En Georgia “el estatus migratorio no se considera para la vacunación”

Mostrar otro tipo de documento como el pasaporte, licencia de conducir o una tarjeta de estudiante daría la oportunidad de recibir la vacuna a los indocumentados

Paciente recibe la vacuna Moderna contra el COVID-19 en Valley Stream, Nueva York.
Paciente recibe la vacuna Moderna contra el COVID-19 en Valley Stream, Nueva York.
Foto: Eduardo Munoz / Getty Images

Las autoridades estatales y organizaciones comunitarias en Georgia han anunciado que no se requiere presentar prueba del estatus migratorio en el país para optar por la vacuna contra el COVID-19, debido a las constantes quejas y denuncias de los indocumentados a los que se le ha negado la dosis.

Nancy Nydam, portavoz del Departamento de Salud Pública de Georgia dijo que no se considerará el estatus migratorio para la vacunación y que se han comunicado con la tienda Walmart en Georgia para que “tengan información precisa” tras una denuncia de una persona que le prohibieron vacunarse por no tener papeles.

La directora ejecutiva de Latino Community Fund (LCF Georgia), Gigi Pedraza, ha dicho que han recibido reportes de hispanos que no han dejado vacunarse y que esto se le atribuye a la “falta de entrenamiento de las personas atendiendo en las farmacias”.

“La vacuna es absolutamente gratuita y nadie necesita tener seguro ni número de Seguro Social para obtenerla. Entonces, si algún proveedor exige el pago de cualquier forma o exige que el cliente tenga un número de Seguro Social, está violando el acuerdo con el estado y debe ser reportado” señaló Pedraza.

La directora del LCF Georgia ha aconsejado que se muestre otro tipo de documento como el pasaporte, licencia de conducir (aunque sea de otro país) o una tarjeta de estudiante.

Kathleen Toomey, directora del Departamento de Salud Pública del estado, se reunió la semana pasada con el gobernador de Georgia, Brian Kemp, y destacó que los residentes tienen que ser todos vacunados sin importar si cuentan o no con un Seguro Social.

La Administración del presidente, Joe Biden, insiste en que se debe garantizar que todos reciban la vacuna, incluyendo a los “inmigrantes indocumentados”.