Seguidores de Trump entran al Congreso a la fuerza; suspenden sesión en Senado y la Cámara

VIDEO: Varias personas han logrado ingresar a los pasillos del Capitolio

Seguidores de Trump entran al Congreso a la fuerza; suspenden sesión en Senado y la Cámara
Los seguidores de Trumpo ingresaron con violencia al Capitolio.
Foto: JIM LO SCALZO / EFE

Decenas de seguidores del presidente Donald Trump ingresaron a la fuerza al Capitolio, lo que provocó la suspensión de las sesiones de la Cámara de Representantes y el Senado sobre la certificación del voto del Colegio Electoral.

Los manifestantes escucharon por la mañana las arengas del mandatario republicano sobre el rechazo de los resultados electorales, donde también advirtió que no reconocería el triunfo del demócrata Joe Biden.

El mitin se desarrollo con tranquilidad, pero tras la participación del presidente Trump los manifestantes se dirigieron al Capitolio y tuvieron enfrentamientos con la Policía, que intentó replegarlos incluso con gases lacrimógenos, pero los seguidores del republicano superaban por docenas a la autoridad, algunos escalaron muros y otros corrieron hacia las escaleras para ingresar al inmueble.

Videos que circulan en redes sociales dieron muestran de la agresividad creciente de los simpatizantes del presidente Trump, quienes exigían que se suspendiera la certificación de las elecciones.

El sistema C-SPAN transmitía la sesiones de ambas cámaras, donde un grupo de republicanos exigía que se revisara el proceso electoral, siguiendo el mismo argumento de “fraude” del presidente Trump.

En el Senado, el líder republicano, Mitch McConnell (Kentucky), había pedido a sus colegas no desafiar la certificación, en medio de la elección de desempate en Georgia, que colocó a los republicanos como minoría.

Luego la transmisión en vivo se suspendió. Volvió a los pocos minutos con el reporte de que los representantes y senadores habían sido desalojados ante la irrupción violenta.

Varios videos publicados por reporteros acreditados permitieron escuchar el caos en el edificio: gritos y golpes a muebles. Una de las grabaciones captó el momento en que los seguidores del presidente Trump golpearon la puerta principal, hasta que lograron ingresar, a pesar de la orden de la Policía del Capitolio de retirarse.

Los congresistas comenzaron a compartir alguna información en redes sociales.

“Nos han dado máscaras de gas en el piso de la Cámara. Se ha utilizado gas lacrimógeno en la Rotonda”, escribió el representante demócrata Gerry Connolly (Virginia) en Twitter.

Para entonces el caos era total. Imágenes mostraron a los seguidores del presidente Trump en las salas de la Cámara y el Senado, sentados en el piso y las sillas, pero varios llegaron a las oficinas de algunos representantes, incluida la presidenta Nancy Pelosi (California), quien pidió al presidente Trump calmar a sus simpatizantes, así como el despliegue de la Guardia Nacional.

La alcaldesa de Washington, D.C., Muriel Bowser, ordenó un toque de queda en la ciudad a partir de las 6:00 p.m. de este miércoles y hasta las 6:00 a.m. del 7 de enero.

“Durante las horas de este toque de queda, ninguna persona, más que las designadas por la Alcaldía, podrán caminar, circular en bicicleta, correr, reunirse o circular en auto u otro modo de transporte en la calle o parque o cualquier otro lugar en el Distrito”, indica su orden.

Tras las peticiones de Pelosi y la alcaldesa Bowser, NBC News confirmó que la Guardia Nacional desplegaría elementos para asegurar el Capitolio.

También se indicó que el gobernador de Virginia, Ralph Northam, dijo que enviaría a unos 200 elementos que operan en su estado. Para entonces, pasadas las 4:00 p.m. más elementos de fuerzas especiales de Washington, D.C. llegaban a la escena.

Tímido llamado de Trump

A diferencia de sus arengas en el mitin organizado frente a la Casa Blanca, el presidente Trump tardó en condenar la violencia en el Capitolio. Su primer paso fue, por supuesto, un tuir.

“Ellos están realmente del lado del país. ¡Manténganse en paz!”, expresó.

Horas más tarde, cuando todo se había salido de control –y el presidente electo Biden había calificado los hechos, “no como una protesta, sino una insurrección”– el presidente Trump tuvo que pedir tranquilidad, pero insistió en que le habían “robado la elección”.

“Tenemos que tener paz, tenemos que tener orden público, tenemos que respetar a nuestro gran personal de la ley y el orden. No queremos que nadie resulte herido”, dijo el mandatario en un video de poco más de un minuto. “Váyanse a casa”.

Twitter bloqueó el video para que se pudieran dar “likes” o escribir comentarios, señalando los actos violentos en la capital de EE.UU.

¿Y la certificación?

Hasta el momento se desconoce dónde y cuándo los representantes del Congreso retomarán sesión para certificar la elección presidencial.

El primer paso fue dado con la entrega de las boletas del Colegio Electoral por parte del presidente del Senado, el vicepresidente Mike Pence, quien fue de los primeros en ser desalojado del Capitolio tras el ingreso violento.

Previo a ello, el republicano desafió a Trump, señalando que no podría oponerse a la certificación de la elección estadounidense.

“He meditado que mi juramento de apoyar y defender la Constitución me limita a reclamar autoridad unilateral para determinar qué votos electorales deben contarse y cuáles no”, dijo Pence en una carta enviada el Congreso.