Rubia natural para el fin de año

Una nueva técnica permite aclarar el cabello sin dejar de lucir natural

¡Muestra tu orgullo latino!

Sigue en Facebook a la voz de los hispanos en Chicago
Rubia natural para el fin de año

El rubio no pasa de moda, lo que se transforma es la manera de lograr que el cabello tome esta tonalidad sin dejar de verse cuidado y natural.

Con esta premisa, el peluquero Nick André, experto colorista, destaca que la nueva tendencia apunta hacia un estilo más natural en que el cabello luzca una degradación de color de la raíz hasta la punta.

“Es una tendencia de aplicar en la raíz el color que hemos formulado para lograr que el cabello luzca natural en un tono parecido a su color de base. Aplicamos un tono en toda la sección de la raíz, pero desde el principio hacemos unas divisiones donde vamos a hacer el efecto de color con las distintas técnicas que queremos lograr.

“Al final, se aplican tres tonos para dar calidez a la hebra. Se logra una ‘degradé’ de color habiendo un efecto de luz y sombra que permite lograr una dimensión de color”, explica el propietario de Nick André Salón, ubicado en Puerto Rico.

Hasta hace unos años, el método más popular para aclarar el cabello era el uso de “highlights” a través del cual se aclaraban mechones, pero siempre se veía muy marcada la diferencia de tonos y eso llevó a los coloristas a buscar una manera de cambiar el color a rubio de manera más orgánica.

“Ahora estamos viendo el efecto de luz y sombra. Digo que es como buscar lograr un efecto que se vea imperfecto pero haciéndolo perfectamente con las técnicas adecuadas. No es un mismo color que sale de raíz a punta, sino que podemos empezar con un color base e ir cambiando a otro tono de manera más sutil. El efecto es por debajo y en esa capa de arriba no se ven marcas de cambios de color”, menciona.

Este efecto no solo se utiliza cuando se busca una melena rubia sino que sirve para jugar con diversos tonos de moda. Esta temporada puedes optar por combinaciones de tonalidades cobrizas o castañas más cerca de la raíz y dorado, rojo, rosa, azul, gris, violeta o verde en el área de las puntas. “La selección de los colores va a depender del gusto de la clienta y de cuán atrevida sea”, añade Nick André.

Un factor determinante para mantener una melena teñida bonita es el cuidado que le brindes. El experto recomienda ponerte en manos de un experto en peluquería para cualquier cambio que desees realizar. Además, debes usar productos que limpien y acondicionen el cabello, pero que no lo maltraten. La hidratación semanal es vital para mantener la hebra bien nutrida.

Cómo lograr el cambio

Existen varios métodos para colorear el cabello. Uno muy popular es el proceso simple a través del cual se deposita color en hebra y se logra un cambio. Esa técnica es más común cuando no se esperan grandes cambios en el tono o se busca cubrir canas.

rubia
Foto: Juan Luis Martínez Pérez/El Nuevo Día

La otra manera de aclarar el cabello también se conoce como el doble proceso pues envuelve la acción de aclarar la hebra utilizando químicos para luego impregnarle el pigmento deseado creando la tonalidad deseada. Este proceso se inventó en la década de 1920 y desde entonces cada vez se mejora para que el daño al cabello sea menor.

¿De brunette a rubia?

Aunque parezca imposible, hay maneras de aclarar el cabello con el menor daño, pero es algo que requiere de tiempo, paciencia y un buen presupuesto, asegura Nick André.

El primer paso es buscar a un peluquero experto en el área de color, porque el proceso es menos complicado cuando quien lo realiza tiene el conocimiento y la experiencia para llevar a cabo ese cambio.

Algo que complica esta transformación es cuando la persona ya se ha teñido el cabello de oscuro. En esos casos se trata de un proceso que puede tomar varios meses.

Muchas veces toma más de una visita. Tiene que estar segura de que quiere el cambio y que tienen que cuidar intensamente el cabello. Además, un trabajo bien hecho en ese tipo de cabello, es un proceso costoso”, dice

Nick André explica que lo primero que hace en estos casos es una prueba tiñendo un mechón para ver cómo va a aclarar y por lo general, cuando ha sido pintado de oscuro, aclara por dentro de un tono y en la punta de otro.

“Les digo que a lo mejor voy a tener que ir por todo el cabello que no aclaró haciendo ‘highlights’ mechón por mechón para que quede uniforme. No es un trabajo fácil y no sucede en una hora, hay que tener paciencia, pero puede lograrse”, añade.

Rubias famosas

Por décadas el rubio siempre ha estado relacionado con la sensualidad, sobre todo cuando se habla de las celebridades del cine, la televisión y la música.

En las primeras décadas del siglo pasado, rubias como Lucille Ball, Veronica Lake, Betty Grable y Lana Turner  se apoderaron del cine. Sin embargo, no fue hasta la década de 1950 cuando las rubias “se pusieron de moda”, posiblemente con la aparición de la técnica de aclaración del cabello a través de los “highlights”.

En los 50, la carrera de Marilyn Monroe tomó mayor auge convirtiéndose en un símbolo de sensualidad y coquetería. Para esas mismas fechas también ganaron popularidad otras pelirrubias como Barbara Lang, Anita Ekberg, Jane Mansfield y Grace Kelly.

En los años 60, Brigitte Bardot, Catherine Deneuve, Doris Day y Twiggy, con otra variedad de tonos rubios, más amarillos y menos blancos, podían llevarse con igual éxito.

Con la década de 1970 llegaron los cortes en capas y la manera de llegar el rubio era más playero, con referentes de moda como las “Charlie Angel’s” Farrah Fawcett y Cheryl Ladd.

Madonna fue la rubia más influyente de los 80 con su cabello rubio platinado, en ocasiones corto y en otras en un largo mediano. Otras rubias que marcaron la pauta en esta década fueron Heather Locklear, Morgan Fairchild, Kim Basinger y Lady Di, cada una con un estilo diferente que apeló a mujeres de diversas edades.

Para los 90, fueron Sharon Stone, Pamela Anderson, Kate Moss, Cameron Díaz, Gwyneth Paltrow, Heidi Klum y Jennifer Aniston quienes popularizaron el rubio, pero un poco más matizado.

Con la llegada de un nuevo milenio, los estilos de cabello comenzaron a ser más variados, brindándole a la mujer moderna esa individualidad que tanto busca. Por eso, los estilos iban desde un rubio parejo y bastante claro a hasta otros en los que resaltaban los destellos de color. Entre las rubias más populares de la década estaban Scarlet Johansson, Charlize Theron, Sarah Jessica Parker, Reese Witherspoon, Kate Hudson, Christina Aguilera, Britney Spears y Gwen Stefani.

En la actualidad, se mantiene esa tendencia de llevar un cabello más al natural con diversas tonalidades claras con las que se logra el efecto de un cabello “besado por el sol”, afirma el peluquero Nick André. Algunos ejemplos son Taylor Swift, Blake Lively, Jennifer Lawrence, Kate Upton y Cate Blanchet.

– Liz Sandra Santiago

Te recomendamos

%d bloggers like this: