“Esta mañana desperté en Marte y no en el norte de California”

El tiempo se agota para salvar a California

El firmamento del norte de California se tiñó de rojo.
El firmamento del norte de California se tiñó de rojo.
Foto: Juan Mesa / Impremedia

Suelo despertar tipo seis de la mañana, cuando el sol empieza a aparecer. Esta mañana estaba más oscuro que de costumbre, pero no le di importancia. Seguí adelante a preparar el café y leer noticias.

Relacionado:Impresionante nube de humo cubre San Francisco y pasadas las 9 de la mañana aún no habían rastros del sol

Pasadas las siete de la mañana me di cuenta de que las cosas no estaban normales. El ambiente era el del invierno. Al asomarme por la ventana me topé con un cielo rojizo que sólo he visto en las imágenes que toman los robots que la NASA envía a Marte.

Los incendios en el norte de California ocultaron el sol. Juan Mesa / Impremedia

El firmamento rojo se debe al humo de los incendios que afectan al norte de California y al sur de Oregon. El martes no vimos el sol, pero parecía un día nublado, que en el área de la Bahía de San Francisco es algo normal por la espesa niebla que suele llegar desde el Pacífico.

Pájaros sobre cables en el cielo rojizo.
Pájaros sobre cables en el cielo rojizo. Juan Mesa/Impremedia

Los incendios, desafortunadamente, también son comunes en California entre agosto y noviembre. Además de los destrozos que causan en donde se generan también afectan la calidad de aire de otras zonas. A San Francisco y a Oakland puede llegar el humo de fuegos que están a 150 millas de distancia. Es difícil lidiar con el olor y los ojos se irritan. Tengo el privilegio de trabajar en casa y cerrar las ventanas, pero es imposible no pensar en los miles de trabajadores agrícolas que son expuestos a estas condiciones.

No es un filtro, así es la luz en el norte de California hoy.

El olor no es tan intenso bajo esta roja oscuridad. Desempolvé la cámara reflex y salí a la huerta a tomar algunas imágenes porque las fotos del teléfono no son tan fieles a lo que los ojos ven. Un cielo así sólo es posible en un eclipse, pero sucede muy rápido. Aquí ya llevamos varias horas en rojo y parece que el día seguirá así. ¿Se extenderá por toda la semana?

En la mañana era imposible reconocer otros colores. Juan Mesa/Impremedia

Este cielo rojizo es desesperanzador. California es una región hermosa que parece condenada a la destrucción. Los fuegos son peores cada año como resultado del cambio climático. El Estado ha intentado mitigar los efectos con varias legislaciones, pero no es suficiente. En algún momento debemos tener la conversación de que debemos modificar radicalmente nuestra manera de vivir. El tiempo se agota. No quiere despertar en Marte otra vez. No de esta manera.