurriendo con la pandemia de coronavirus.

    Biden instó a Trump a denunciar toda violencia, “sin importar quién lo haga, sin importar qué afiliación política tengan. Punto”.

    • Biden culpa a Trump de protestas raciales; el presidente se defiende
    • La familia de Blake realizó una “celebración comunitaria” el martes a cierta distancia de la visita de Trump.

      “No necesitamos más dolor y división de un presidente decidido a hacer avanzar su campaña a expensas de nuestra ciudad”, dijo Justin Blake, un tío, en un comunicado. “Necesitamos justicia y alivio para nuestra vibrante comunidad”.