Moody’s compra GGY y mejora notablemente sus ofertas en riesgo de seguros

NUEVA YORK–(BUSINESS WIRE)–Moody’s Corporation (NYSE: MCO) anunció hoy que acaba de adquirir GGY,
proveedor líder de software actuarial de avanzada para la industria
mundial de los seguros de vida. En combinación con los productos de
riesgo de seguros de Moody’s Analytics, la adquisición genera una oferta
para el riesgo empresarial líder en la industria, perfecta para las
aseguradoras y reaseguradoras mundiales especializadas en seguros de
vida.

El sistema AXIS Actuarial System de GGY es ampliamente utilizado por las
aseguradoras mundiales, las reaseguradoras y las consultoras más
destacadas dentro del sector de los seguros de vida, para sus
actividades relacionadas con los esquemas de precios, reservas, gestión
de activos y pasivos, modelado financiero, cálculos de capital y
cobertura del riesgo. Las soluciones de GGY se pueden utilizar desde una
plataforma avanzada de ejecución en la nube o como instalación de
software; de ese modo, los clientes pueden disponer rápidamente de la
flexibilidad que necesitan para desplegar la potencia informática a gran
escala que ya es imprescindible en las operaciones complejas de análisis
de los seguros.

“Con las potentes soluciones actuariales de GGY podremos ampliar
notablemente las capacidades de Moody’s Analytics para las aseguradoras
que eligen nuestras soluciones”, señaló Mark Almeida, presidente de
Moody’s Analytics. “Los productos de GGY son ampliamente utilizados en
todos los niveles de la industria de los seguros de vida y ofrecen
herramientas de análisis de calidad superior, además de opciones
flexibles para implementarlas que generan un importante ahorro de costos
y reducen los riesgos operativos”.

El conjunto de productos AXIS complementa el abanico de soluciones para
el riesgo que ofrece Moody’s Analytics a las aseguradoras, como por
ejemplo, las herramientas para gestión de los datos, el flujo de
trabajo, el capital normativo y la generación de informes, además de sus
funciones de vanguardia para simulación y modelado del crédito.

No se dieron a conocer los términos de la operación, la cual produciría
una dilución de U$S 0,02 en el BPA de Moody’s en 2016. GGY registró
ingresos anuales en torno a los U$S 28 millones en 2015.

ACERCA DE MOODY’S CORPORATION

Moody’s es un componente esencial de los mercados mundiales de capital,
que provee calificaciones crediticias, investigación, herramientas y
análisis que contribuyen a que los mercados financieros sean
transparentes e integrados. Moody’s Corporation (NYSE:MCO) es la
compañía madre de Moody’s Investors Service, que provee calificaciones
crediticias e investigación sobre instrumentos y títulos de deuda y de
Moody’s Analytics, que ofrece software de vanguardia, servicios de
asesoramiento e investigación para análisis crediticio y económico y
gestión del riesgo financiero. La corporación, que informó ingresos por
$3,5 mil millones en 2015, emplea a unas 10.400 personas en todo el
mundo, con presencia en 36 países. Para consultar más información,
visite www.moodys.com.

Aviso de protección legal conforme a la Ley estadounidense de Reforma
de Litigios sobre Valores Privados de 1995

