Marchan contra crímenes policiales

Inspirados por aniversario de discurso de Martin Luther King piden que cese tortura e impunidad policial en Chicago
Marchan contra crímenes policiales
Familiares de Edwin Dávila, el pasado 28 de agosto. Foto Belhú Sanabria/La Raza

El 28 de agosto se cumplieron 50 años del histórico discurso del Dr. Martin Luther King ‘I have a dream’ (Yo tengo un sueño), pronunciado desde el Capitolio y que dio la vuelta al mundo creando conciencia sobre la lucha de los derechos civiles.

En Chicago, un sinnúmero de personas de distintos barrios, líderes comunitarios, religiosos y activistas le dieron a esta celebración un tono de protesta, pidiendo que paren los crímenes cometidos por policías.

Según la Chicago Alliance Against Racist and Political Repression, en los últimos cuatro años la policía de Chicago ha matado a 63 personas y ha disparado a otras 153. Esta violencia fue perpetrada contra 172 afroamericanos y 27 latinos.

La Alianza también alega que ni un sólo agente de policía ha sido acusado o castigado por estos delitos por el Consejo de la Policía o la Fiscalía del Estado.

El pasado martes este grupo de manifestantes se reunió en la Federal Plaza y marchó hacia la Daley Plaza.

Durante la marcha los inconformes demandaron que se enjuicien los crímenes policiales y que se cumplan las leyes que protegen los derechos civiles.

Los manifestantes esperaban algún pronunciamiento por parte del alcalde de Chicago Rahm Emanuel, pero según Frank Chapman, director de educación de la Alianza, no ha habido respuesta a su propuesta de crear un Civilian Police Accountability Council (CPAC) en Chicago.

También participaron personas con familiares que han sido torturados por policías y que fueron condenados injustamente por falsas confesiones.

Una causa común une a estos hispanos que llegaron a la marcha en el centro.

Según contaron a La Raza los familiares de Ricardo Rodríguez, Juan Hernández y Rosendo Hernández, y Edwin Dávila, por mencionar algunos, sus familiares fueron acusados de manera injusta por el policía Reynaldo Guevara. Hasta la fecha los implicados continúan purgando condena.

La mexicana María Rodríguez llegó a la marcha porque, según ella, su hermano Ricardo Rodríguez fue acusado de un crimen que no cometió.

“Lo acusan supuestamente de la muerte de un muchacho. Ricardo está 18 años en prisión, le dieron 90 años de condena; mi hermano es inocente, no tuvo nada que ver en esa muerte”, dijo Rodríguez.

Rodríguez mostró una pancarta con jóvenes que son parte de un grupo llamado ‘Comité Exigimos Justicia’. “Todos estos muchachos que se ven aquí fueron acusados por crímenes que no cometieron por el mismo policía Reynaldo Guevara”, afirmó la mujer.

La marcha contó con la participación de organizaciones como la Rainbow PUSH, la Coalition of Black Trade Unionists y familiares de los detenidos. El evento estuvo organizado por la Chicago Alliance Against Racist y Political Repression y Stop Police Crimes Organizing Committee.

Los activistas también trajeron a colación la muerte del afroamericano Trayvon Martin, caso que evidencia que el perfil racial continúa en esta sociedad, dijeron.

En tanto, Adam D. Collins portavoz del Departamento de Policía de Chicago, indicó en una declaración a La Raza que “si bien hasta la fecha en toda la ciudad ha habido menos delincuencia, menos tiroteos y menos asesinatos que en cualquier año desde 1965, aún hay más trabajo por hacer”.

“Vamos a continuar la implementación de nuestra estrategia policial y continuar nuestra estrecha colaboración con la comunidad, y no descansaremos hasta que todos en Chicago cuenten con el mismo sentido de la seguridad”, destacó Collins.