Habla sobre asuntos bilaterales México-EE.UU. (Video)

Sergio Alcocer, Subsecretario para América del Norte de la Secretaría de Relaciones Exteriores de México habló sobre servicios consulares, reforma migratoria y crimen organizado.
Habla sobre asuntos bilaterales México-EE.UU. (Video)
Sergio Alcocer, Subsecretario para América del Norte de la SRE de México.
Foto: Belhú Sanabria / La Raza

Chicago.- El Subsecretario de México para América del Norte, Sergio Alcocer, visitó Chicago para refrendar el interés de la Secretaría de Relaciones Exteriores por los connacionales mexicanos en Estados Unidos. En entrevista con La Raza dio detalles sobre su trabajo.

Con respecto a qué cabildeo realiza el Gobierno de México en pro de la reforma migratoria en EE.UU., Alcocer aseguró el cabildeo se hace por los canales que causan el mayor impacto con la menor estridencia posible.

-¿Hay planes de abrir más consulados e implementar mejoras?

“Hemos emprendido un proyecto de reingeniería de los procesos consulares, que va dirigido a utilizar la tecnología actualmente disponible para poder reducir los tiempos de espera, para poder disminuir los documentos que se requieren para la expedición de un pasaporte y de una matrícula, que son los dos documentos principales. También estamos viendo la distribución de la población, cómo va cambiando, tanto en magnitud como en zona geográfica, para ver la necesidad de nuevos consulados y que estos pues tengan el tamaño las dimensiones y la modalidad que se requiere”.

-Para noviembre se espera un gran aumento en la solicitud de documentos para tramitar las licencias de manejo para indocumentados en Illinois. ¿Qué se tiene planeado para atender esta demanda?

“Estamos trabajando de manera directa con el consulado de Chicago. Vamos a abrir jornadas [extraordinarias]. Vamos a eliminar la necesidad de que nos traigan las fotocopias, que en ocasiones se rechazan porque no son legibles o no son del tamaño adecuado, o bien fotografías que únicamente las utilizamos para engraparlas en una solicitud. Lo que vamos a hacer es que la misma fotografía que le tomemos a la persona sea la que se imprima como parte de la solicitud y lo único que le pediremos al connacional es que firme de conformidad que todos los datos son adecuados”.

El gobernador de Morelos Graco Ramírez visitó Chicago y dijo que el gran error que cometió México al firmar el TLC México-EEUU fue no incluir el capítulo de los derechos humanos y el trabajo del migrante como una mercancía. ¿Qué opina al respecto?

“Los fenómenos migratorios cambian. Lo que fue la concepción de hace 20 años del NAFTA es diferente de lo que es ahora, sencillamente porque el mundo de hace 20 años es diferente del actual, entonces actualmente tenemos que reconocer un fenómeno migratorio característico de la globalización, en donde hay un mayor intercambio de flujos de personas, no solamente en los países que tradicionalmente eran fuente de origen de migrantes, sino que ahora están siendo fuentes de destino, como es el caso de México, a donde migran personas de Centroamérica incluso de Sudamérica ya no como tránsito a EE.UU. sino incluso como destino. Tenemos que reconocer que este es un fenómeno y hay que adecuar las políticas para un fenómeno que va cambiando”.

-¿Qué se está haciendo para cabildear por una reforma migratoria?

“El gobierno de México ha venido trabajando muy estrechamente a través de reuniones para acercarnos al poder ejecutivo y al poder legislativo de los Estados Unidos para señalar claramente que es en el mejor de los intereses de México y de Estados Unidos que esta reforma migratoria se pueda llevar a cabo. Es de interés para Estados Unidos porque las contribuciones de los migrantes serían legalmente reconocidas al momento de tener un estatus migratorio diferente, un estatus migratorio que les permita trabajar y desarrollarse de manera regular en EE.UU.

Públicamente hemos mantenido una posición de respeto, una posición de seguimiento al trabajo, hemos aportado datos a las organizaciones migrantes pro reforma, hemos ofrecido información para que la discusión sea la más positiva posible, lo más objetiva posible y México como país y el gobierno de México no pondrá el nombre de México como un factor divisorio, como un factor de discusión alrededor de la reforma migratoria”.

-¿Qué se está haciendo para mejorar la protección al migrante?

“Hacemos un esfuerzo importante a través de los consulados. Nuestros consulados y el personal de nuestros consulados no son policías, no somos sustitutos de las agencias de investigación de crímenes. Lo que hacemos es ofrecer servicios de asesoría, de guía, de consejo a los migrantes, para que puedan tener claridad sobre cuáles son sus derechos y cómo pueden defenderse”.

-La Administración de Cumplimiento de Leyes sobre las Drogas (DEA) ha declarado al Chapo Guzmán, líder del Cartel de Sinaloa, como el enemigo público número uno en Chicago. ¿Cómo trabaja México con EE.UU. para controlar el narcotráfico?

“Hay una coordinación cotidiana entre las diferentes agencias que están involucradas en el tema. En México, la combinación de los esfuerzos que realiza la Secretaría de Gobernación con la Secretaría de Defensa Nacional, Marina, Procuraduría General de la República, el CISEN, la Secretaría de Hacienda, el Departamento del Tesoro, tienen un rol relevante para identificar espacios de lavado de dinero, tanto en México como en Estados Unidos y mantener una comunicación segura muy eficiente sobre estos casos para que de manera conjunta se hagan las investigaciones. Hay un trabajo permanente de las agencias americanas con las agencias mexicanas, no solamente para los delitos que se mencionan, sino para evitar el trasiego de armas, y evitar o reducir los efectos del crimen organizado”.

-Hay opiniones divididas de los connacionales sobre las privatizaciones de PEMEX y la Comisión Federal de Electricidad. ¿De qué manera favorecería su privatización a México?

“Primero que nada no se está privatizando nada. Lo único que se está permitiendo es que se pueda invertir capital diferente del de PEMEX, diferente del gobierno en el desarrollo de energí, tanto en el petróleo como en la energía eléctrica, lo cual abre la posibilidad de que tanto el sector privado mexicano como el sector privado internacional puedan contribuir en esto. Pero eso no significa que los activos de PEMEX o CFE [Comisión Federal de Electricidad] se vendan. No es el caso. Ni tampoco significa que el control de la energía primaria petrolera o de la energía eléctrica pase a manos privadas. Entonces de ninguna manera hay una privatización y lo que sí es muy claro es el hecho de que los recursos tecnológicos y el capital de riesgo que puedan aportar estas empresas contribuirán a que se desarrolle más rápidamente un sector que es fundamental para que el resto de la economía crezca”.