Algunas de las afirmaciones contenidas en el presente comunicado
constituyen declaraciones anticipadas y se basan en expectativas, planes
e intenciones futuros sobre el negocio y las operaciones de Moody’s que
implican una serie de riesgos e incertidumbres. Las declaraciones
anticipadas que aparecen en este comunicado corresponden a la fecha del
mismo y la empresa no asume obligación alguna de complementar,
actualizar o revisar tales declaraciones anticipadas, ya sea como
resultado de desarrollos posteriores, de la modificación de las
expectativas o por cualquier otro motivo. De conformidad con los
términos de las disposiciones de garantía de protección legal de la Ley
estadounidense de Reforma de Litigios sobre Valores Privados de 1995
(Private Securities Litigation Reform Act of 1995), la empresa señala la
existencia de ciertos factores que podrían ocasionar que los resultados
reales difirieran, quizás sustancialmente, de los indicados en estas
declaraciones anticipadas. Entre estos factores, riesgos e
incertidumbres se incluyen, a título meramente enunciativo, las
perturbaciones actuales en los mercados de crédito y la desaceleración
económica mundiales que están afectando y podrían seguir afectando el
volumen de la deuda y otros valores emitidos en mercados de capital
nacionales y/o globales, otras cuestiones que podrían afectar el volumen
de la deuda y los títulos emitidos en mercados de capitales nacionales
y/o mundiales, como las cuestiones relativas a la calidad del crédito,
los cambios en las tasas de interés y la volatilidad de los mercados
financieros, el nivel de actividades relacionadas con las fusiones y
adquisiciones en Estados Unidos y el extranjero, la incertidumbre en
cuanto a la eficacia y las posibles consecuencias colaterales inciertas
de las iniciativas de Estados Unidos y de los gobiernos extranjeros para
responder a las disrupciones actuales que sufre el mercado mundial de
crédito y la recesión económica, las preocupaciones en el mercado que
afectan la credibilidad de Moody’s o la percepción del mercado en cuanto
a la integridad o utilidad de las calificaciones de las agencias
independientes, la introducción de tecnologías o productos competidores
por parte de otras empresas, la presión sobre los precios que ejercen la
competencia y/o los clientes, el grado de éxito del desarrollo de los
nuevos productos y la ampliación mundial, el impacto de la normativa
como un NRSRO, el potencial de las nuevas legislaciones y
reglamentaciones locales y estatales de EE.UU., entre ellas las
disposiciones de la Ley de Reforma Financiera y las normas que pudieran
derivarse de ella, el posible aumento de la competencia y de la
normativa en la U.E. y en otras jurisdicciones extranjeras, la
exposición a litigios derivados de las opiniones de calificación de
Moody’s, así como cualquier otro litigio, actuaciones gubernamentales o
normativas, investigaciones e indagatorias a las cuales la empresa
pudiera ser sometida ocasionalmente, las disposiciones de la Ley de
Reforma Financiera que modifiquen las normas procesales y las normativas
de la U.E. que cambien las normas de responsabilidad, aplicables a las
agencias de calificación de crédito en contra de los intereses de éstas,
las disposiciones normativas de la U.E. que impongan nuevos requisitos
fundamentales de procedimiento sobre el precio de los servicios, la
posible pérdida de empleados importantes, las fallas o el mal
funcionamiento de las operaciones o infraestructura de Moody’s, todo
tipo de vulnerabilidad a las amenazas informáticas u otras
preocupaciones en cuanto a la seguridad cibernética, el resultado de una
eventual revisión por parte de las autoridades fiscales de las
iniciativas mundiales de planificación fiscal de la empresa, sus
antecesores y sus subsidiarias sobre las cuales Moody’s hubiera asumido
una parte de la responsabilidad financiera, la exposición a eventuales
sanciones penales o por daños y perjuicios en caso de que la empresa
incumpliera con las leyes y regulaciones de Estados Unidos o de las
jurisdicciones extranjeras en las que opera la empresa, entre ellas las
leyes penales, contra la corrupción y las leyes locales que prohíben el
soborno a los funcionarios públicos, las consecuencias de las fusiones,
adquisiciones u otro tipo de combinaciones de negocios y la capacidad de
la empresa para integrar con éxito los negocios adquiridos, la moneda y
la volatilidad cambiaria, el nivel del flujo de caja futuro, el nivel de
las inversiones de capital, una disminución en la demanda de
instrumentos de gestión del riesgo crediticio por parte de las
instituciones financieras y otros factores de riesgo analizados en el
Formulario 10-K correspondiente al ejercicio fiscal cerrado el 31 de
diciembre de 2015 y demás documentos que la empresa presentara
oportunamente ante la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos.

El texto original en el idioma fuente de este comunicado es la versión
oficial autorizada. Las traducciones solo se suministran como adaptación
y deben cotejarse con el texto en el idioma fuente, que es la única
versión del texto que tendrá un efecto legal.

Contacts

Moody’s Corporation
Michael Adler, 212-553-4667
Vicepresidente
Ejecutivo

Comunicaciones institucionales
michael.adler@moodys.com
o
Salli
Schwartz, 212-553-4862
Director mundial de relaciones con los
inversores

sallilyn.schwartz@moodys.com