Clamor por justicia a un año de la muerte del joven Adam Toledo

La familia del adolescente, residentes de La Villita y activistas locales exigen cambios inmediatos en la política de persecución a pie del Departamento de Policía de Chicago y un fiscal especial para el caso

Familiares, residentes y activistas de La Villita recordaron el primer aniversario de la muerte del adolescente Adam Toledo con caminata y mitin. (Cortesía Dolores Castañeda)

Familiares, residentes y activistas de La Villita recordaron el primer aniversario de la muerte del adolescente Adam Toledo con caminata y mitin. (Cortesía Dolores Castañeda)

A un año de la muerte del adolescente Adam Toledo, la comunidad de La Villita sigue alzando su voz en busca de justicia.  Toledo, de 13 años, fue baleado fatalmente por el policía Eric Stillman en una persecución a pie en un callejón cerca de la calle 24 y la avenida Sawyer el 29 de marzo de 2021.

La familia de Toledo y activistas locales quieren que se establezcan cambios inmediatos en la política de persecución a pie del Departamento de Policía (CPD) a fin de que no haya más muertes como las del adolescente.

Video de la cámara corporal del oficial mostró a Stillman y a Toledo corriendo por un callejón alrededor de las 2:30 am. El video publicado por la Oficina Civil de Responsabilidad Policial (COPA) parecía mostrar a Toledo arrojando una pistola que llegaba consigo junto a una cerca, y menos de un segundo después de que el oficial le ordenara al adolescente soltar el arma, Stillman le disparó Toledo en el pecho, herida que fue letal.

La fiscal del Condado de Cook, Kim Foxx, dijo el martes 15 de marzo que no presentará cargos penales contra el agente Stillman y que esa decisión se tomó después de una investigación exhaustiva y una revisión adicional por parte de una agencia externa.

Activistas locales aún no pierden la esperanza de que el policía que le disparó fatalmente a Toledo sea acusado penalmente y quieren que se nombre a un fiscal especial para manejar el caso como se hizo después de que el oficial de CPD Jason Van Dyke mató a Laquan McDonald, de 17 años.

El año pasado, miembros de la comunidad latina salieron a las calles del norte y sur de la ciudad para protestar por la muerte de Toledo. Activistas locales, organizadores comunitarios y algunos funcionarios electos han alzado su voz exigiendo justicia y se manifestaron en contra de la decisión de Foxx hace dos semanas.

Según Foxx, aunque el oficial podría haber violado la política de persecución a pie de CPD, no habría suficiente evidencia para respaldar cargos penales en el tiroteo contra Toledo y agregó que el oficial temía por su vida.  

Una declaración de los abogados de la familia Toledo afirma que el uso de fuerza letal por parte de Stillman fue excesivo y representó una amenaza para la seguridad de Toledo y otros.

Un mural en La Villita, en memoria de Adam Toledo, adolescente muerto por un policía en La Villita en 2021.

Caminata en La Villita

La familia de Toledo, activistas comunitarios y residentes de La Villita se reunieron el martes 29 de marzo por la tarde en el mismo callejón donde, ese mismo día en 2021, fue baleado Toledo e insistieron en que demandan justicia. Piden que CPD implemente una nueva política de persecución a pie.

Los asistentes también rezaron el rosario y participaron de una caminata.

Baltazar Enríquez, presidente del Concilio Comunitario de La Villita, la familia de Toledo y vecinos del barrio también quieren que se nombre a un fiscal especial para manejar el caso de Toledo después de que Kim Foxx dijo que no presentará cargos penales contra Stillman.

“La muerte de Adam Toledo nos deja una lección muy dolorosa, que de no hay justicia, y lo que nos queda a nosotros, a las mamás o a las personas que vivimos en la comunidad, es que la policía puede matar a nuestros hijos y no hay justicia. Eso es bien preocupante para todos, porque no sabemos cómo va a responder la policía en algo que nuestros hijos pasen o algo aquí en la comunidad. Por eso la gente ya no tiene confianza ni de llamarle a la policía”, dijo a La Raza Dolores Castañeda, del grupo Padres Ángeles y activista de La Villita, quien participó en el mitin y caminata en ese barrio el pasado martes por la tarde.

Castañeda también abogó por más recursos de salud mental para la comunidad de La Villita y que los policías tengan mayor entrenamiento. “Debe de haber más entrenamiento con los policías para que ellos se hagan conscientes también de su papel que tienen en la comunidad, que es un papel no solamente de agresión o de responder a las agresiones sino también que tanto ellos como nosotros somos humanos”.  

Enríquez, que organizó la caminata y mitin junto con otras organizaciones del barrio, dijo que la comunidad mexicana e inmigrante está pidiendo justicia. “El policía pudo haber usado miles de otras tácticas y no disparar, pero aquí al policía le estamos dando inmunidad”.

 “En La Villita muy rara la vez confían en la policía, y por eso pasan tantos crímenes que no se pueden resolver, porque la policía no se integra, no vive con la comunidad. Ellos son policías, ellos no son parte de la comunidad y eso no debería ser así, ellos deberían ser parte de la comunidad, conocer a los jóvenes, saber quién es quién en la comunidad para que tengamos entonces un departamento de policía comunitario”, dijo Enríquez, quien añadió que CPD debería buscar mejores métodos.

El activista dice que con la muerte de Toledo lo que se ha aprendido es a unirse más como comunidad y a organizarse para evitar más muertes. Y agrega que como comunidad están pidiendo que “haya un cambio positivo y que la muerte del niño no sea en vano”.

La cobertura editorial de La Raza es posible en parte gracias al apoyo del Chicago Community Trust.

En esta nota

Adam Toledo Departamento de Policía de Chicago La Villita Reportajes Chicago

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain