¡Ave Nicky! El retorno del reggaetonero

No te pierdas nuestra entrevista con Nicky Jam, que estrena nuevo álbum, "Fénix", y una película junto a Vin Diesel

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a La Raza en Facebook

¡Ave Nicky! El retorno del reggaetonero

¿Reggaetonero y romántico? Sí se puede. Y si no que le pregunten a Nicky Jam, el cantante de Boston- pero boricua de corazón– que ha conquistado las ondas cantándole al amor, con un ritmo muy pegadizo, eso sí. Aunque no existe una fórmula perfecta para explicar el cómo y el porqué de su espectacular ascenso al olimpo musical en el último par de años, no cabe duda de que su actitud humilde y guasona, además de sus colaboraciones con artistas como Enrique Iglesias o Gente de Zona, le han abierto las puertas a un éxito que se merece. Y es que Nick Rivera Caminero, su nombre real, lleva cantando desde los 11 años y no lo tuvo nada fácil hasta llegar donde está hoy.

En sus entrevistas, como en las letras de sus canciones, el cantante no tiene reparo en hablar de cómo en el pasado su adicción al alcohol y las drogas le metieron en un hoyo del que, con perseverancia y mucha música, supo salir adelante y llegó a convertirse en uno de los cantantes latinos con más éxito en todo el mundo.

Hablamos con él a seis días del estreno de su nuevo álbum “Fénix”, el último en diez años, que como su propia historia habla de resurgir y, como la criatura mitológica en la que se inspira, llegar a lo más alto después de haber estado muerto.

Aunque llevas mucho en esto de la música el éxito internacional te llegó de golpe, ¿cómo se digiere eso?

Trato de no pensar en el éxito y seguir enfocado en el trabajo y en hacer música. Hoy estamos aquí, pero mañana no se sabe. Llevo 25 años cantando, el éxito ya lo tuve, lo perdí, lo vuelvo a tener… Ahora tengo otra perspectiva.

Tus canciones hablan mucho de los momentos más difíciles que has vivido, ¿qué mensaje pretendes transmitir?

Quiero dar un ejemplo a los jóvenes que están metidos en ese hoyo y puedan pensar “si Nicky pudo yo también puedo”. Mi consejo principal es que digan no a las drogas, que es el mayor enemigo, y que tengan disciplina. La disciplina primero, la familia primero, Dios primero.

¿Recuerdas algún consejo que te sirvió en esa época?

Sí, uno que me dio un productor que fui a ver cuando estaba mal. Él no quiso trabajar conmigo y yo me enojé y tuvimos unas palabras, pero él me dijo: “Nicky no te molestes si nadie quiere trabajar contigo ahora, pero si tú no te quieres nadie te va a querer”. Esas palabras se me quedaron en la cabeza porque tenía toda la razón.

Últimamente algunos compañeros tuyos están siendo muy criticados por escribir canciones de reggaeton que muchos han tachado de machistas,  ¿cuál es tu opinión sobre esta polémica?

Yo no critico a nadie. En mi pasado también escribí mis temas machistas y mis cosas que no tenía que hacer y me tomó tiempo aprender. Ya cuando uno empieza a tener hijos y familia también cambian sus letras, pero no soy quién para criticar las fórmulas que utilizan otros para hacer música.

¿Musicalmente quiénes son tus referentes?

Me fascina Juan Luis Guerra, soy muy fanático de él. También me gustaba Luis Miguel; en rap LL Cool Jay y Jay Z y en bachata Romeo Santos.

Una colaboración con Juan Luis Guerra sería factible, ¿no? Quizá lea esta entrevista y te llame.

Ojalá. Dios te oiga y si pasa recuérdame que te de las gracias y te mande un porcentaje de las regalías (Risas). Siempre he querido trabajar con él. Obviamente para sentarse a trabajar con Juan Luis Guerra hay que hacer una lírica muy bonita y muy romántica porque él es muy estricto para eso, pero si hay alguien capaz de hacerlo soy yo.

Hablando de trabajar con grandes, ¿cómo surgió la oportunidad de rodar junto a Vin Diesel?

Él estaba buscando a alguien del mundo de la música urbana para interpretar a Lazarus en su nueva película, un capo mafioso de una isla, un personaje brusco, el que manda. El director, D.J. Caruso, fue quien le habló de mí para ese papel,  me llamaron al casting y aquí estoy, ahora soy Lazarus.

¿Cómo ha sido rodar con él?

Increíble, ¿quién no es fan de Vin Diesel? Él es mi pana. La verdad que hace un año creamos una bonita amistad y nos llevamos muy bien.

¿Qué fue lo más difícil de esta experiencia como actor?

Aprenderme el libreto. No soy muy bueno memorizando cosas, pero menos mal que conté con la ayuda de mi novia. Me ayudó a repasar las escenas… ella hacía de Vin Diesel (risas)

¿Te da miedo el tipo de fama asociada a Hollywood?

No, no, me apetece mucho. Sería una evolución para mi carrera muy buena. Lo del cine ya lo había pensado hace tiempo, pero siempre me parecía algo muy lejano, muy difícil… y mira, aquí estoy.

No te lo pierdas

El próximo 20 de enero se estrena su disco Fénix y también la película XXX: The Return of Xander Cage en las principales salas de Estados Unidos.

Te recomendamos