¡Qué no cunda el pánico!

Psiquiatra ofrece recomendaciones para controlar la ansiedad y la sensación de incertidumbre que ha generado el triunfo de Donald Trump

¡Muestra tu orgullo latino!

Sigue en Facebook a la voz de los hispanos en Chicago
¡Qué no cunda el pánico!

El triunfo del candidato republicano Donald Trump como Presidente electo de Estados Unidos ha generado un nerviosismo y una incertidumbre generalizada entre la comunidad inmigrante de este país y, en particular, entre los indocumentados.

La razón es lógica: el magnate centro gran parte de su campaña electoral en atacar a los inmigrantes, particularmente a los mexicanos; en prometer que hará cumplir las leyes de inmigración para deportar a todo residente indocumentado; y en que edificará un gran muro fronteriza entre Estados Unidos y México que hará pagar al país azteca. Igualmente prometió que no dará fondos provenientes de los impuestos federales a las ciudades del país que se nieguen a suspender el estatus de “ciudades santuarios”.

Ante estas posiciones amenazantes, desde los resultados de los comicios electorales realizados el pasado 8 de noviembre, no han parado las demostraciones contra Trump en varias ciudades importante del país, entre ellas Los Ángeles y Nueva York.

“Esto es un nerviosismo real y comprensible. Donald Trump es hoy una realidad, cuyo curso [como gobernante] se desconoce y es impredecible. Pero ese nerviosismo generalizado hay que controlarlo y saberlo manejar a nivel familiar, especialmente por la salud mental de los niños”, dice el psiquiatra Jairo Gómez, vinculado al White Memorial Medical Center de Los Ángeles.

Cómo controlar el temor

Para controlar ese sentimiento de miedo y nerviosismo en estos momentos de confusión ante lo desconocido,  el Dr. Gómez recomienda seguir estas medidas:

1- Informarse

“Toda persona sin documentos debe tratar de informarse lo más que puede sobre sus derechos y las acciones a las que puede recurrir para hacer lo menos traumática la experiencia de lo que pueda venir”, detalla el especialista en comportamiento humano, quien dicto varias cátedras en la Universidad del Sur de California.

Y es que cuando un individuo se informa muy bien sobre el sistema político del país donde vive, lo que está pasando y hasta donde el Presidente puede llegar y la oposición lograr, automáticamente tomará el control de su situación personal y podrá encontrar la ayuda necesaria para salir adelante.

2-  Controlar las emociones ante los menores

Este punto es fundamental, especialmente cuando se tienen niños pequeños.

“A los menores hay que protegerlos lo más que se pueda de los sentimientos de ansiedad, miedo e incertidumbre”, dice el experto. “Para ellos es gravísimo el ver que su hogar o la sociedad se derrumba. Los menores, por estar en plena etapa de formación, pueden quedar marcados emocionalmente por toda una vida. Por eso es importante tratar de ahorrarles, lo más que se pueda, un dolor o una pena que no ha ocurrido hasta el momento”.

Es así que para evitar poner nerviosos a los más chicos de la casa ante el panorama político poco alentador que se perfila para los inmigrantes durante el gobierno de Trump, el Dr. Gómez insta a padres y cuidadores (que podrían verse afectados) hablar de estos temas en presencia de los niños.

“Los menores cuyos padres demuestran inseguridad y nerviosismo, se van a sentir inseguros y no van a poder enfocarse en sus estudios, algo muy importante en su etapa de formación. Ellos tienen que sentirse seguros ante cualquier situación, y si tienen preguntas, hay que contestárselas de la manera más honesta pero dejándoles saber que ellos no tienen porque preocuparse, ya que papá y mamá tienen todo bajo control”, denota el psiquiatra.

3- Planificación

En vez de encarar la situación con una actitud de queja y temor, el Dr. Gómez dice que más bien hay que organizarse y planificarse.

“Las cabezas de la familia deben hablar a solas y encontrar respuestas a estas preguntas: ¿qué vamos a hacer si las medidas tomadas por el nuevo gobierno nos afectan?, ¿hay o no alguna ayuda legal a la que podemos acudir?, ¿hacia a dónde nos vamos a ir si las medidas nos  afectan? (…) Y de acuerdo con las respuestas hacer sus planes. Así estarán más tranquilos y evitarán las reacciones explosivas con palabras hirientes y despectivas y, sobre todo, de desesperanza que no serán nada buenas para los niños”, especifica el Dr. Gómez.

4- Hacer valer sus derechos

De verse los hijos acosados en las escuelas por sus compañeros de clase por el hecho de ser latinos (tal como ya se ha presentado en algunos estados del país, por el llamado “Efecto Trump” que puso a filo el racismo, el sexismo y la xenofobia), el psiquiatra dice que hay que hacer valer los derechos sin importar el estado legal que se tenga.

“Ante cualquier caso de agresión o acoso, hay que poner la queja en la rectoría y la asociación de padres de familia y si éstos no ponen atención a nuestras quejas, pues toca unirse con otros padres y poner la queja ante los distritos escolares y organizaciones que defienden los derechos de los inmigrantes”, concluye el Dr. Gómez.

Te recomendamos

%d bloggers like this: