Habla sobre asuntos bilaterales México-EE.UU.

Sergio Alcocer, Subsecretario para América del Norte, habló sobre servicios consulares, reforma migratoria y crimen organizado
Habla sobre asuntos bilaterales México-EE.UU.
Sergio Alcocer, Subsecretario para América del Norte de la SRE de México. Foto Belhú Sanabria/La Raza

El Subsecretario de México para América del Norte, Sergio Alcocer, visitó Chicago para refrendar el interés de la Secretaría de Relaciones Exteriores por los connacionales mexicanos en Estados Unidos. En entrevista con La Raza dio detalles sobre su trabajo.

Con respecto a qué cabildeo realiza el Gobierno de México en pro de la reforma migratoria en EE.UU., Alcocer aseguró el cabildeo se hace por los canales que causan el mayor impacto con la menor estridencia posible.

“Hemos emprendido un proyecto de reingeniería de los procesos consulares, que va dirigido a utilizar la tecnología actualmente disponible para poder reducir los tiempos de espera, para poder disminuir los documentos que se requieren para la expedición de un pasaporte y de una matrícula, que son los dos documentos principales. También estamos viendo la distribución de la población y cómo va cambiando en magnitud y en zona geográfica, para ver la necesidad de nuevos consulados”.

“Estamos trabajando de manera directa con el consulado de Chicago. Vamos a abrir jornadas [extraordinarias]. Vamos a eliminar la necesidad de que nos traigan las fotocopias, que en ocasiones se rechazan porque no son legibles o no son del tamaño adecuado, o bien fotografías que únicamente las utilizamos para engraparlas en una solicitud. Lo que vamos a hacer es que la misma fotografía que le tomemos a la persona sea la que se imprima como parte de la solicitud y lo único que le pediremos al connacional es que firme de conformidad que todos los datos son adecuados”.

“El gobierno de México ha venido trabajando muy estrechamente a través de reuniones para acercarnos al poder ejecutivo y al poder legislativo de los Estados Unidos para señalar claramente que es en el mejor de los intereses de México y de Estados Unidos que esta reforma migratoria se pueda llevar a cabo. Públicamente hemos mantenido una posición de respeto, una posición de seguimiento al trabajo, hemos aportado datos a las organizaciones migrantes pro reforma, hemos ofrecido información para que la discusión sea la más positiva posible, lo más objetiva posible y México como país y el gobierno de México no pondrá el nombre de México como un factor divisorio, como un factor de discusión alrededor de la reforma migratoria”.

“Hacemos un esfuerzo importante a través de los consulados. Nuestros consulados y el personal de nuestros consulados no son policías, no somos sustitutos de las agencias de investigación de crímenes. Lo que hacemos es ofrecer servicios de asesoría, de guía, de consejo a los migrantes, para que puedan tener claridad sobre cuáles son sus derechos y cómo pueden defenderse”.

“Hay una coordinación cotidiana entre las diferentes agencias que están involucradas en el tema. En México, la combinación de los esfuerzos que realiza la Secretaría de Gobernación con la Secretaría de Defensa Nacional, Marina, Procuraduría General de la República, el CISEN, la Secretaría de Hacienda, el Departamento del Tesoro, tienen un rol relevante para identificar espacios de lavado de dinero, tanto en México como en Estados Unidos y mantener una comunicación segura muy eficiente sobre estos casos para que de manera conjunta se hagan las investigaciones. Hay un trabajo permanente de las agencias americanas con las agencias mexicanas, no solamente para los delitos que se mencionan, sino para evitar el trasiego de armas, y evitar o reducir los efectos del crimen organizado”.