Solicitudes no reflejan realidad

La cantidad de mexicanos en el extranjero que solicitaron registro para votar subió en comparación a 2006
Sigue a La Raza en Facebook
Solicitudes  no reflejan realidad
Consuelo Villanueva, oriunda de Michoacán, mostraba su paquete de inscripción el 29 de diciembre pasado en Casa Aztlán.
Foto: Foto Efe

Según cifras provistas por el Instituto Federal Electoral (IFE) de México a La Raza, al 27 de enero se habían recibido 5,270 solicitudes de registro para votar de mexicanos residentes en Illinois, después de que el 15 de enero concluyó el plazo para que los mexicanos que viven fuera de su país enviaran su solicitud de inscripción para votar en los comicios presidenciales del 1 de julio próximo.

En total, hasta el momento se han recibido 55,956 solicitudes de inscripción a la Lista Nominal de Electores Residentes en el Extranjero (LNERE), 5,270 provenientes de Illinois. Pero para activistas locales, el hecho de que haya aumentado el número de solicitudes en comparación con 2006 no necesariamente significa un progreso sustancial.

El IFE continuará recibiendo las solicitudes que lleguen por correo de todo el mundo hasta el 15 de febrero a las 12 de la noche, y hasta el 16 de febrero se tendrá una cifra final. Solo las solicitudes cuyos sellos de correo indiquen que fueron enviadas a más tardar el 15 de enero serán aceptadas.

De acuerdo con datos del IFE, en 2006 se recibieron 4,648 solicitudes de Illinois y al final votaron 2,833 mexicanos residentes en el estado.

Para Claudia Lucero, presidenta de la agrupación Durango Unido, en Chicago, “los números de registro no reflejan los números de mexicanos en el extranjero”.

“Sabemos y siempre se lo hemos dicho, tanto al IFE como al Congreso, que la falta de credencialización es un problema”, dijo, y agregó: “mientras no haya credencialización no va a haber un avance”.

“Yo parto de la premisa de que es un derecho que tenemos como mexicanos, así sean cinco los que van a votar. Es un derecho que se nos ha negado todo este tiempo”, expresó.

En su criterio también “hay gente que ha perdido el interés, porque realmente no hay nada que nos puedan ofrecer”.

Pero Carlos Arango, consejero del Consejo Consultivo del Instituto de los Mexicanos en el Exterior (CCIME) y director de la organización Casa Aztlán opina que ahora hay más entusiasmo que hace seis años.

“Hace seis años no había ningún entusiasmo por participar. Tal parece que había mucho rechazo de parte del mismo IFE; entonces nunca le dieron ningún seguimiento para que la gente se inscribiera y participara”, dijo.

No obstante, Arango coincidió en que las cifras no reflejan la realidad.

“Dicen que somos millones pero ya ves cuántos hay inscritos otra vez, así que no creo que el impacto sea mucho”.

Arango, quien también es dirigente en Chicago del Movimiento Regeneración Nacional (MORENA, vinculado al precandidato presidencial de izquierda Andrés Manuel López Obrador), explicó que en 2006 se devolvieron muchos formularios de inscripción, lo cual espera no suceda esta vez.

También espera que ahora la gente ejerza el voto. “De nuevo digo, puedes anunciar un producto pero de qué sirve si no tengo con qué comprarlo?”, cuestionó, refiriéndose a la falta de credenciales para votar.

Por su parte, Rogelio Martínez Faz, integrante de la agrupación Voto Potosino desde el Extranjero, comentó que “el hecho de que hayan aumentado el número de solicitudes para registro en la lista nominal del IFE, cualquiera que esta sea, en comparación al registro anterior, no necesariamente significa un progreso sustancial”.

“Si nos guiáramos por el ritmo en los aumentos de solicitudes, significaría que para el 2054 probablemente estemos cerca de lograr la cifra que refleje a los que tienen derecho y a los que tienen acceso al sufragio”, opinó Martínez.