Vienen cambios en la CTA

De aprobarse el plan de reestructuración, los cambios entrarían en vigor el próximo 16 de diciembre
Vienen cambios en la CTA
La CTA planea añadir más servicios a las rutas con mayor concurrencia de pasajeros. Foto Belhú Sanabria/La Raza

Después de 15 años, el sistema de transporte público de Chicago será revisado de manera integral con el fin de disminuir el hacinamiento y reducir los tiempos de espera en las paradas más concurridas de los buses y trenes, según las autoridades.

El plan de reestructuración de la Autoridad de Tránsito de Chicago (CTA) incluye la eliminación de 12 rutas de autobús, ya sea porque hay duplicación del servicio o por la baja afluencia de usuarios. Además, se añadirán 48 rutas, que son las más utilizadas, según un reporte de la CTA.

La Raza consultó la opinión de los usuarios en la calle.

Elda Tijerina vive en los alrededores del aeropuerto Midway y para llegar a su trabajo en el centro de Chicago tiene que tomar el autobús de la ruta #63, y luego hacer conexión con las líneas naranja y roja, lo cual le toma 40 minutos.

“Estas reestructuraciones serán un problema para la gente que no le gusta los cambios. Al comienzo puede ser difícil acoplarse, pero a la larga va hacer algo que nos beneficie a todos. Una de las cosas que también debería incluirse en estas mejoras sería la contratación de personal bilingüe, tanto en el área de servicio al cliente como en el personal de conductores de trenes y autobuses”, dijo Tijerina.

Bryant Esquivel, de 18 años, viaja dos horas diarias todos los días, en el autobús de la ruta #80, de su casa en Portage Park a su trabajo en el vecindario de Lakeview.

Esquivel reaccionó con escepticismo, pues no cree que estas reestructuraciones ayuden a obtener un mejor servicio. “Siempre hay arreglos todos los años, pero el resultado es el mismo. Espero que los recortes que se den en algunas rutas no hagan el tiempo de espera más largo y perjudique así a los pasajeros”, dijo.

Las autoridades afirman que con el plan se pretende aminorar la carga en el transporte. Por ejemplo, los autobuses con capacidad para 70 pasajeros, ahora no deberán exceder los 50 usuarios. Y en cuanto al servicio de trenes, que actualmente permite 90 pasajeros por vagón en hora pico, sólo se permitirá 75 personas después del cambio.

Durante la hora pico entre semana, se añadirán 17 recorridos a seis líneas de tren, sobre todo en las líneas azul, roja y café, que son las más activas del sistema.

Asimismo, fuera de la hora pico, la frecuencia de cada tren se incrementará hasta en 2.5 minutos en esas líneas y los fines de semana aumentará la frecuencia de servicio en las líneas más transitadas.

El 22 de agosto, la CTA dio a conocer posibles cambios y cancelaciones de algunas rutas de transporte público (Ver recuadro). Este plan será presentado en una audiencia pública el 4 de septiembre. La junta directiva de la CTA votará sobre la iniciativa el 12 de septiembre. De ser aprobado el plan, los cambios entrarán en vigor el 16 de diciembre.