Estudian propuesta sobre planta de reciclaje de metales en Pilsen

Estaría frente a la secundaria Benito Juárez y, según activistas y vecinos, generaría en Pilsen ruido y peligrosas emisiones contaminantes. El tema se estudiará el 21 de febrero en el Ayuntamiento de Chicago
Estudian propuesta sobre planta de reciclaje de metales en Pilsen
Miembros de la junta de zonificación de apelaciones durante la última reunión en que pospusieron la audiencia.
Foto: Cortesía

Chicago.-Después de haber logrado la victoria con el cierre de la planta generadora de electricidad a base de carbón Fisk en 2012, la lucha de residentes y de líderes pro ambientalistas por mantener el aire limpio en el barrio de Pilsen no ha cesado.

Esta vez, los esfuerzos de algunos líderes de la comunidad están concentrados en evitar el funcionamiento de Pure Metal Recycling, una planta trituradora de metal propiedad en gran parte de Brett Baron.

De aprobársele el permiso que está solicitando la compañía Pure Metal Recycling, esta planta empezaría a operar en el corredor industrial de la avenida Cermark.

El terreno de 14 acres en el que se planea construir dicha planta de reciclaje está en la esquina sureste de Cermark Road y la calle Loomis, en el barrio de Pilsen, cerca del río Chicago. La edificación de la planta podría oscilar en $30 millones. Y estaría enfrente de la escuela secundaria Benito Juárez, razón por la que vecinos de la zona y ambientalistas están inconformes con la propuesta.

Y más aún por los efectos contaminantes por partículas y diesel además del constante ruido que podrían generar las maquinarias.

Para Nelson Soza, director ejecutivo de la Alianza de Pilsen, esta trituradora emite contaminación por partículas de plomo y otras partículas como mercurio que son nocivas para la salud. “La trituradora emite mucho ruido y por su tamaño puede ocasionar accidentes”.

Pero lo que más le preocupa a Soza es que la contaminación de diesel sumada con los otros efectos contaminantes puede ser peligrosa para los vecinos de Pilsen: “en particular los más perjudicados son los estudiantes de la secundaria Benito Juárez que están enfrente del terreno”.

Por su parte, mediante una declaración la Agencia Estatal Ambiental de Illinois (EPA) indicó que ha sido informada de que la empresa Pure Metal Recycling podría ser localizada cerca de la Escuela Benito Juárez.

En el documento también se lee que “los residentes del área han contactado a la EPA con preguntas generales sobre trituradoras metálicas. En caso de necesitarse un permiso, este será expedido por EPA Illinois. La empresa tendrá que tener un permiso en caso de emitirse contaminantes aéreos más allá de cantidades reguladas”.

Soza dice que el argumento de la compañía es que van a generar más fuentes de empleo. “Planean ofrecer 100 puestos de trabajo y van a pagar $10 por hora. Pero ¿por qué otra planta trituradora de metal en Pilsen si ya tenemos una: Sims Metal Management que paga $15 la hora y hay sindicato”, cuestionó Soza.

Jerry Mead-Lucero, organizador comunitario de la organización Derechos y Reforma Ambiental de Pilsen (PERRO) dijo a La Raza que es bueno que empresas fomenten empleo siempre y cuando no lo hagan a expensas de la salud de las personas.

Tanto la Alianza de Pilsen como PERRO, organizaciones que han luchado por mantener el aire limpio de Pilsen, han expresado un rotundo desacuerdo con que se apruebe el permiso para que Pure Metal empiece a operar allí.

El diario Sun Times hizo una investigación en agosto pasado en la que, entre otras cosas, dejó ver que la empresa Pure Metal Recycling y Acme Refining tenían alguna conexión. Y esto es porque esta última se presume dio contribuciones a la organización demócrata del distrito 25 por la suma de $32,500.

Mark Swedlow, presidente de Pure Metal Recycling, dijo a La Raza que esa compañía no tiene conexión con Acme Refining y que de aprobársele el permiso para operar a su compañía, los trabajos y los sueldos de los trabajadores dependerán de su posición y de sus destrezas para realizar el trabajo.

Y cuando se le preguntó sobre los posibles efectos contaminantes, él dijo que utilizarán los estándares y equipos modernos para preservar la salud y el aire limpio.

La Raza intentó contactar al concejal del distrito Daniel Solís (D-25) para preguntarle sobre cuál es su posición frente a esta compañía, entre otros puntos.

Pero hasta el cierre de la edición solo se recibió esta declaratoria: “El concejal Solís está todavía estudiando esta propuesta y quiere también conocer la opinión de la comunidad”, dijo Stacy Raker, portavoz de Solís. Y agregó: “La próxima audiencia de zonificación de apelación a considerar la propuesta se llevará a cabo el 21 de febrero de 2014 y será abierta al público”.