Faltan datos sobre latinos

Propuesta para recolectar datos de latinos en sistema penal juvenil

Guía de Regalos

Faltan datos sobre latinos
Expertos debatieron sobre justicia juvenil en Illinois, en la Universidad DePaul.
Foto: Foto Fabiola Pomareda / La Raza

La falta de datos precisos sobre los latinos en el sistema de justicia penal juvenil de Illinois tiene como consecuencia que no se puedan destinar recursos y poner en práctica programas para ayudar a esta población de manera específica, destacaron expertos en la materia.

De acuerdo con un reporte difundido el lunes en Chicago por el Consejo Nacional de La Raza, las instituciones de justicia juvenil y las jurisdicciones locales no están recolectando datos exactos sobre la etnicidad de los jóvenes de manera sistemática.

Algunas instituciones cuentan a los “latinos” como una categoría racial, en vez de una etnicidad, por lo que hay latinos que están siendo contados como “blancos, negros u otros”, contribuyendo a una errónea contabilización de la población hispana en el sistema, indica el documento ‘Counting Latino Youth in the Illinois Juvenile Justice System’.

Entre 2000 y 2009, el número de latinos menores de 18 años en Illinois aumentó un 21.5%; sin embargo, no existen números de cuántos menores latinos están en el sistema judicial del estado.

Julie Biehl, directora del Children & Family Justice Center de la Escuela de Derecho de la Universidad Northwestern, dijo que es importante para el sistema saber quiénes son estos muchachos y señaló que existe una limitación de datos en general.

“El contar con esta información es importante para buscar maneras de mantener a estos jóvenes alejados del sistema de justicia juvenil”, afirmó.

Mark Myrent, director de la Illinois Criminal Justice Information Authority, insistió en que la información es mal recolectada en la primera etapa del proceso; es decir, cuando el menor es detenido o arrestado por los oficiales de policía o alguaciles.

“Se podría implementar capacitación para que los oficiales de policía sepan cómo determinar la etnicidad hispana”, dijo Myrent.

Pero Biehl -quien ha trabajado con jóvenes encarcelados, representándolos en las cortes, y ha investigado varios casos de condenas injustas- opinó que esta estrategia está destinada al fracaso.

Primero, señaló que si se necesitaban datos para poder recibir recursos y el gobierno mismo estaba dificultando el acceso a fondos para implementar estrategias que permitan mejorar la recolección de datos, el panorama era muy difícil.

Por otro lado, dijo que actualmente trabaja tratando de educar a los menores de edad para que cuando sean detenidos tengan la fuerza de decir “tengo derecho a un abogado” antes de confesar o antes de sentirse forzados a declarar o testificar.

Biehl desconfía de la propuesta de que los policías sean los responsables de esta recolección inicial de datos, ya que los menores de edad usualmente se sienten intimidados, asustados y desconfían de los oficiales, que a veces pueden “no ser muy sensibles”, opinó.