Escuela continúa en la mira

Estudiantes, maestros y padres de familia han externado quejas sobre el manejo de la Little Village Social Justice High School
Sigue a La Raza en Facebook
Escuela continúa en la mira
La secundaria Little Village Social Justice High School. Foto Carolina Cruz/La Raza

En las últimas semanas han ocurrido varios cambios en la secundaria Little Village Social Justice High School, a cargo de la nueva directora interina Marisa Velásquez, según dijeron padres de familia, estudiantes y maestros.

La secundaria comenzó este nuevo año escolar con una nueva directora, a pesar de que en un año ya habían tenido cuatro directoras distintas, dijo a La Raza Ignacia Rivera, madre de familia de una estudiante de la escuela.

Durante las primeras semanas de clases hubo despidos de maestros veteranos y la nueva directora trató de eliminar clases avanzadas, según contó a La Raza Patricia Buenrostro, quien tuvo a su hijo matriculado en la escuela por dos años.

Actualmente, la situación parece estar volviendo a la normalidad, afirmaron algunos estudiantes, como Adriana Arenas.

Arenas, de 17 años, confirmó a La Raza que las autoridades educativas informaron a los estudiantes que las clases avanzadas de inglés, psicología y lenguaje, que fueron originalmente eliminadas, se reinstituirán en los próximos días.

Janet Manríquez, otra estudiante, también contó a La Raza que parte del personal que había sido despedido ha vuelto a sus puestos.

La Raza intentó contactar a la directora interina Velázquez para preguntarle el por qué de los súbitos cambios; pero hasta el momento de cierre no había devuelto nuestras llamadas.

Kathy Farr ejerció como directora en dicha secundaria de marzo a agosto de 2012. Farr ha trabajado con el Sistema de Escuelas Públicas de Chicago (CPS, por sus siglas en inglés) por 28 años; por eso mismo dijo a La Raza que quedó asombrada cuando el 7 de agosto le entregaron una carta de despido.

“Cuando pregunté por qué, me dijeron que, como era una empleada ‘por voluntad propia’ no me tenían que dar ninguna explicación”, comentó Farr.

“No ha habido ninguna respuesta, ni a los estudiantes, ni a los padres ni al concilio”, dijo Buenrostro, quien fue miembro del Concilio Local Escolar que escogió a Farr como directora.

Durante una audiencia pública se preguntó a los directivos de la red regional de CPS -West Side Network-, que supervisa la secundaria, sobre estas decisiones.

Martha Pedroza, maestra retirada que asistió al foro del 30 de agosto, dijo a La Raza que “los oficiales de la ‘network’ sólo decían que ellos no sabían por qué se hicieron esos cambios”.

“El ambiente estaba tenso al principio de clases y aún lo está un poco pero espero que mejore”, dijo Arenas.

Una de las preocupaciones de madres como Rivera es la forma en que funcionará la escuela ahora con la nueva administración. “A mí como madre lo que me gustaría es que CPS tomara en cuenta a los padres”, enfatizó Rivera.